Aíto vuelve a casa en su peor momento

Tras un año de descanso, Aíto vuelve a la que durante 16 años fue su casa.

Aíto con sus jugadores del Cajasol
Aíto con sus jugadores del Cajasol

Hace 10 años que Aíto García Reneses abandonó su casa, Barcelona. No se puede entender de otra forma la vinculación con el club que le acogió durante 16 años. Una larga estancia que le granjeó títulos, enemistades, gloria, fracasos, pero que jamás dejó indiferente a nadie. Una gran huella casi imposible de borrar del que es el padre deportivo de algunas de las figuras más grandes de la historia del baloncesto ACB, desde Epi a Navarro, de Andrés Jiménez a Pau Gasol o de Solozabal hasta Ricky Rubio. Ahora regresa a su casa tras un año alejado de los banquillos con el último equipo de la tabla, una situación incómoda para regresar al Palau.

11 victorias y 21 derrotas es el balance de don Alejandro desde que este abandonara el Palau Blaugrana. No es llamativo, prácticamente todos los equipos de la ACB acumulan un registro negativo contra el tiburón catalán, pero son unas cifras que dicen muy a las claras que ni el poderío del técnico madrileño hace milagros contra el músculo del FC Barcelona.

En ocasiones ha conseguido arañar a los cules, pero en aquellos casos contaba con tigres y ahora su Cajasol es un gatito que a penas araña y está buscando desesperadamente su madurez. El paseo por Europa le está viniendo muy bien a Aíto, acumula aquí más victorias que en la ACB, algo en lo que se asemeja al Barça de paso firme por la Euroliga pero flojo balance en la competición doméstica.

Si que es cierto que en los últimos partidos, el madrileño está consiguiendo que el equipo compita. Así lo vimos contra el Real Madrid hace siete días. El quinteto de Aíto funcionó: Satoransky, Asbury, Holland, Dozier y Triguero rindieron a la perfección, el problema es que de los 63 puntos de su equipo entre ellos realizaron 60. La segunda unidad no funciona. Sólo de estos cinco Holland sale del banco, pero acaba jugando más minutos.

Cajasol tiene que aprovechar el impulso positivo que le está dando al equipo su pareja de anotadores y por encima de todos Tomas Satoransky. El jugador checo está asumiendo su labor de liderazgo, repartiendo asistencias, siete en su último partido contra el Real Madrid y anotando canastas cuando los aleros están bloqueados. No es un equipo con un potente juego interior, contra los cules lo pasarán mal en ese aspecto, pero ya van entendiendo el sistema defensivo de Aíto y pueden competir los 40 minutos que es lo mínimo que se le puede pedir a un equipo de la ACB. Hasta hace bien poco no lo hacían.

Por su parte, el Barça viene de unos días relajados tras caer vapuleado en la cancha del Valencia Basket. La Euroliga, muy bien, otra soberbia victoria ante el Besiktas con debut de Hezonja y descanso para los mejores del equipo, Juan Carlos Navarro y Pete Mickeal. Ambos aprovecharon que el equipo de Xavi Pascual tenía los deberes hechos para recuperarse de unas molestías.

No debería de tener ningún problema el equipo catalán para volver a sumar en la liga ACB. Aunque nunca se sabe, el reencuentro con Aíto puede ser amargo, don Alejandro va enseñando la lección a los suyos y una clase de moral muy alta se puede adquirir en el Palau Blaugrana. A las 19 horas FC Barcelona Regal – Cajasol.



Comentarios recientes