El dato que sitúa a Andrew Bogut y Joakim Noah como dos de los peores jugadores de la NBA

Los dos pívots están por debajo del 30% de acierto con sus tiros libres y no encuentran su sitio en sus respectivos nuevos equipos.

Bogut y Noah
Bogut y Noah

Joakim Noah y Andrew Bogut tienen algunas cosas en común esta temporada. Los dos pívots aterrizaron el pasado verano en un nuevo equipo, aunque en el caso del primero el destino fue el de su elección, por haber firmado su contrato con los Knicks en la agencia libre, y por parte del australiano el cambio de aires llegó por un traspaso para hacer hueco al sueldo de Kevin Durant un año antes de finalizar su contrato.

En el caso de Bogut, ha pasado de jugar de titular en el equipo favorito al anillo y dominando las últimas dos temporadas a hacerlo en el conjunto más perdedor del momento, lo que supone un jarro de agua fría a sus expectativas y un cambio importante en la forma de cumplir con su deber profesional, ya que ahora puede exigirse menos a sí mismo. No ocurre lo mismo con Noah, cuyos Knicks están construidos para competir con todos los equipos y ganar el mayor número de partidos posible.

A los dos les une sin embargo un dato bastante significativo; un porcentaje ridículamente bajo con su lanzamiento desde la línea de personal. Si Bogut está acertando con el 0.273 de sus tiros libres este año (promedia casi el doble en su carrera) Noah lo hace con un 0.240 (cuando en su carrera su acierto es del 0.704). Tan inexplicable como inexcusable.

La mayoría de jugadores profesionales de baloncesto evolucionan durante los primeros años de su carrera hasta llegar a su mejor momento entre los 28 y 30 años, para luego ir experimentando una decadencia paulatina a medida que se acerca su retirada, si no hay alguna lesión de por medio que lo arruine antes. Lo que normalmente suele sufrir pocos cambios es el porcentaje de acierto con el lanzamiento a canasta, y estas variaciones suelen ser muy leves de un año a otro, y más leves todavía si se trata del lanzamiento desde la línea de personal, que es el tema en el que nos queremos centrar.

Pero esto de lo que estamos hablando no es una ley, si no una tendencia que parece natural en atletas que entrenan con buenos especialistas que les ayudan a encontrar el lanzamiento más efectivo, para lo que necesitan realizar miles de repeticiones ajustando minuciosamente sus movimientos, rutinas e incluso la respiración. Por eso cuando un jugador que lleva varios años con un porcentaje de acierto en la media del resto de la liga, o incluso por encima, empieza a fallar inexplicablemente la gran mayoría de sus intentos, puede ser un indicativo de que hay un problema detrás.

Si bien Bogut ya había tenido alguna temporada nefasta con su acierto en tiros libres (0.344 en la 2013-14 con Warriors), en el caso de Joakim Noah su descenso a los infiernos se está acelerando pocos meses después de haber firmado un contrato de 74 millones de dólares para las próximas 4 temporadas. El pívot de nacionalidad francesa ha ido empeorando sus porcentajes de acierto desde los últimos cinco años, ya que mientras en la 2012-13 era de 0.751 en 2015 bajaría a 0.603 y la pasada temporada se situó en 0.489.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

LA APUESTA del día

Comentarios recientes