Caja Laboral: La maldición del tercer cuarto

La caraja del tercer cuarto

Son muchas las maldiciones que a través de los años han sido investigadas por los historiadores: La maldición de Tutankamón, la maldición de Moctezuma... y el Baskonia está a punto de introducir una más en la lista de aquellas que por su complejidad, todavía no han sido resueltas. Esta maldición es la comúnmente denominada por los aficionados baskonistas como "la caraja del tercer cuarto". Este bajonazo de intensidad generalizada entre los componentes del equipo es probablemente uno de los casos a estudiar por Iker Jiménez y aquellos que buscan una explicación a los fenómenos paranormales. Me puedo imaginar a Josean Querejeta asistiendo al programa de este periodista de lo desconocido y haciendo publicidad de estas pájaras que están empezando a revivir a los diferentes equipos que se enfrentan al Caja Laboral: “ ¿tiene usted un jugador que no le rinde lo suficiente ?: sáquelo en el tercer cuarto de su partido y nosotros nos encargaremos de hacerlo internacional por su selección” o “¿ su equipo necesita un cuarto para reaccionar y animar a sus parroquianos ?, carajas Baskonia son su solución”. También me puedo imaginar en el año 2080 a una familia jugando al Trivial, uno de ellos elige la pregunta de deportes y esta es la siguiente: ¿Qué equipo de la liga ACB puso de moda y era especialista en las carajas del tercer cuarto?, la respuesta todos la sabemos: El Baskonia.

Ahora que la vida está muy mal, propongo que se haga una página web que bien podría ser carajasdel3ercuarto.bask donde por un módico precio se ofrezcan varias alternativas a los equipos con los que nos vayamos a enfrentar e incluso patentarlas o hacer camisetas que recen algo parecido a esto: “Yo estuve en una caraja del tercer cuarto y viví para contarlo” las combinaciones y las ideas son infinitas...

Lo leído anteriormente puede parecer cachondeo, pero creo que es mejor tomárselo así que verlo desde el punto en el que realmente le buscas una explicación lógica y no la encuentras, porque esto señores/as no tiene explicación lógica, ya que no es algo de este año, sino que si nos vamos a las estadísticas del las últimas temporadas, es algo que el Baskonia lleva arrastrando y haciéndolo suyo como Gollum su tesoro en el Señor de los Anillos. Unos dirán que es el cansancio, muy bien, puede ser, pero recordemos que el tercer cuarto viene después de 15 minutitos muy ricos que los jugadores aprovechan para descansar y preparar cosas, no para dar vueltas al campo, hacer flexiones o bailar reggaetón... Otros dirán que cuando el equipo parece que ha cogido velocidad de crucero, llega el descanso y luego les cuesta volver a recuperar la concentración y la intensidad, también puede ser válida, pero entonces por la misma regla de tres, la “caraja” sería en los dos primeros cuartos, cuando los jugadores acaban de empezar y van cogiendo ritmo, pero resulta, que en la mayoría de los casos, por no decir en todos, en estos dos primeros periodos es cuando el Caja Laboral coge el mayor número de puntos de diferencia con respecto a su rival o como mínimo esta dentro del partido.

Según las estadísticas del Baskonia en liga regular y play off, meterme en Euroliga sería un suicidio, entre la temporada 2008/2009, 2009/2010 y en 31 partidos de 2010/2011, de 27 veces que ha perdido , en 17 de esos partidos ha caído en el tercer cuarto y en uno de ellos lo ha empatado. En la mayoría iba ganando, en algunos casos con rentas que rozaban los 10 puntos, o la diferencia en contra con el equipo rival era mínima al finalizar el segundo cuarto. En 23 de esos partidos en los que no ha ganado en el tercer periodo, el Baskonia ha salido victorioso al final, pero gracias a la caraja se han dilapidado la renta de puntos a favor y muchos de ellos se han solucionado ganando por la mínima o con una canasta de alguno de nuestros jugadores en el último segundo. Por poner un ejemplo próximo, este año, entre liga regular y Copa, el Caja Laboral ha perdido 12 partidos y en 8 de estas derrotas ha desaparecido en el tercer cuarto.

El último Déjá Vú al que fue sometido el aficionado baskonista, se produjo este sábado contra el Real Madrid. El Baskonia fue ganando hasta de 17 y se fue al descanso con una diferencia de + 9. Pero como si se tratara del día de la marmota, la salida al tercer cuarto fue seguida por otra “pájara” total. En un “plís plás” el Madrid nos comió el mijo y pasamos de + 9 a -9 en diez minutos en el que el parcial que nos endosaron fue de 24-6 y no contentos con esto y como últimamente parecemos una ONG baloncestística y nos ha dado por ayudar al más necesitado, hicimos que un jugador que aunque es bueno no es que lleve una temporada muy regular, pasara de tener una media de valoración en la liga ACB de 8 a acabar el sábado con 21, su nombre, D`or Fisher. La mayoría de esa valoración, como no podía ser de otra manera, la cimentó entre el minuto 20 y 30 del encuentro. El final de la película ya nos lo sabemos, 76-71 para el Madrid y la misma cara de incrédulos, por no decir otra cosa, en los aficionados baskonistas.

Después de esto, se me ocurren un par de soluciones:

  1. Que se le proponga a la FEB que el Baskonia en sus partidos juegue el primero, segundo y cuarto periodo al baloncesto y el tercero a las chapas a las canicas o a piedra, papel o tijera.
  2. Que en vez de dividir el partido en 4 tiempos de 10 minutos con un descanso, se jueguen los 40 minutos seguidos, así muerto el perro se acabó la rabia.

Y por supuesto varias conclusiones:

  1. Que el Baskonia es fiel a un estilo de juego que roza la cabezonería y el masoquismo
  2. Que en el descanso, Dusko les pone a los suyos canciones de Kenny Gee mientras hacen yoga de tal forma que salen al campo con una relajación total en todo su cuerpo y mente.
  3. Que es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar aunque igual que a un humilde servidor, cada día nos cueste más tomárnoslo con buen humor como he intentado hoy.

¿Soluciones y conclusiones surrealistas? Puede ser, pero si pretendéis encontrar una respuesta lógica a algo totalmente ilógico, creo que Eduard Punset es un buen psicoanalista y probablemente tenga la respuesta al problema… o no.

Comentarios recientes