NBA Lockout: ¿Éxodo a Europa?

A vueltas con el lockout. Analicemos la situación actual del lockout y el tipo de jugador que ha venido a Europa.

Último All – Star

Este: Derrick Rose, Dwyane Wade, Lebron James, Amare Stoudemire, Dwight Howard, Ray Allen, Crish Bosh, Kevin Garnett, Al Horford, Joe Johnson, Paul Pierce y Rajon Rondo.

Tan solo 2 de estos jugadores han sonado para jugar en otros equipos: Amare en Macabbi (equipo que ha ofertado a todo el mundo) y Wade con ofertas de China, 2 autenticas superestrellas que no han venido.

Oeste: Chris Paul, Kobe Bryant, Kevin Durant, Carmelo Anthony, Yao Ming, Tim Duncan, Manu Ginobili, Pau Gasol, Blake Griffin, Kevin Love, Russel Westbrook, Dirk Nowitzky y Deron Williams.

Encontramos mucho más movimiento en el salvaje Oeste. Kobe con la oferta de Bolonia al igual que Ginobili (por aquello de volver a casa), Durant que ha tenido ofertas de media Europa pero al que parece haber rechazado el Barcelona, Pau que ha sonado también para el Barcelona, Nowitzky para media Europa y por fin llegamos al único All – Star que esta jugando en Europa, Deron que firmo por el Besiktas poco tiempo después del anuncio del lockout.

Deron es un jugador peleado con la NBA, a pesar de ser considerado por todos los aficionados como uno de los mejores bases de la actualidad, nunca fue all star hasta el año pasado, ha tenido agrias polémicas con la cúpula directiva de la liga e incluso se le acusa de ser el culpable de la salida del entrenador más veterano de la liga: Jerry Sloan, lo que propicio su marcha a Nets.

De lo demás mucho ruido y pocas nueces. Han venido grandes jugadores pero todos con condicionantes. Tal vez el jugador más valorado de los llegados sea Tony Parker, su condicionante que juega en el equipo del que salio y del que es dueño. Esta cobrando el mínimo salarial pero mejora el marketing de su propio equipo. Un caso similar es el de Boris Diaw que juega en la segunda francesa por el mínimo en el equipo del que es Vicepresidente. También en Francia uno de los mejores jugadores en Europa este año pero un secundario en la NBA: Nico Batum y Ronny Turiaf (compañero de Parker) un jugador venido a menos en USA.

En Italia aterrizo Gallinari (cuando parecía que iba a ser Wilson Chandler) y no llegaron a firmar Ginobili (se hablaba se que estaba sentimentalmente unido a Bolonia pero esta comiendo asados en Argentina) ni Kobe al que le ofrecieron 4 millones por 2 partidos.

En Rusia tal vez uno de los más conocidos: Kirilenko, jugador que desde hace 4 años pedía volver a Rusia y por el que suspiraba el CSKA, este año terminaba contrato y su intención era la de volver si o si, el lockout para el ha sido toda una bendición (palabras suyas) a pesar de perder 17 millones de dólares que tenía garantizados. También el CSKA ha firmado a otro NBA que en USA ya ni jugaba e iba de equipo en equipo pero que aquí puede ser diferencial: Nenad Krstic.

Más jugadores secundarios que aquí destacan pueden ser: Ty Lawson, Dejuan Collins y Sonny Weems, todos en Zalguiris.

Llegamos a España: por el Tau firmó Reggie Williams, con clausula de salida NBA (que listo es Querejeta siempre), por el Madrid Rudy (gran conocedor de los banquillos NBA) e Ibaka tal vez uno de los más destacados de la NBA porque llega como el máximo taponador de la pasada temporada. Suena Durant para Valencia pero aun no hay nada.

En Israel contamos con Farmar (jugador al que llegamos a odiar los aficionados de los Lakers cuando estaba en nuestras filas) pero al que las defensas de Pablo Laso han convertido en MVP de una jornada de la Euroliga.

Y Turquía (recordemos que es donde se disputa la Final Four) país en el que más han fichado y gastado dinero solo hay un caso de NBA destacado (aparte del ya mencionado de Deron y del defenestrado Vujacic) Ilyasova, mismo caso que el de Kirilenko, jugador que se quería ir y vuelve a su país.

¿Por qué ninguna estrella o jugador de los más pagados firma por un equipo Europeo?

Llegamos a la clave del asunto. ¿Cuánto cuesta firmar a un NBA?

El primer punto es que todos los jugadores que han venido con cartel NBA están sobrepagados (salvo el caso de los Franceses que juegan en los equipos de los que son dueños), el segundo es que un posible final del lockout y su marcha condiciona todo el equipo en la parte más importante de la temporada. Y llegamos a lo más complicado, el seguro.

Asegurar un contrato de más de 60 millones de dólares como el de Pau puede llegar a suponer entre 5 y 8 millones, cantidad a añadir al sueldo. Si le pagas un sueldo de 5 (lo cual no es nada descabellado para un jugador de su categoría) hablamos de un mínimo de 10 millones de dólares. ¿Quién puede pagar esa cantidad? Absolutamente nadie. Cabe la opción de que el jugador arriesgue sin seguro, pero hablamos de cantidades astronómicas.

Otro punto en contra es que en la mayoría de casos los jugadores exigen mucho y no dan nada. Como el caso de Rudy que no tiene clausula de penalización pero cobra 3 millones limpios anuales y se asegura un contrato de 4 años por esta cantidad.

Cuando Kobe estuvo a punto de firmar 4 millones por 2 partidos (no nos engañemos por rico que se sea, siempre se quiere más y la oferta era estratosférica) el problema fue que el seguro costaba 11 millones de dólares.

Ahora parece que la temporada corre serio peligro, apuesto a que no ampliamos con muchas superestrellas el listado de jugadores que dan el salto.

- Abraham Pérez (@abriperez) colaborador de 'Blog de Basket' -

Comentarios recientes