Análisis previo: Denver Nuggets

El equipo de George Karl intentará dar la sorpresa en el oeste

Andre Iguodala
Andre Iguodala

Denver Nuggets es el segundo equipo que vamos a analizar en Blog de Basket, tras Dallas Mavericks, atendiendo a sus movimientos en el mercado de traspasos, a su entrenador, a su selección en el NBA Draft 2012... El equipo de Denver se presenta en esta nueva temporada como un posible candidato para entrar en los Playoffs, aunque advirtiendo la subida de nivel de la Conferencia Oeste, su presencia en la post-temporada quedará sujeta al nivel defensivo del equipo, el cual sufrió en ese aspecto la pasada temporada. Inmerso en el traspaso a cuatro bandas que llevó a Dwight Howard a Los Ángeles Lakers, la franquicia de Colorado obtuvo a la estrella, ganadora de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, Andre Iguodala.

El ex-jugador de Philadelphia 76ers se muda a Denver Nuggets con el mismo papel que tenía en Philadelphia, ser el líder espiritual del equipo, sin salir de ahí, ya que Iguodala no tiene tiro exterior, ni visión y por supuesto, no tiene la capacidad anotadora que se le pide a un líder natural. A cambio de Iggy, el conjunto entrenado por George Karl ha entregado a Aaron Afflalo y Al Harrington, dos hombres importantes en la pizarra del entrenador de Pennsylvania. La baja de Afflalo merma la capacidad anotadora desde la zona exterior del equipo, por lo que la mayoría de jugadas acabarán en la pintura.

Quinteto ideal:

PG – Ty Lawson

El número 18 del NBA Draft 2009 fue el líder anotador y asistente del equipo la pasada campaña. Además cuenta con el privilegio de ser el jugador con más minutos la temporada anterior, lo que se traduce como la extensión de George Karl en la pista. Base eléctrico pero con pausa, una gran anotación de media distancia, aunque algo dudosa en la línea de tres puntos (32,1%). Para muchos, la verdadera estrella del equipo.

SG – Danilo Gallinari

El gallo volverá a ser una pieza importante del equipo de Denver, tras la larga lesión que sufrió la pasada temporada. Alero reconvertido en escolta por la llegada de Iguodala, el jugador italiano contará con la ventaja de ser más alto que sus rivales. El punto negativo será la rapidez y agilidad de sus contrincantes cuando se emparejen con él, es un jugador bastante lento, por lo que puede sufrir en ese aspecto.

SF – Andre Iguodala

La conexión entre la zona exterior e interior, el espíritu del equipo. El papel de líder espiritual y especialista defensivo volverá a residir en la figura de Iggy. El jugador nacido en la cuna del baloncesto, Springfield, no será quien desatasque al equipo ni tampoco el máximo anotador del partido, pero su capacidad defensiva podría ser vital para reforzar al equipo en dicho terreno. Tras ocho años en Philadelphia, Iguodala comienza una nueva aventura en un equipo de prestigio dudoso.

PF- Kenneth Faried

‘’Mannimal’’, en su segundo año en la mejor liga de baloncesto del mundo, verá reforzada su titularidad tras la marcha de Al Harrington a Orlando Magic. El máximo reboteador (10 rebotes por partido) de la pasada temporada puede ser el punto débil del roster de Denver debido a su inexperiencia y poca capacidad defensiva. Jugador espectacular en ataque con mates increíbles, pero con una defensa que deja mucho que desear. Lo pasará mal ante rivales de la talla de Pau Gasol, Amare Stoudemire o Chris Bosh.

C – Javale McGee

Entrenar con Hakeem Olajuwon en verano suele ser sinónimo de éxito, y más cuando éste dice que estamos ante un jugador que va a dominar la liga en los próximos años. McGee, que el año pasado fue traspasado a la entidad de Colorado procedente de Washington Wizards, vuelve con mucho más físico y con las enseñanzas en el poste del bailarín del Cotton Club. Para algunos, la gran sorpresa de la temporada, gran candidato al premio del jugador más mejorado durante el año.

6º Hombre – Andre Miller

El veterano base volverá a ser el jugador salido desde el banquillo con más minutos en el parquet. Sin capacidad anotadora pero con una gran aptitud para dar asistencias, Miller tendrá el papel de aguantar el resultado cuando las estrellas se sienten en la banca. Con seis asistencias por partido la pasada temporada, el peso del equipo en varias fases del partido volverá a caer en él.

Banquillo:

La banca de los Nuggets es sumamente débil. Esto se debe a la ausencia de jugadores que complementen y terminen de completar la competencia del equipo de cara a la próxima temporada. Jugadores como Timofey Mozgov y Kosta Koufos no son capaces de mantener el nivel en la pintura cuando McGee y Faried se vayan al banquillo. El equipo va a sufrir en la defensa cuando comience la rotación. En cuanto a la zona exterior, Andre Miller, un año mayor, pondrá la pausa y volverá a ser el sexto hombre del equipo. Wilson Chandler obtendrá el papel de desatascador en los momentos difíciles del partido, tras su vuelta a la NBA, George Karl no ha perdido la confianza en él.

Draft:

En cuanto a la selección de este año, Denver Nuggets ha elegido en el pick 20 al jugador francés Evan Fournier. Además draftearon a Quincy Miller e Izzet Turkyilmaz en los picks 8 y 20 de la segunda ronda respectivamente. El escolta galo de 19 años se puede convertir en una de las sorpresas de la temporada, su capacidad anotadora y su forma de jugar puede encajar a la perfección en el juego de la NBA.

Para acabar, las expectativas del equipo son claras, entrar en los Playoffs. Este objetivo tendrá una dificultad añadida esta temporada, debido a que los equipos de la Conferencia Oeste se han reforzado con gran destreza en este mercado de traspasos. Phoenix Suns, Memphis Grizzlies, Minnesota Timberwolves y New Orleans Hornets son a priori, los equipos que lucharán por las últimas plazas para la entrada a la post-temporada. Equipos como Los Ángeles Lakers, Los Ángeles Clippers, Oklahoma City Thunder, San Antonio Spurs y Dallas Mavericks tienen, por nombre y por plantilla, un hueco preferente en las quinielas de los próximos Playoffs. Con todo esto, la inclusión del equipo de Denver en la post-temporada se avecina complicada, deberán mejorar el nivel defensivo, centrándose en minimizar las pérdidas y ser más duros en el rebote, tanto ofensivo como defensivo.

Comentarios recientes