“We want Phil”

Ayer era una posibilidad remota, pero hoy la opción de retorno de Phil Jackson al Staples Center no es tan extraña.

Kobe Bryant no oculta su deseo de vuelta de Phil Jackson
Kobe Bryant no oculta su deseo de vuelta de Phil Jackson

Los Ángeles Lakers con su 4 fantásticos arrasaban en la pista. Pero a la afición no le importaba mucho el espectáculo en la noche de ayer. Lo más importante era otra cosa. Lo vital era pedir, era elegir al técnico que lleve ese proyecto. La grada lo tiene más que claro, ellos quieren que sea Phil Jackson, el maestro Zen, quien vuelva de nuevo en modo mesías a evangelizar con su baloncesto a los orgullosos Lakers.

La primera reacción a esperar después de la destitución de Mike Brown era la de la grada del Staples Center. Los fans de los Lakers no dejaron esperar a que el balón surcara el aire para demostrar su felicidad por el cambio de rumbo que va a notar la franquicia con el despido al anterior inquilino del banquillo. De hecho, en la pista ya se notó. Llamese como quiera la reacción de buen juego repentina de los jugadores, pero ayer si que jugaron como estrellas. Así, en un momento de euforia los seguidores reclamaron, emocionados: “We want Phil”, Queremos a Phil (Jackson). Petición lógica, pero poco muy difícil si no cambia la relación entre la familia de propietarios y el coleccionista de anillos de campeón de la NBA, aunque va combrando fuerza, lo explicamos.

Los jugadores no fueron ajenos a la reacción de la grada y su petición de vuelta de Jackson. Pau Gasol, tras el partido, se mostraba comprensivo con respecto a la vuelta del maestro Zen:

“Los gritos fueron altos y claros, entiendo el entusiasmo de la gente con Phil Jackson”

Desde Los Ángeles la maquinaria mediática empieza a plantearse que la vuelta de Phil Jackson puede ser factible si el propietario, Jerry Buss empieza a bajarse del burro y prepara la chequera. De hecho, algunas personas cercanas a Phil Jackson hablan de una llamada de teléfono al maestro Zen una vez despedido Mike Brown. Ningún ofrecimiento en esa conversación, pero si un acercamiento de posturas entre las partes. ¿El primer paso a la reconciliación? Quién sabe. Lo cierto es que Jackson jamás se ha alejado del baloncesto desde su retirada, sigue la liga con pasión y conoce perfectamente a su equipo, aunque hayan querido borrar toda su huella.

De hecho, las especulaciones van más allá y hablan de que estaría dispuesto a perder dinero por volver ya que, por poner un ejemplo, Mike Brown debía de cobrar en tres años lo que Jackson en sólo uno, 10 millones de dólares. Por otro lado, incluso se especulan con nombres de entrenadores para completar su staff, gente afín al maestro Zen que están ejerciendo como comentaristas televisivos como Kurt Rambis o Frank Hamblen, además de algún ex jugador reciente como Robert Horry o Ron Harper. Tanto polvo levantado se convierte en algo más que un rumor o una posibilidad.

Ahora bien, hemos oido a la afición, hemos barajado la posibilidad de reconciliación con la directiva, pero no olvidemos que el mando en plaza lo tiene y seguirá teniendo Kobe Bryant. El escolta, en este aspecto lo tiene muy claro. Estaría encantado de que volviera Phil Jackson y anoche al respecto decía:

“Lo que siempre me ha molestado es no poder darle (a Jackson) en su último año lo mejor de mi”.

Mensaje entre líneas. Una deuda pendiente la que tiene Bryant con Jackson y un recado para el de Montana y la directiva en forma de petición para que vuelva a ser un Laker. El triángulo ofensivo puede estar más cerca de lo que pensábamos.

Comentarios recientes