Detroit Pistons y su quinteto histórico

¿Qué jugadores formarían parte del cinco histórico de cada franquicia de la NBA?  Aquí tienes el quinteto de los Detroit Pistons.

Una de las franquicias que más éxitos ha cosechado en las últimas décadas ha sido Detroit Pistons. Sin necesidad de realizar un juego vistoso, pero siempre luchando cada balón como si fuese el último. Por sus filas han pasado maravillosos jugadores como Bob Lanier o Dave Bing, pero aquellos que marcaron un antes y un después en la historia de una ciudad que lucha por volver a encontrar su sitio en la NBA y en el mundo son los siguientes:

De entre los muchos y fenomenales bases que dio la década de los ochenta, Isiah Thomas está, sin duda, entre los mejores. 'Aquel asesino con cara de niño' fue el jugador franquicia de los Pistons. Nació, ganó y se retiró en la Motor City. Un base espectacular a la par que problemático, que formaba un extraordinario backcourt con Joe Dumars. Tras ganar 2 anillos y ser 12 veces All Star, se retiró en 1994 con una media de 19,2 puntos, 9,3 asistencias y 3,6 rebotes.

Sólo había un tipo que podía comandar a la segunda generación de los 'Bad Boys'. Chauncey Billups, que ya había pasado por unas cuantas franquicias desde que fue drafteado por los Celtics en 1997, se erigió como playmaker de un equipazo en el que estaban Ben y Rasheed Wallace, Richard Hamilton y Tayshaun Prince, entre otros. Llegaron a 5 Finales de Conferencia consecutivas y consiguieron el anillo de 2004, con 'Mr. Big Shot' como MVP. En su paso por Detroit, Billups promedió 16,5 puntos, 6,2 asistencias y 3,2 rebotes en 482 encuentros, siendo 3 veces All Star.

Grant Hill fue seleccionado por los Pistons en el Draft de 1994 y su misión era casi imposible: hacer olvidar a los 'Bad Boys'. Desde la posición de alero ofreció noches mágicas al público del Palace of Auburn Hills, en unos Pistons venidos a menos que nunca pasaron de primera ronda de Playoffs en las seis temporadas que Hill vistió su camiseta. Las lesiones lastraron la carrera del jugador al que algunos consideraban como el digno sucesor de Jordan. Con los Pistons promedió 21,6 puntos, 7,9 rebotes y 6,3 rebotes por partido y jugó 5 ediciones del All Star.

Si tuvieramos que elegir un defensor en la pintura para nuestro equipo ese sería Ben Wallace. Un portento de fuerza que ni siquiera fue drafteado sino que fue fichado como agente libre por los Bullets en 1996. Tras una breve estancia en Orlando, recaló en los Pistons. Y allí alcanzó su mejor nivel, siendo nombrado Mejor Defensor de la NBA en cuatro ocasiones. Aunque no era un prodigio anotador, cumplía a la perfección su papel bajo el aro y fue uno de los artífices del título de 2004. 'Big Ben' Wallace promedió 6,6 puntos, 11,1 rebotes y 2,3 tapones por partido en 9 temporadas en Detroit, siendo 4 veces All Star.

La punta de lanza de los mejores Pistons de la historia fue Bill Laimbeer. Tras ser drafteado por los Cavs en 1979, se marchó a Detroit un par de años después. Aunque a veces sus acciones bordeaban (y superaban) la línea de lo legal, su contundencia y entrega representaban a la perfección el estilo de los míticos 'Bad Boys'. La dupla que formaba junto a Rick Mahorn les hacía temibles en la pintura. Firmó 13,5 puntos y 10,1 rebotes por partido en 13 temporadas en Detroit, participando en 4 All Star.

Bonus Player

Los primeros pasos de Dennis Rodman en la NBA llegaron en 1986, tras ser seleccionado por los Pistons en segunda ronda. El 'Gusano' está considerado como uno de los mejores defensores de todos los tiempos por su capacidad atlética e intuición. Se adaptó a la perfección a un equipo que le venía como anillo al dedo. Concretamente fueron dos anillos los que consiguió con los Pistons. Tras la marcha de Chuck Daly en 1992, Rodman decidió partir a los Spurs un año después. A su espalda, 8,8 puntos y 11,5 rebotes en 7 campañas con Detroit, además de 2 participaciones en el All Star.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter