Elfrid Payton, aspirante a sorprender

Uno de los mejores bases de esta promoción y de los pocos jugadores que han cumplido más de dos años en la universidad, sinónimo de madurez

Elfrid Payton
Elfrid Payton

En un Draft donde predominan los jugadores de primer o segundo año, es complicado ver colarse entre las posiciones de lotería a un junior como Elfrid Payton. Formado en una universidad pequeña, es uno de los mejores bases disponibles en esta generación, aunque tenga muchos defectos que pulir.

Elfrid Payton ha disputado tres temporadas en la universidad de Louisiana-Lafayette, de la pequeña Sun Belt Conference, de la que se ha proclamado campeón y donde llevó a su equipo a disputar el torneo final de la NCAA. Nacido el 22 de febrero de 1994 en Gretna, Lousiana, es de los pocos jugadores de tercer año que estará entre las primeras posiciones del Draft. A día de hoy las previsiones le colocan entre los puestos 10 a 15.

Payton es un base de más de 1'90 y unos 85 kilos, lo cual no le hace demasiado fuerte pero sí rápido y con más envergadura que la mayoría de los bases de la NBA. Precisamente aprovecha sus mejores cualidades físicas (velocidad, desplazamiento o agilidad) para afrontar la anotación de la forma que mejor sabe: en penetración. Se trata de un jugador muy agresivo de cara al aro y que suele penetrar con mayor frecuencia que el lanzamiento exterior.

Tiene a buscar sacar ventaja de sus defensores desde posiciones exteriores gracias a un gran primer paso y una zancada que le hace colarse en la zona con mucha facilidad. Suele salir de los bloqueos con bastante ventaja ganada a sus defensores y a partir de ahí afronta el aro. También es normal verle penetrar tras bote y driblling, ya que tiene un gran crossover y un bote de balón muy bajo que le hacen irse con facilidad de sus rivales. Sin embargo, falla en la definición cerca del aro, en parte por su inseguridad en el tiro.

Su mayor defecto en ataque es el lanzamiento exterior. Para ser base no resulta una amenaza exterior, ni siquiera más cerca de los cuatro metros. No sólo no tiene rango de tiro para anotar de tres sino que además resulta muy inconsistente cerca del aro, donde le cuesta definir. Es por este motivo que no acostumbre a postear a sus rivales tanto como debería por sus condiciones físicas. Pese a todo puede ser un buen anotador, aunque lo normal es que sus defensores le floten el tiro.

Como base controla muy bien todo lo que ocurre en la cancha. Su principal virtud es el juego de transición, recibiendo tras rebote defensivo y lanzando el juego rápido gracias a su bote y su desplazamiento por la cancha. Una vez en contraataque suele tomar buenas decisiones a la hora de pasar el balón para finalizar en canasta o bien anotar él. En estático sabe leer muy bien los bloqueos y continuación y doblar el balón tras penetración. Al recibir mucho espacio para lanzar, le cuesta más crear desde posiciones exteriores.

En el otro lado de la cancha es uno de los mejores bases defensivos de la NCAA. Debido a su físico tiene un desplazamiento lateral muy rápido que le permite no perder la posición cuerpo a cuerpo con sus rivales. Esto provoca que siempre este en contacto con el balón y que saque muchos robos de balón o llega a puntear los tiros después de bloqueo. Es muy inteligente leyendo los ataques rivales y suele sacar muchos robos en las líneas de pase.

Payton no sonará mucho a los aficionados poco iniciados en la NCAA, pero es un base con bastante recorrido NBA incluso con sus defectos actuales. Se valora mucho su capacidad física y sus condiciones defensivas, que une a una buena lectura de juego y a una agresividad que le permite sacar rendimientos con faltas o asistencias. Si mejora su tiro exterior puede ser una de las sorpresas de esta promoción, pese que puede quedar fuera incluso de las posiciones de lotería.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter