Michael Beasley arrestado por posesión de drogas

El jugador de los Suns puede pagar muy caro su último desliz con las drogas

Michael Beasley/SI
Michael Beasley/SI

La historia de Michael Beasley es la triste historia que con demasiada frecuencia se repite en algunos jóvenes que no saben asumir el éxito y que mal aconsejados quieren correr más de lo que sería necesario, con Beasley se daban todos los ingredientes para que esto acabara pasando y su historial policial empieza a ser más extenso que los éxitos deportivos alcanzados desde que se decidió a dar el paso definitivo entre los profesionales el año 2008, la última muesca en su peculiar historial delictivo la añadía cuando era arrestado en Scottsdale, por posesión de drogas. El problema de Beasley es que no es la primera vez que le sucede y poco hace pensar que no va a ser la última, inmerso en un proceso abierto por un presunto abuso sexual, la temporada de Michael Beasley ha sido desastrosa y su contrato de 3 años y $ 18 millones corre serio peligro de ser cortado, a menos que el jugador de muestras de querer enderezar el rumbo y alguien confíe en él, algo que francamente parece muy complicado.


Cuando un jugador en su presentación con su nuevo equipo tiene que prometer que sus problemas con las drogas, ya han quedado atrás, mal empieza su carrera en ese equipo, y ese es el caso de Michael Beasley. La de Beasley, es la historia del juguete roto, la del jugador que no es capaza de digerir la fama y el dinero fácil que su condición de deportista profesional le otorga y opta por escoger el camino fácil. Pero empecemos por el principio. Beasley ya es una estrella en su Instituto, en su época en el High School, el jugador disputa cada uno de sus cuatro años de Instituto con un High School diferente, y consigue un espectacular récord de 138-5, lo cual le vale para ser escogido por la web especializada Rivals.com, como el mejor jugador de Instituto del momento.

Su paso por la NCAA, fue fulgurante, un año en los Wildcats de Kansas State que le valen para declararse elegible para el draft, tras tan sólo una temporada en el universidad, sus números allí, fueron simplemente fuera de lo normal, 26.2 ppp y 12.4 rpp a lo que añadió la barbaridad de 28 dobles-dobles, batiendo el récord de un rookie que hasta entonces estaba en posesión de Carmelo Anthony, nada menos. El jugador es escogido como pick #2 de un draft en el que es escogido como número 1 nada menos que Derrick Rose.

Su primer año en Miami no decepciona, en la cancha, promedia 13.9 ppp y es escogido en el quinteto de rookies de la temporada, Miami llega ese año a playoff y es eliminado en primera ronda por Atlanta Hawks, pero fuera de la cancha Beasley empieza a tener problemas. Al finalizar la temporada, los Heat anuncian que los jugadores, Mario Chalmers y Michael Beasley habían sido sancionados por incumplir en diversas ocasiones el régimen interno del equipo. Más tarde se supo que esa infracción se debía a asuntos de consumo de drogas y que Beasley estuvo siendo tratado en un centro de desintoxicación.

Tras una segunda temporada en la que no cumplió con las expectativas Beasley es traspasado a Minnesota y al cabo de dos temporadas llegaba esta campaña a Arizona, tras encontrar en los Phoenix Suns a una franquicia que le daba la oportunidad de demostrar todo lo que llevaba dentro. Pero Beasley no ha respondido a las expectativas, y un nuevo arresto por posesión de drogas puede poner muy en riesgo su futuro como jugador NBA.

La ficha policial de Beasley empieza a ser más gruesa que la vitrina de trofeos logrados por el jugador. En 2011, el jugador fue detenido en Minneapolis por conducir con exceso de velocidad y posesión de drogas, más adelante se supo, que el pasado mes de Enero, el jugador fue detenido también por conducir más rápido que el límite permitido en un vehículo sin matrícula y en el que además fue hallada una arma cargada. Al parecer la gestión de los Suns en aquella ocasión dejó el incidente en nada, pero no sabemos qué piensan hacer ahora, con este nuevo caso protagonizado por el ala-pívot.

Pese a todo lo dicho, lo peor puede estar por llegar, Beasley, está inmerso en una investigación abierta por un presunto delito de agresión sexual, pese a que todavía no se sabe si finalmente estará como imputado en el mismo. Realmente demasiado problemas en muy poco tiempo para que hubiera acabado rindiendo en esta horrible temporada, para los Suns y para el propio Beasley. La temporada del jugador, como no podía ser de otra manera, ha sido la peor de toda su carrera y ahora falta por ver, si los Suns siguen confiando en él o se deciden por cortar su contrato.

Volviendo al inicio, decía Beasley en su presentación como nuevo jugador de Phoenix Suns que "me he dado cuenta que 10 minutos de sentirme bien, no justifica que ponga en riesgo mi vida, mi carrera y el legado como jugador". Parece que pronto se le han olvidado sus problemas y Beasley ha vuelto a las andadas, puede haber agotado ya todas sus "vidas" o quizás el destino le tiene reservada una última oportunidad, sin duda, si le llega bien haría en aprovecharla.

Malos tiempos para la NBA, que en un corto espacio de tiempo ha visto como estallaba el caso Biogenesis en la MLB, que promete tener ramificacione en el NBA, y que ayer mismo anunciaba la sanción de 5 partidos al jugador de los Blazers Terrel Harris por consumo de drogas. Veremos si siguen inmóviles o se deciden a dar un paso adelante y a cambiar su política antidrogas.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter