Euroliga: El triunfo sostenible, Obradovic, Panathinaikos o Regreso al futuro.

Regreso al futuro (USA; 1985; Robert Zemeckis). El adolescente Marty McFly es amigo de Doc, un científico al que todos toman por loco. Cuando Doc crea una máquina para viajar en el tiempo, un error fortuito hace que Marty llegue a 1955, año en el que sus futuros padres aún no se habían conocido. Después de impedir su primer encuentro, deberá conseguir que se conozcan y se casen; de lo contrario, su existencia no sería posible.

Artículo basado en el análisis publicado en el Blog de Ramón Trecet – 13t en Marca.com “El ciclo de Obradovic en Panathinaikos: Un modelo perfecto de proyecto”. (04/05/2009. Comentarios: 497 – 500).
http://www.marca.com/blogs/13t/2009/04/30/especial-finde-36.html#comentarios

1.- Datos desde el año 2004

Año (Hasta dónde llegó Panathinaikos en Euroliga): jugadores pertenecientes a la plantilla campeona en 2009 (+ otras piezas importantes).

2004 (Top-16): Alvertis, Tsartsaris, Hatzivrettas, Batiste y Sakota (+ A.Mc Donald y Lakovic) ... 2005 (Semis): Alvertis, Tsartsaris, Hatzivrettas, Batiste y Diamantidis (+ Kutluay, Lakovic, Femerling y Scepanovic) ... 2006 (Cuartos): Alvertis, Tsartsaris, Hatzivrettas, Batiste, Diamantidis, Spanoulis y Sakota (+ Lakovic, Femerling y Tomasevic) ... 2007 (Campeón): Alvertis, Tsartsaris, Hatzivrettas, Batiste y Diamantidis (+ Siskauskas, Tomasevic, Vujanic y Becirovic) ... 2008 (Top-16): Alvertis, Tsartsaris, Hatzivrettas, Batiste, Diamantidis, Spanoulis, Jasikevicius y Perperoglou (+ Tomasevic, Becirovic y Dikoudis) ... 2009 (Campeón) ...

Y desde entonces... 2010 (Top-16). Jugadores pertenecientes a la plantilla campeona en 2011: Tepic, Perperoglou, Batiste, Fotsis, Nicholas, Tsartsaris, Diamantidis, Calathes, Bogris. Incorporaciones 2010/11: Maric, Sato, Vougioukas.

2.- Regreso al futuro

Domingo 8 de mayo de 2011, Palau Sant Jordi (Barcelona). Panathinaikos gana su sexta Copa de Europa; la quinta con Zeljko Obradovic liderando el proyecto ateniense y octava en el palmarés personal del entrenador serbio. Hace ya dos años calmé mi ferviente deseo de analizar en detalle el eterno ciclo de Zeljko en Atenas, pero después de la Final Four este nuevo título aporta el momento más oportuno para hacer balance.

En el deporte profesional por equipos solemos hablar de “ciclos”, muchas veces representados por los entrenadores que los lideran (pueden servir de ejemplo los de Messina en Bolonia y Moscú) o, en menor medida, por directivos – responsables ejecutivos de reconocido prestigio (como Raimundo Saporta en el Real Madrid o Salvador Alemany en el FC Barcelona).

En un segundo nivel, hablamos de “proyectos”; a los que hay que dotar de “recursos” (dinero y jugadores principalmente) y de líderes capaces de coordinar la “gestión” de dichos recursos (dentro y fuera de la cancha). Y para que todo esto funcione hay que añadir otro factor más; un intangible básico para la química de cualquier ciclo: “paciencia”.

3.- El eterno ciclo de ‘Zeus’ Obradovic

Con esta son ya 12 temporadas las que conforman el ciclo de Obradovic en Atenas. Partimos de la base de que los proyectos de Panathinaikos comienzan siempre con el objetivo de reinar en Europa, por lo que dejaremos a un lado el análisis de la competición doméstica.
El balance deportivo de los proyectos que Zeljko ha liderado en Panathinaikos se resume en: 5 Copas de Europa, 1 subcampeonato y 7 Final Four disputadas.

3.1.- El factor paciencia

Pero del mismo modo los grandes equipos europeos parten todos los años con un objetivo mínimo en la Euroliga: clasificarse para la Final Four. En este grupo están clubes como CSKA Moscú, Maccabi Tel Aviv, FC Barcelona, Olympiacos Pireo, Montepaschi Siena, Real Madrid, Baskonia, etc. La competencia es feroz.

Teniendo en cuenta que Obradovic ha clasificado al Panathinaikos para la Final Four en 7 de sus 12 temporadas, cayendo 4 veces en el Top-16 y una en cuartos de final, es muy probable que en muchos clubes su ciclo hubiera terminado hace tiempo (vía despido o no renovación en alguna de esas temporadas). En cambio, la decisión del Panathinaikos de dar el tiempo necesario a cada uno de sus proyectos le ha terminado reportando nada menos que 6 Copas de Europa.

3.2.- Los proyectos: Núcleo duro de jugadores que se mantiene al menos durante 3 temporadas.

Comentábamos antes que la fórmula del éxito (como todo, infinitamente más sencilla en la teoría que en la práctica) es más o menos esta: Ciclo = Sumatorio de Proyectos = Recursos + Gestión + Paciencia.

Es evidente que recursos no le faltan al Panathinaikos ni le han faltado tampoco a Zeljko en su ciclo. Recursos en forma de dinero, jugadores y proyectos ganadores (muy importante a la hora de pelear en el mercado de fichajes). El factor que nos queda (gestión) lo aporta el propio Obradovic y es absolutamente decisivo. El técnico serbio tiene la potestad de diseñar la plantilla con los jugadores que considera se adaptan mejor a su estilo de juego; con lo cual el margen de error en los fichajes se reduce notablemente y si estos se producen su impacto en el rendimiento del equipo es menor a lo acostumbrado (véase la diferencia entre el error del Panathinaikos 2008 con Dikoudis y Winston al del Madrid 2009 con Hosley y Massey). El impacto de los errores es menor porque cada temporada ha sido capaz y ha tenido el respaldo de su club para hacer los ajustes necesarios hacia la mejora de la competitividad del grupo.

Revisando la composición de las plantillas del Panathinaikos de Zeljko aparecen datos abrumadores… En 2004 (hace 7 años) ya estaban en el roster nada menos que 5 jugadores del equipo que sería Campeón de Europa 5 años después en Berlín. En 2005 también 5, en 2006 (año en el que cayó en cuartos de final) 7. Nuevamente campeón en 2007 con 5 de ellos. Y, manteniendo 8 jugadores de la temporada 2008 en la que ni siquiera superaron el Top-16, otra vez campeón de la Euroliga en 2009.

Para colmo, de nuevo en 2010 Panathinaikos cae estrepitosamente en el Top-16 a manos de un bisoño y baratísimo Partizan de Belgrado. Pues bien, Zeus Obradovic decide mantener a nada menos que ¡¡9 jugadores!! de semejante fiasco para ganar su octava Euroliga (quinta con PAO) en el Palau Sant Jordi.

Lo dicho, un auténtico ejemplo de recursos, gestión… y paciencia. Sin duda, el espejo en el que debería mirarse cualquier club europeo que quiera verdaderamente tener opciones de ganar… y hacerlo además de forma sostenible.

Comentarios recientes