El caso Rose, otra muestra del caos que reina en los New York Knicks

Hace un mes el equipo parecía un firme candidato para estar en los playoffs, pero el proyecto de Phil Jackson se ha derruido cual castillo de naipes.

Phil Jackson, artífice del proyecto de los Knicks
Phil Jackson, artífice del proyecto de los Knicks

Anoche vivimos un episodio realmente esperpéntico alrededor de los New York Knicks con la ausencia injustificada de Derrick Rose para el partido contra New Orleans Pelicans y la falta de información oficial por parte de la franquicia acerca de este asunto.

Más allá de esa ausencia de Derrick Rose (ya se verá que lo motivó, si está justificada o no, y si debe ser sancionado el jugador por parte de la franquicia), lo que ayer quedó más que patente es que estos New York Knicks van a la deriva, sin rumbo alguno en este proyecto comandado por Phil Jackson y que parece claro que va destinado a un nuevo fracaso.

El Caso Rose

La noticia saltó a apenas diez minutos de que arrancase el partido contra New Orleans Pelicans. Derrick Rose, que iba a ser titular, no se había presentado en el Madison Square Garden y su puesto en el quinteto inicial lo iba a ocupar Brandon Jennings. Ni un dato más allá de eso.

Las informaciones empezaron a circular como la pólvora, pero no había ninguna confirmación oficial del paradero del base. Al parecer algunos empleados de los New York Knicks se personaron en la casa de Derrick Rose, pero no se encontraba en ella. Durante unas horas el jugador estuvo desaparecido, e incluso se empezó a temer por su integridad. Por fortuna Joakim Noah tras el partido declaró que había hablado con él, y que se encontraba OK.

Con el paso de las horas la situación se ha ido más o menos aclarando, y parece que Derrick Rose ha viajado a Chicago para resolver unos asuntos familiares. Aunque no hay nada oficial, porque ni el jugador ni los New York Knicks han salido a zanjar el asunto.

Lo dicho, más allá de como se acabe resolviendo todo este caso de Derrick Rose, lo que ha quedado claro es el caos en el que vive New York Knicks. Que no haya ningún responsable de la franquicia (no vale en este caso Jeff Hornacek), ya sea Phil Jackson o a quien le corresponda, no es digno de una entidad como los Knicks.

Resultados deportivos

Ese asunto extradeportivo con Derrick Rose no es el único problema de los New York Knicks. El equipo ha entrado en un bache de resultados más que preocupante, y ha pasado en apenas un mes de ser candidato firme a estar en playoffs, a ser un equipo casi desahuciado.

Desde el día de Navidad el balance de los New York Knicks es de 1-8, lo que le convierten en el peor equipo de la NBA en este tramo. Pese a todo siguen estando muy cerca de la octava posición del Este que da acceso a los playoffs, pero mucho va a tener que cambiar esa dinámica para que aspiren a estar en esa postemporada.

Fallos en el proyecto este verano

Phil Jackson afrontaba este verano la tarea de construir un nuevo proyecto en los New York Knicks, con el claro objetivo de clasificarse para los playoffs, ya que cualquier otra cosa será un fracaso. Los mimbres en el equipo ya estaban con Carmelo Anthony y Kristaps Porzingis, los dos jugadores sobre los que construir el equipo.

Ante eso el "Maestro Zen" decidió de manera arriesgada apostar principalmente por dos nombres: Derrick Rose, que llegó de Chicago vía traspaso, y Joakim Noah, que también aterrizó procedente de los Bulls, aunque en su caso como agente libre (72 millones por cuatro temporadas).

Ya entonces apostar por Rose y Noah parecía lanzar una moneda al aire, y el paso de los meses está confirmando que la moneda cayó del lado de la cruz. Derrick Rose no ha acabado de acoplarse, y en los últimos partidos ha entrado en guerra con Jeff Hornacek (no es descartable que ese sea el motivo de su ausencia), mientras que con Joakim Noah se ha acabado de confirmar lo que la mayoría intuía; su rendimiento está muy lejano del de sus mejores años.

Si a todo esto le sumamos que el rendimiento de Carmelo Anthony no está siendo todo lo bueno que se debe esperar de él (en las últimas fechas ha sido expulsado en varias ocasiones, lo que refleja su frustración), el resultado no es otro que el que se está viendo estas últimas semanas: New York Knicks está sumido en una profunda crisis.

A día de hoy la única noticia positiva y esperanzadora que se pueden echar a la boca los aficionados knickerbockers es Kristaps Porzingis. El letón va camino de ser una estrella de la NBA...esperemos que no se vea arrastrado por todo el caos que le rodea.

Publicidad

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter