Kevin Durant, más fuera que dentro de Golden State Warriors

El alero de 30 años muestra cada vez más señales de que abandonará la dinastía de los Warriors en verano para iniciar la suya propia

Kevin Durant, pensativo durante un partido con los Warriors
Kevin Durant, pensativo durante un partido con los Warriors

El fin de una era se acerca. Cada día que pasa es más evidente que los caminos de los Golden State Warriors y Kevin Durant se acabarán separando. Desde su polémica llegada en 2016 a la Bahía de San Francisco, todo ha salido a pedir de boca para el alero. Dos temporadas, dos campeonatos y dos MVPs de las Finales para él, siendo pilar fundamental de un super equipo que algunos ya consideran “el mejor de la historia”. Un auténtico cuento de hadas, o eso puede parecer.

La clave para entender lo que se le pasa por la cabeza a KD la encontramos en el pasado verano de 2018. El de Washington tenía posibilidad de firmar un contrato a largo plazo con GSW y alargar así una dinastía legendaria. Sin embargo, prefirió renovar por un solo año para “mantener sus opciones abiertas”. La pregunta que nos surge es: ¿son los Warriors una verdadera opción para Durant?


La sensación que se desprende es que Golden State ya le ha dado a Durant todo lo que buscaba. Y ahora KD quiere algo que no puede conseguir en Oakland.

El dinero no es una preocupación para "Durantula". Lo que más le preocupa es lo que la gente piensa de él. Su decisión de abandonar a Westbrook y a Oklahoma para unirse a su máximo rival desató una tormenta de odio y críticas, tachándole de traidor y convirtiéndole en enemigo público.


El menosprecio hacia su figura es constante. Incluso cuando consigue algún logro importante le llueven más críticas que halagos. Kevin Durant es, de lejos, el jugador más odiado de la NBA. Y eso es algo que no soporta, que le obsesiona, hasta el punto de llegar a crearse cuentas falsas en Twitter para contestar a los haters que le atacaban.

Tras dos anillos en California, Durant se ha dado cuenta de que por mucho que gane con los Warriors, nunca conseguirá el reconocimiento unánime del aficionado. Son muchos los que piensan que GSW habría ganado esos campeonatos con o sin la ayuda de Durant.

Los Warriors son y serán siempre el equipo de Stephen Curry, y él simplemente se unió a su cultura ganadora. Fichando por otro equipo en la agencia libre de 2019, Durant tendrá la posibilidad de demostrar su valía.


Todas las gandes jugadores de la historia construyeron su propia dinastía: Michael Jordan con los Chicago Bulls, Kobe Bryant con los Lakers, Tim Duncan con San Antonio… Ahora ha llegado el momento de que Kevin Durant se haga cargo de su propio equipo y lo lidere hacia un campeonato.

Si lo consigue, se ganará el respeto del público que tanto ansía y se coronará como leyenda de la NBA.

Durante la reciente ausencia por lesión de Curry, hemos visto a un Durant hiper motivado por demostrar su capacidad para liderar al equipo, registrando actuaciones consecutivas de 44, 49 y hasta 51 puntos. Tal vez estaba practicando para lo que le depara el año que viene.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter