Exceso de patriotismo con Pau Gasol

¿Nos pasamos de proteccionistas con Pau Gasol?

Pau Gasol sufre con su nuevo rol en los Lakers
Pau Gasol sufre con su nuevo rol en los Lakers

Personalmente no tengo ninguna duda, Pau Gasol es el mejor jugador de la historia del baloncesto español, por talento, por juego y por títulos. Creo firmemente que esa afirmación es, hoy por hoy, difícilmente rebatible y que pasaran muchos años hasta que algún jugador español lidere como Pau ha hecho a la selección y sea protagonista en la consecución de dos anillos de la NBA. Sin embargo, las últimas declaraciones de Mike D’Antoni sobre su rendimiento y el hecho de dejarle sentado los últimos 14 minutos de partido, han levantado ampollas en el sector más patriótico del basket español. ¿Hay razones para ello?

Pau Gasol es uno de los mejores jugadores de Los Ángeles Lakers, lo saben aquí y en la China Popular. Pero no es intocable. Mike D’Antoni se lo ha hecho saber a las primeras de cambio. Quizás no ha tenido cintura ni mano izquierda con el catalán, ya que, someterle a semejante castigo ante su hermano, parece más un ajusticiamiento público que una decisión deportiva. Menos aún decir en rueda de prensa que ese paso por el banquillo se debío a que "querían ganar el partido". Además, todos sabemos que el técnico italoamericano jamás se atrevería a hacer algo semejante con, por citar un ejemplo, Kobe Bryant.

Hasta aquí la vena patriota. Ahora un bocado de realidad. Pau Gasol, hasta el minuto 34 del partido de ayer contra los Memphis Grizzlies, llevaba en su casillero 6 puntos y 4 rebotes. Estos no son los números que se esperan de un jugador de la clase del de Sant Boi. Debía de recibir una cucharada de banquillo. Con las cífras en la mano cualquier excusa puede ser neutralizada. Siempre habrá alguna, incluso por parte de compañeros que han salido a defenderle, pero si el juego de los Lakers de Mike D’Antoni obliga al catalán a jugar más exterior en lugar de interior, deberá adaptarse o bien hacer cambiar de opinión al técnico. No debemos lanzarnos al cuello del entrenador sólo porque haya ofendido el honor de uno de los nuestros. Pau Gasol es inteligente y huye de esa sobreprotección, ya tiene cuchillo de palo con un amplio sector de la prensa americana.

Pero, ¿por qué siempre tendemos a ser patriotas en lugar de críticos? Es algo difícil de entender. Por ejemplo, José Manuel Calderón ha completado grandísimos partidos en los Raptors tras la lesión de Kyle Lowry y una vez ha vuelto el base norteamericano, Calderón ha desaparecido de la pista… y no se ha montado ningún circo. El extremeño estaba jugando su mejor baloncesto y nada ha pasado. Con él no hay protección. Tampoco la hay con Víctor Claver, aunque ese caso quizás sea diametralmente opuesto, pues el pelirrojo alero es un recién llegado al que le queda mucho por demostrar.

Defendamos a Pau, sí, pero también reconociendo que cuando no está al cien por cien en la pista o cuando tiene una mala actuación debemos decirlo. Que el orgullo por tener a este jugador entre los grandes de la NBA no nos nuble nuestro nivel crítico. Si D’Antoni lo sienta un partido, sus razones tendrá. Ahora bien, si Pau se adapta, responde en la pista y el técnico angelino sigue en esa tesitura, entonces si que habrá que sacar esa vena patriota. Antes vigilancia y ánimo.

¿Crees que somos excesivamente protectores con Pau Gasol?

Comentarios recientes