Mala pinta para el Lagun Aro en el derby vasco

Sito Alonso, otro entrenador que vive en problemas.

Sito Alonso da instrucciones a Papamakarios
Sito Alonso da instrucciones a Papamakarios

Sito Alonso tiene entre las manos a un equipo muy enfermo. No levanta cabeza, le cuesta competir y no ha sabido asimilar la baja de sus dos puntales el año pasado, Sergi Vidal y Andy Panko. Además esta semana, mensaje desde la directiva y despedida de Korolev por bajo rendimiento con un mensaje claro “los que están son los que deben de sacarlo adelante”.

Pero ese mensaje se antoja complicado, ya que lo que le viene por delante a los donostiarras, con un balance de 1-8, es un verdadero tsunami, Caja Laboral, Valencia Basket, Real Madrid y FC Barcelona. Como para echarse a temblar. El primer rival de todos es el Caja Laboral de Zan Tabak en pleno resurgimiento. Apártese quien pueda.

Aún así, Sito Alonso quiere lanzar un claro mensaje de tranquilidad viendo el nivel de los partidos que le va a caer encima a su equipo:

“No importa el rival, ahora lo importante es la evolución del Lagún Aro”

Pero lo evolución no aparece, más bien es todo lo contrario. El equipo ha llegado a competir este año, pero se ha ido desmoronando como un castillo de naipes. El diagnostico nos deja a un Lagun Aro al que le cuesta anotar. No encuentran referencias claras para conseguir las canastas y eso se resume en la clasificación. No se han realizado los fichajes adecuados y ahora hay que remar mucho más duro. Sólo ante la peor defensa de la ACB, la del Assignia Manresa se pudo rascar algo y eso hace al equipo muy vulnerable. Si la cabeza no funciona para atacar, las piernas se vuelven pesadas para defender y viceversa.

Su única via de salvación es confiar en que Baskonia venga cansado tras la dura lucha en la Euroliga, donde agotaron sus últimas opciones para mantenerse vivos en la competición en un agónico partido ante el Milán de Scariolo.

Los de Sito Alonso deberán de usar la única arma que aún les queda, sus bases. En el juego interior son más débiles en la anotación exterior tienen problemas, deberán dominar el encuentro si quieren sacar algo positivo. Tienen jugadores como neto y Salgado que tienen la capacidad como para dormir y revolucionar el encuentro cuando sea preciso. Aquí son más fuertes que el Caja Laboral de Zan Tabak, quien en su corta estancia en Vitoria ya ha demostrado que no confía en absoluto en Rochestie, quien se encuentra en muchas quinielas para abandonar el equipo antes de Navidad.

Sólo en esa lucha por el control del partido pueden tener alguna opción los donostiarras. De lo contrario, con San Emeterio, Nocioni, Oleson y compañía enfrente están más que perdidos. A las 12,15 horas Lagun Aro – Caja Laboral.



Comentarios recientes