Oklahoma City Thunder, mis favoritos al anillo

Oklahoma City Thunder, mis favoritos al anillo
Oklahoma City Thunder, mis favoritos al anillo

Pues sí. En mi opinión, y tras haberles visto la gran mayoría de partidos que han jugado en esta saturada temporada, he de cambiar mi favorito inicial, Miami Heat, por este grupo de jugadores que han sido capaces de unir un gran talento individual en muy determinadas facetas, para formar un colectivo que cuenta con numerosas armas para ganar partidos. Y ganando partidos, se ganan los campeonatos.

Para empezar tienen a un trío de jugadores que aseguran una media de setenta puntos por partido, lo que supone sólo unos veintidós puntos menos que la media total de muchos de los equipos de la liga. Hablo de Kevin Durant,Russell Westbrook y James Harden. El primero es uno de los dos mejores aleros de la liga (yo no podría elegir entre él y James). Imparable. Con su altura y su velocidad es una maquina ofensiva a la que no sabes como parar. Tiene todos los recursos ofensivos que puedes pedir a un jugador. Si le das un metro te mata con su tiro exterior. Si le defiendes “pegado” te gana con el, para mí, mejor primer paso de la liga, lo que le convierte en imparable cuando inicia las penetraciones. Si decides hacerle falta (y es uno de los jugadores que más veces viaja a la línea de tiros libres) te mete casi nueve de cada diez tiros de los que dispone.

Como compañero de armas tiene a uno de los bases más agresivos de la liga. Westbrook es el prototipo de base que poco a poco va desplazando a los bases directores ya que primero es un anotador y luego un distribuidor. Muy criticado por su aceleración en determinados momentos de algunos partidos y por su tendencia a perder demasiados balones (cosa lógica si vemos la cantidad de balón que “amasa” y la cantidad de jugadas ofensivas que él mismo se fabrica) no deja de mostrar partido tras partido que ofensivamente es muy difícil de parar, y que a su enorme capacidad de penetrar hacia el aro con una fuerza y una velocidad desmesurada, ha unido una mejoría muy evidente de su tiro en suspensión y en carrera, así como un mayor acierto desde el triple. Si a todo eso le sumamos lo activo que es defensa y la cantidad de balones que roba precisamente por esa velocidad de piernas y brazos que tiene, tenemos que acabar perdonando esos defectos reseñados porque al final te da mucho más de lo que te resta.

Para acabar con la carga ofensiva del equipo no podemos dejar de lado a ese Sexto Hombre (máximo candidato a dicha mención) que es un titular que sale del banquillo y que permite que el nivel de anotación del equipo se mantenga cuando descansan Durant o Westbrook, y que, cuando coincide con ellos en cancha (no pocos minutos) haga imposibles las ayudas a las defensas ya que es un jugador al que no puedes dejar libre. James Harden, excelso tirador de tres, tiene además una gran capacidad para correr el contraataque llevando el balón para acabar, bien pasando a un compañero (es un gran pasador en transición) o penetrando “hasta la cocina” protegiendo muy bien con su cuerpo el balón y dejando bandejas cómodas con mucha facilidad. Al igual que los anteriores, tiene mucha capacidad para “sacar” faltas a los contrarios y es un seguro de vida desde el tiro libre.

Con todo esto, parece fácil entender que basta una pequeña aportación del resto de jugadores en esta faceta, para comprender la facilidad con que Oklahoma se va hasta los casi 104 puntos por partido, lo que le convierte en el equipo más anotador de la liga.

Pero no todo acaba en la parcela ofensiva. Defensivamente tienen una de las parejas interiores más potentes de la liga. La dupla Ibaka-Perkins garantiza que cada punto que el rival obtenga en la pintura sea a base de “sudar sangre”. El “español” es el mejor taponador de la liga con más de tres tapones por partido. Un león de la pintura. Perkins no es tan espectacular, pero si pone una enorme cantidad de kilos y músculo destinados a la defensa y protección del aro. Si a ello le sumamos la ya mencionada agresividad de Westbrook para el robo de balones, y la presencia de un especialista defensivo en el perímetro como Sefolosha (baste mirar el partido contra Lakers y su marcaje a Bryant) el cual es rapidísimo, con unos brazos muy largos y una especial habilidad para pasar bloqueos sin dar un metro a su rival, podemos entender que no estamos ante un equipo “desequilibrado”. Con todo ello no están al nivel defensivo de Chicago (paradigma de lo que es un equipo caracterizado por su defensa) pues los rivales llegan, de media, a los noventa y siete puntos (lo que les sitúa en la mitad de la tabla en esa categoría) por encuentro, pero, en mi opinión, es más por el ritmo de partido tan alto que ponen y la cantidad de ataques-defensas que se producen que porque realmente sean un equipo mal defensor.

Una vez diseccionados los puntos fuertes del equipo, toca hacer referencia a los puntos débiles que señalan, porque los tienen, los que muestran dudas a que este equipo pueda ganar el anillo y que se centran en la juventud del equipo y en la ausencia de un banquillo de calidad. Pues bien, voy a tratar de hacer ver como esos “puntos débiles” pierden algo de peso cuando hablamos de los playoffs.

  1. Es un equipo joven, sí, pero cuya base está formada por jugadores con más de cuatro años de experiencia en la liga y ya muy acostumbrados a jugar al más alto nivel. Esa juventud, que a priori trae asociada una inexperiencia que puede pesar en partidos igualados de eliminatorias decisivas, les da ventaja en post-temporada sobre sus grandes rivales del Oeste (Lakers,Spurs) los cuales pueden acusar en exceso esos “años” cuando los partidos se endurecen y haya una final cada dos días. A “piernas” no les va ganar nadie.
  2. La, a priori, menor profundidad de plantilla con respecto a equipos como Mavs o Grizzlies, incluso, los Spurs, puede verse compensada por el hecho de que en postemporada las rotaciones de los equipos se suelen “acortar”, algo que será nuevo para sus rivales y no tanto para ellos, pues ya de por sí, cuentan con una rotación muy corta en la que los Collison, Mohamed o Fisher tienen muy asumido su rol de dar descanso a los titulares o suplirles en momentos puntuales de problemas de faltas.

Con todo, ese camino al anillo no va a ser un camino de rosas pues en el Oeste va a haber eliminatorias duras e igualadas desde la primera ronda ya que el nivel de los equipos en esta conferencia es muchísimo más parejo que en el Este, donde salvo sorpresa de las gordas, la final enfrentará, sin lugar a dudas, a los Bulls y a los Heat. Y es de este presumible enfrentamiento del que puede salir el equipo que pueda dar al traste con esta previsión, pues creo que si el rival en esa hipotética final es Miami, Oklahoma será claro favorito porque es mucho más fuerte en la pintura, tiene un mucho mejor base y el puesto en que el Miami es superior (escolta) es donde la combinación de Sefolosha (defensa) y Harden (ataque) pueden compensar esa ventaja de Wade. Además, el otro punto más fuerte que tiene Miami, el banquillo, ha dado un gran bajón este último mes.

En cambio, si el rival es Chicago, sí tiene un quinteto capaz de plantar cara al de Oklahoma y en cambio es su banquillo el que puede desequilibrar la eliminatoria porque los “gregarios” de los Bulls si son mucho más decisivos en los partidos debido al tremendo nivel defensivo que ofrecen. Pero entonces, ¿Por qué no considero favoritos a los Bulls? Sencillo. Porque creo que esa presumible final del Este si la gana Miami.

Por ello, y con el riesgo que supone este tipo de previsiones, acabo el artículo igual que le comencé: “LOS THUNDER SON MIS FAVORITOS AL ANILLO”.

- Adolfo Carballo (@shinchan2005) -

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter