Avery Bradley completa con un triple sobre la bocina el milagro de Boston en Cleveland

Los de Brad Stevens, sin Isaiah Thomas, se impusieron contra todo pronóstico en el tercer partido (108-111) tras una gran segunda parte.

Avery Bradley lanzando el triple (nba.com)
Avery Bradley lanzando el triple (nba.com)

Tras lo visto en los dos primeros partidos y conociendo la baja de Isaiah Thomas, ni el más optimista de los aficionados de los Boston Celtics hubiera apostado por una victoria de los suyos en el tercer partido contra Cleveland Cavaliers. Pero una vez más el baloncesto nos ha vuelto a sorprender y a demostrar que todo es posible.

Los Boston Celtics se plantaron en el Quicken Loans Arena sin ningún tipo de temor y presión, y tras una primera parte en la que fueron a remolque, completaron una gran segunda parte que remató sobre la bocina Avery Bradley para darles la victoria por 108-111 y poner el 2-1 en la Final de la Conferencia Este.

Nada hacía presagiar lo que iba a suceder casi dos horas después cuando Cleveland Cavaliers empezó el partido con la directa puesta. A base de triples de Kevin Love y con una buena defensa, los de Tyronn Lue cerraron el primer cuarto con un 35-24 que invitaba a pensar en otro paseo militar de los actuales campeones.

Pero los Boston Celtics lograron frenar esa tendencia, y aunque también perdieron el parcial del segundo cuarto para irse al descanso 66-50 abajo, dejaron la sensación en el aire de que podían llegar a competir este partido, o al menos no salir arrasados como en los dos primeros.

Pese a esas buenas sensaciones, el arranque de tercer cuarto volvió a presagiar lo peor para los de verde cuando se vieron 21 puntos abajo (77-56). Pero a partir de ese momento llegó la increíble reacción de los de Brad Stevens, que jugada a jugada, y construyendo desde la defensa, se empezaron a creer que podían hacer algo. El tercer cuarto finalizó con un 87-82 que dejaba todo por decidir.

Lo más difícil ya estaba hecho, y la tendencia siguió siendo favorable a los Boston Celtics, que igualaron el choque en este último cuarto y llegaron con tablas a 108 a la última posesión. Una última posesión que fue para ellos y que acabó con un triple sobre la bocina de Avery Bradley para el 108-111 y para completar la machada de un equipo que tiró de corazón.


Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter