El Damian Lillard más letal

Ahora parece que sí, este puede que sea el año en el que por fin el base consiga llevar al máximo su nivel en los partidos importantes

Damian Lillard | Foto: getty images
Damian Lillard | Foto: getty images

La temporada pasada acabó como otras tantas para el jugador franquicia de los Portland Trail Blazers, Damian Lillard, una muy buena actuación durante 82 partidos que dura la 'regular season' pero a la hora de hacer frente a los 'playoffs' tanto él como el resto de su equipo se deshacía como un azucarillo. El pasado año la prueba de ello fue el marcaje constante que ejerció Jrue Holiday sobre este, algo a lo que encima se le unió la nula aportación de Nurkic que no estuvo preparado y un McCollum que no dio el nivel esperado salvo en uno de los encuentros, si solo funciona una cosa, esto era lo más probable.

Una de las ideas era romper el equipo, no había una tercera estrella que soportase llevar un reparto equitativo y el tandem daba para lo que daba o no. Esta temporada todos esos debates que tuvieron lugar la campaña pasada estan disminuyendo considerablemente y, además, Lillard nunca ha querido salir. El crecimiento de 'Dame' no está respaldado por las estadísticas, salvo en asistencias y en número de jugadas que ha creado (296 en 2018 por 341 de este año), sino en la calma y la pausa con la que está efectuando su juego, su mejor aliado está siendo la sangre fría y un mayor número de decisiones acertadas.

Por otro lado, ha sido el jugador que más peligro ha tenido desde la línea de tres esta temporada junto a Stephen Curry y Trae Young, algo que está beneficiando a sus compañeros ya que los defensores se tienen que estirar más dejando más hueco y rango de tiro. Esto en la serie ante Oklahoma está siendo clave ya que, el promedio de casi 30 puntos por noche está haciendo estragos y que el esquema de Billy Donovan tenga que cambiar constantemente con él en pista.

Ya sabemos que Russell Westbrook no es un gran defensor y es por eso que en muchas ocasiones está siendo emparejado con el joven Terrance Ferguson que, el pobre hace lo que puede. Unido a esto, en ocasiones consigue que sea Adams quien esté cubriendole y ya sabemos como acaba esto. ¿Parece poco? pues la cosa no queda ahí. El doble marcaje tampoco está sirviendo de nada ya que ha conseguido 'doblar la bola' en varias ocasiones con éxito y esto unido al buen uso en momentos puntuales del pickandroll consiguen que Lillard esté ante su mejor año probablemente en partidos de playoff.

La serie se encuentra con dos partidos de ventaja para los de Oregon (lideran 3-1) con el próximo partido por jugar en Oklahoma City, un lugar que tendrá que visitar de nuevo Enes Kanter, jugador al que Damian catalogó de 'MVP' en el 'Game 1' gracias a sus 20 puntos y 19 rebotes, mientras tanto, él a lo suyo. De seguir todo así y con estos Thunder tan desacertados desde la línea de tres podrían 'finiquitar' el choque en un partido o dos como mucho y poder avanzar a unas hipotéticas 'Finales de Conferencia' ya que tanto los Spurs como Nuggets son dos franquicias a las que pueden derrotar.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter