La necesidad de los Lakers de fichar un nuevo base

¿De verdad necesitan los Lakers fichar un nuevo base?

Steve Nash y Steve Blake
Steve Nash y Steve Blake

Los Ángeles Lakers podrían haber comenzado la búsqueda de un nuevo base con el propósito de que complete el Backcourt del equipo. Las lesiones de Steve Nash y Steve Blake y la poca consistencia que le da al juego Chris Duhon, habrían motivado a los directivos de la franquicia a ponerse manos a la obra en la contratación de un base con un rol secundario, pero que pueda llevar la batuta del equipo en los momentos que el Guard titular descanse. La cuestión es: ¿De verdad necesitan fichar un nuevo base los Lakers?

El mal momento que están viviendo los Lakers parece estar llegando a tintes críticos. La mala adaptación del 'Run&Gun' de Mike D'Antoni al equipo comienza a hacer estragos en un conjunto que se sitúa en un sonrojante récord de nueve victorias y 13 derrotas. Además, Dwight Howard ya ha comenzado a lanzar sutiles dardos de que si la cosa no mejora, él se acabará marchando a final de temporada.

Todo son problemas en el Staples Center. Lo peor es que muchos son centralizados -injustamente- en la figura de Pau Gasol. El pívot de Sant Boi está siendo relacionado en un posible trade que revitalice la actitud de los Lakers de cara al resto de la temporada. Ya han sonado Paull Millsap, Andrea Bargnani, Josh Smith, Danilo Gallinari, Derrick Williams e incluso con Ersan Ilyasova. Las últimas declaraciones del equipo parecen claras: ''Pau Gasol no será traspasado''. A pesar de esto, todos conocemos cómo funciona la NBA y en concreto los Lakers y el traspaso de Pau no está totalmente descartado. Es por ello, que los Lakers se han centrado en la búsqueda de un nuevo base que refuerce el roster de guards con el objetivo de cambiar el rumbo del equipo.

Según anunció ayer ESPN, el primer candidato que barajan los Lakers es el español José Manuel Calderon. El jugador de los Toronto Raptors cumple a la perfección con el perfil demandado por Mike D'Antoni. Calde tiene una casi perfecta capacidad para asistir, un control del ritmo del partido increíble y una defensa asfixiante sobre el contrario.

El gran problema que surge en torno a un hipotético trade con Calderón es su elevado sueldo. El jugador está recibiendo un salario de unos 10 millones de dólares, cantidad imposible para los lujosos Lakers, que ya sobrepasan el límite de salarios. La única opción para que llegase el base español sería traspasar a Steve Blake y a Chris Duhon, cosa que estarían dispuesto a hacer tanto en el fichaje de Calderón como el de cualquier otro base.

El siguiente jugador que maneja la franquicia angelina es el polémico base Delonte West. Cortado por los Dallas Mavericks a principio de temporada; West todavía no ha encontrado un nuevo acomodo en la NBA. El rendimiento del ex jugador de los Boston Celtics decayó sustancialmente en sus últimas temporadas, por lo que su fichaje por el equipo californiano parece que no se producirá.

Su infinita capacidad de crear polémica tanto fuera como dentro de la cancha es el principal escollo que presenta la operación para unos Lakers, que no quieren echar más leña al fuego. Acompañado de grandes estrellas puede llegar a ser determinante -ya jugó con LeBron en Cleveland-, pero su ego descolontrado podría chocar con un vesturario donde ya hay un claro patrón llamado Kobe Bryant, que establece sus propias normas.

Otra opción que estaría estudiando los Lakers es Jonny Flynn, ex jugador de Houston Rockets y de Portland Trail Blazers. En la actualidad se encuentra disputando la liga australiana con los Melbourne Tigers después de ser cortado por Detroit Pistons el pasado verano. Su fichaje parece el más factible ya que no supone un gran desembolso económico en cuanto su salario y su juventud -tan sólo 23 años- sumada a su potencia física son los grandes puntos fuertes de esta operación.

Además, aparecen nombres como los de Mike James y Jannero Pargo. El primero está actualmente vistiendo la camiseta de los Chicago Bulls después de convencer a la franquicia de la ciudad del viento con dos contratos previos de 10 días cada uno de ellos. A sus 37 años, James atesora 10 años en la NBA y un anillo de campeón ganado en el 2004 con los Detroit Pistons y precisamente ante Los Ángeles Lakers. En cuanto al hermano de Jeremy Pargo, Jannero fue cortado por los Washington Wizards para fichar a Shaun Livingston hace algunas semanas. El jugador se encuentra sin equipo y su ficha es realmente baja, pero no convence lo suficiente a los Lakers para afrontar su fichaje.

Pero después de analizar todas las posibilidades que están manejando los Lakers, ¿de verdad necesitan fichar otro base contando con otros tres en la plantilla? Steve Blake ya podrá volver a jugar el próximo partido, Chris Duhon está en perfectas condiciones y Steve Nash volverá en enero de su lesión. ¿Estos tres jugadores pueden cambiar el mal rumbo del equipo? Parece que los Lakers esperarán a la vuelta de Nash para decidir si fichan o no un nuevo base que sea capaz de tapar las carencias de los actuales guards de la franquicia angelina.

Comentarios recientes