Los culpables del fracaso de Los Angeles Lakers

Los angelinos llevan años siendo el hazmaerreír de la NBA, lo que evidencia que su problema va más alla de la cancha y señala a los despachos

LeBron James, superestrella de la NBA
LeBron James, superestrella de la NBA

Con la eliminación matemática de playoffs de Los Ángeles Lakers cada vez más cerca de consumarse, todo el mundo busca a quién señalar con el dedo como el culpable del desastre de los angelinos.

Algunos han cargado duramente contra el entrenador, Luke Walton, que salvo sorpresa mayúscula no continuará al frente del banquillo la próxima temporada. A Walton se le achaca su falta de carácter y su relación tensa y tirante con los jugadores.

Otros apuntan hacia el núcleo joven de la plantilla, los Ingram, Ball y compañía, que no han sido capaces de dar el paso adelante que se les suponía.


Incluso hay algunos que señalan a LeBron James como el principal culpable del fracaso de los Lakers. Nada más lejos de la realidad. LeBron lleva 13 temporadas consecutivas llegando a los playoffs y 8 Finales de la NBA seguidas, algunas de ellas con equipos mediocres, como el del año pasado de los Cavs.

Sin embargo, el peso de estos Lakers ha sido demasiado para la espalda de James, y la racha negativa de los angelinos de seis temporadas sin alcanzar playoffs ha prevalecido por encima de las del de Akron.

El fracaso de los de oro y púrpura no es cosa de un año. Los Lakers llevan mucho tiempo haciendo las cosas muy mal. Desde el fin de la era Kobe-Gasol, que ganaron su último campeonato en 2010, los Lakers están viviendo la década más negra de la historia de la franquicia.


Hay un escalofriante dato que evidencia que el problema de los angelinos está más arriba de la cancha, en los despachos: desde 2013, los Lakers son el equipo con más derrotas de la NBA (320), por delante de Knicks (317), Magic (309) y Suns (307).

Sin duda, la gerencia angelina, liderada por Magic Johnson y Rob Pelinka, es la máxima responsable de la debacle de los Lakers, debido a sus catastróficas decisiones al frente de la franquicia.

En las últimas campañas, se han deshecho de jugadores muy interesantes como Julius Randle, Brook Lopez y especialmente D´Angelo Russell, cuyo extraordinario rendimiento en Brooklyn le ha hecho acudir al All-Star de 2019.


Tampoco han conseguido sacarle provecho al draft, pese a poseer la 2ª elección en tres de las últimas cuatro ediciones de este. Pero, sobre todo, no han logrado construir un equipo competitivo en ningún momento, ni siquiera tras la llegada de LeBron. Los Kawhi Leonard y Paul George de los que se hablaba a principio de verano acabaron siendo McGee, Stephenson y Beasley, jugadores más conocidos por sus locuras que por su nivel baloncestístico.

Magic y Pelinka tienen mucho trabajo que hacer en el próximo mercado de traspasos si quieren arreglar lo que no hicieron en años anteriores.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter