Chicago Bulls y su quinteto histórico

¿Qué jugadores formarían parte del cinco histórico de cada franquicia de la NBA? Aquí tienes el quinteto de los Chicago Bulls​.

Si algo caracteriza la historia de los Chicago Bulls es su espíritu ganador y su afán de competición, sea cual sea el rival. Los últimos años de la franquicia de Illinois han sido difíciles: en plena etapa de transición, sus estrellas se han ido y otras han venido para devolver el éxito a un equipo que ha disfrutado del mejor jugador de la historia del baloncesto. Aquí está el cinco histórico de Chicago:

Derrick Rose fue la gran esperanza de los Chicago Bulls, tras una profunda reestructuración que afectó al equipo campeón de finales de siglo y que aún perduraba en 2008. Elegido en la primera posición del Draft de ese año, su crecimiento fue exponencial y devolvió (junto a Noah) a los Bulls a la élite de la competición, llegando a competir de tú a tú al mismísimo LeBron James en varias rondas de Playoffs.

Sólo una lesión de rodilla ha podido lastrar la carrera de un base excepcional, que fue elegido MVP de la Temporada en 2011. En sus 7 años en Chicago, 'D-Rose' ha promediado 19,7 puntos, 3,7 rebotes y 6,2 asistencias por partido y ha ganado dos campeonatos del mundo con la selección estadounidense. Ahora, su historia, se escribirá en los New York Knicks.

¿Qué se puede decir de Michael Jeffrey Jordan que no se haya dicho ya? Su idilio con los Bulls y la NBA comenzó en el Draft de 1984 y duró, de manera interrumpida, hasta 1998. En ese tiempo, obtuvo 10 títulos de máximo anotador, 5 MVP de la Temporada y 6 MVP de las Finales (todas las que jugó y ganó), siempre bajo la batuta de Phil Jackson. Sólo le frenaron los 'Bad Boys' al principio de su carrera y sus continuas retiradas de la competición.

Durante sus 13 años en la Ciudad del Viento, 'M.J.' promedió 31.5 puntos, 6.3 rebotes, 5.4 asistencias y 2.5 robos por partido. Además, fue (y es) el máximo anotador, reboteador, asistente y ladrón de la historia del equipo. También consiguió el oro olímpico en Los Ángeles y Barcelona con el 'Dream Team'. Estos son algunos de los logros de Michael Jordan, al que muchos consideran merecidamente el mejor jugador de la historia del baloncesto.

Si Michael Jordan no hubiese existido, Scottie Pippen sería, sin duda, el mejor jugador en la historia de Chicago Bulls. Fue elegido en la primera ronda del Draft de 1987 por los Supersonics e inmediatamente traspasado a la franquicia de la Ciudad del Viento. Era una auténtica estrella y en Illinois formó uno de los mejores equipos de todos los tiempos junto a jugones como Kerr, Rodman, Kukoc, B.J. Armstrong, Harper...y Michael Jordan.

Alero excepcional, 'Pip' ganó 6 anillos con los Bulls y obtuvo 2 oros olímpicos en Barcelona y Atlanta. No sólo las enchufaba sino que también sabía defender (7 veces incluido en el mejor quinteto defensivo de la NBA). Además, participó en 7 ocasiones en el All Star. Durante sus años con los Bulls, firmó 17,7 puntos, 6'7 rebotes, 5'3 asistencias y 2,1 robos por partido. Volvió para retirarse en Chicago, la ciudad que le vió triunfar.

Tras un exitoso paso por los Detroit Pistons, en donde fue pieza clave de los 'Bad Boys' campeones de 1989 y 1990, Dennis Rodman puso rumbo a San Antonio Spurs. Sólo una temporada después se cruzaría en el camino de Chicago Bulls. Horace Grant ya no estaba y el equipo de Illinois necesitaba un ala-pívot de garantías. Las opciones eran Rodman o Rodman.

Y así fue. El 'Gusano' se convirtió durante tres años en el fiel escudero de Jordan y Pippen, consiguiendo los anillos de 1996,1997 y 1998. Era un defensor de élite, y uno de los mejores reboteadores que haya existido: durante 7 años seguidos fue el máximo reboteador de la NBA y posee la mejor marca de rebotes por partido de los Bulls, con 15,3. Una auténtica bestia.

El mejor center que ha pasado por Chicago es Artis Gilmore, un jugador infravalorado que hizo las delicias del público del Chicago Stadium a finales de los años setenta y principios de los ochenta. 'The A-Train' era un excelente anotador y un defensor incansable. De hecho, es el líder histórico de la franquicia en porcentaje de tiros de campo; además, es el líder histórico de la franquicia en tapones totales y el sexto máximo reboteador.

Su estancia en Illinois no pasó desapercibida, pese a que muchos le reprocharon una falta de actitud ganadora que llevase a los Bulls a la élite del baloncesto. 'The A-Train' promedió en Chicago 19,3 puntos, 11,1 rebotes y 2,1 tapones en 6 temporadas, siendo All Star en 4 de ellas.

Bonus Player

Es justo reconocer la labor de Horace Grant como escudero de Jordan, Pippen y compañía en el primer three-peat de los Chicago Bulls. Elegido en el Draft de 1987 por la franquicia de Illinois, era un notable defensor (no a la altura de Rodman) y hacía las veces de anotador, si el equipo lo requería. Siempre se mantuvo en un segundo plano dentro de la cancha, cumpliendo su rol de jugador de equipo, el cual ejercía de maravilla.

Tras su paso por los Bulls, se marchó a Orlando, en donde llegó a jugar las Finales de 1995 y en el ocaso de su carrera tuvo el honor de conseguir el cuarto anillo de su carrera con los Lakers en 2001. En los Bulls promedió 12,6 puntos y 8,6 rebotes en 7 temporadas y fue una vez All Star.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter