Louisville y Michigan a por la Final de la NCAA

Los favoritos se imponen y llegan a la gran final

Georgia Dome, Atlanta/ncaa.com
Georgia Dome, Atlanta/ncaa.com

Ya hay finalistas de la Final Four de la NCAA, Louisville se imponía después de una gran remontada final a los Shockers de Wichita State, quienes llegaban a esta final four como la "cinderella" y casi estuvieron a punto de dar la última sorpresa, sorpresa que ya dieron eliminando a una de las grandes favoritas como era Gonzaga, en el otro partido Michigan se imponía a Syracuse y su defensa en zona, después de ir todo el partido por delante. Así pues, la final ya está en marcha, los Cardinals de Louisville y los Wolverines de Michigan se enfrentarán el próximo lunes a las 13.00 h en el Georgia Dome de Atlanta.

Wichita State y Louisville abrían el fuego de esta apasionante Final Four, tras un inicio muy espeso por parte de Louisville los Shockers adquirían la primera ventaja tras endosarles un parcial de 8-0, tiempo muerto de los Cardinals y ahí empezaba la final para ellos. De esta manera Louisville cumple con un objetivo que perseguía desde que en la pasada edición de la Final Four caía ante Kentucky, el lesionado Kevin Ware estuvo más que presente tanto en la pista como en el espíritu de sus compañeros.

El partido estuvo dominado por Wichita State, hasta el punto que con apenas 13 minutos para la finalización del mismo, los Shockers tenían una ventaja de 12 puntos, 47-35. Pero a partir de ese momento, un parcial de 21-5 le dio la vuelta al marcador. El mejor jugador del partido fue sin duda el junior de Louisville Lucas Hanckok, uno de esos "artistas" invitados a los que nadie espera, quien con 20 puntos, 14 de ellos en la segunda mitad fue clave para la victoria de Louisville.

Rick Pitino buscará de esta manera su segundo título de la NCAA, parece clave su presencia en este equipo tal y como declaraba el jugador de los Cardinals Shiva, en un momento de partido en el que las cosas no iban bien, Kevin Ware se levantó cojeando y acudió al corrillo del tiempo muerto, Pitino les dijo a sus chicos "simplemente salid ahí y disfrutad, seguid jugando porque vais a ganar el partido" y así fue.

Michigan se impuso en la otra semifinal a la correosa Syracuse de Jim Boeheim, y lo hizo sin sus mejores hombres, ya que entre Trey Burke, Tim Hardaway jr y Stauskus Nik, hicieron un paupérrimo 5-29 en lanzamientos de campo, ante la archiconocida zona 2-3 de los Orange, pero fueron capaces de imponerse en parte gracias a McGary, quien con 10 puntos a los que acompañó de 12 rebotes, cinco de ellos en ataque, presentó su candidatura a ser escogido como mejor jugador de esta Final Four.

La clave del partido fue, la aparición en la segunda mitad del talentoso Glenn Robinson quien consiguió abrir la cerrada defensa Orange con 5-7 en lanzamientos para 10 puntos. El equipo de Michigan al que ya se empieza a comparar con el mítico "Fab Five" de 1991 que formaban Jalen Rose, Juwan Howard, Chris Webber, Jimmy King y Ryan Jackson, con cuatro jugadores de su quinteto titular miembros del McDonalds All american game, quieren demostrar que son algo más que eso, y quieren lograr algo que al "Fab Five" se le resistió como es obtener un título nacional.

El próximo lunes pues, estará en juego la gran final donde buscaremos sucesor para la Kentucky que de la mano de un insuperable Anthony Davis, lograba el título la temporada pasada.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter