Kevin Love y Minnesota Timberwolves ya no se quieren

No lo consideran como su máxima estrella

Kevin Love, estrella de los Minnesota Timberwolves
Kevin Love, estrella de los Minnesota Timberwolves

La relación entre Kevin Love y Minnesota Timberwolves se encuentra en este momento un momento tremendamente difícil. El ala-pívot no se siente valorado y parece que la franquicia no tiene intención de hacerlo cómo el propio jugador quiere serlo. Love, que acaba contrato en la temporada 2014-2015, podría haber decidido marcharse de Minnesota a la finalización de su concierto con los Timberwolves.

Según cuenta en su página web Yahoo! Sports, Kevin Love no seguirá en los Timberwolves a partir de la temporada 2014-2015. El propio jugador se siente ofendido por la franquicia, ya que ésta no ha movido ni un sólo dedo para comenzar las negociaciones para la renovación de su contrato. Los Wolves no ven a Kevin Love como la piedra angular del proyecto de Rick Adelman.

El equipo del estado de la estrella del norte piensa que Ricky Rubio es quien cumple el rol de estrella del equipo y no Love. Al hijo del jugador en los años 70 Stan Love, le ha sorprendido esta reacción ya que sus números durante las cinco temporadas que lleva vistiendo la camiseta de los Wolves son de jugador top de la competición. Esta temporada, el jugador está promediando 21,2 puntos y 14,2 rebotes, lo que le coloca como el jugador interior más efectivo y completo de la NBA.

''No sé quiénes son los que ponen la etiqueta de estrella a los jugadores de la NBA, pero como dijo Glen Taylor (actual propietario de los Timberwolves): 'No creo que Kevin Love sea una estrella, ya que no se ha sido capaz de llevar al equipo a jugar unos Playoffs de la NBA'. Esa píldora es muy difícil de tragar'', afirmó Kevin Love en sus declaraciones a Yahoo! Sports.

Otra de las grandes cuestiones que aparecen a partir de esta noticia es si seguirá Rubio si se marcha Love. Para el jugador español, el éxito que ha conseguido desde que llegó a la mejor liga del mundo es en parte gracias a su amigo Kevin. Él es su mentor y su mejor asociación en el parqué, y es por ello que Rubio no tendría claro si continuaría en Minnesota si Kevin Love se marchara a otra franquicia de la NBA.

''Guardo muy buenos recuerdos de Minnesota. Siempre recordaré a la gente que me ayudó y me trató bien y también a los que no lo hicieron. Se grabará en mi mente y nunca lo olvidaré. No puedo saber lo que va a suceder y sé que lo que me gustaría es luchar por el anillo con los Timberwolves, pero...'', afirmó el jugador al final de sus declaraciones.

De momento, Kevin Love tiene contrato de 63 millones para esta temporada y dos más. Y aunque su equipo no lo valore, el resto de los aficionados a la NBA y la propia competición sí que lo hacen, ya que con casi toda seguridad, Love volverá a ser de la partida en el Partido de las Estrellas del All Star Wekeend que se celebrará en el mes de febrero en el Toyota Center de Houston.

En Minnesota esperan que la relación entre jugador y franquicia mejore y por lo tanto que el Power Forward continue anotando sin compasión y capturando rebotes de una forma elegante pero con la ferocidad de un auténtico lobo. Esta semana vuelve Ricky Rubio después de la lesión que le tuvo apartado de las canchas durante nueve meses, lo que podría suponer un arreón de confianza, espectacularidad y fuera para los Timberwolves y también para el propio Kevin Love.

Comentarios recientes