El maratón navideño de la NBA deja heridas abiertas

Los Thunder siguen sin ganar a los Heat y Kevin Durant todavía no ha alcanzado a LeBron James

El maratón navideño de la NBA ha dejado vencedores y vencidos por igual, pero ha abierto de nuevo viejas heridas, sobre todo, en la revancha de la pasada final que se vivió ayer entre los Miami Heat y los Oklahoma City Thunder. LeBron James y sus Heat defendieron su estatus de campeones, mientras los Thunder de Kevin Durant demostraron que, si se volviera a repetir este enfrentamiento el próximo mes de junio, aún están un pasito por detrás si quieren derrotar a sus verdugos en la lucha por el anillo.

LeBron James manda. LeBron James ejecuta. LeBron James gana. Por quinta ocasión consecutiva, si tenemos en cuenta las cuatro derrotas seguidas en las pasadas finales de la NBA, los Miami Heat vencieron a unos Oklahoma City Thunder que volvieron a caer en el juego del vigente campeón. La marcha de James Harden a Houston no ha sido la vacuna para poder ganar a unos Miami Heat que le tienen tomada la medida al principal favorito en la Conferencia Oeste.

Tres claros candidatos al MVP hay a día de hoy en la NBA y dejando a un lado a Carmelo Anthony, ayer se vieron las caras los dos más votados el año pasado. LeBron James lo ganó por tercera ocasión el último curso, mientras Kevin Durant quiere dejar de ser el máximo anotador de la liga para dar ese paso adelante que le piden muchos, sobre todo, a la hora de dirigir sobre la cancha. Pero hasta la fecha, si 'El Elegido' está en el camino parece que 'Durantula' no tiene el antídoto para silenciar al Rey LeBron, que por 25ª vez seguida en este arranque de Regular Season se fue más allá de los 20 puntos, superando en esta estadística histórica a Karl Malone.

Los elogios a LeBron James crecieron ayer en la misma medida que las dudas aumentaron entorno a Kevin Durant y sus Oklahoma City Thunder. El ex Longhorn volvió a sumar más de 30 puntos en un partido del Christmas Day, pero de nuevo se quedó prácticamente solo en la lucha fraticida que tiene contra su amigo LeBron y los Heat. Por enésima vez el base Russell Westbrook hizo de las suyas para desesperación de unos Thunder que aunque dieron mucha guerra perdieron la batalla por 103-97. Ibaka cumplió, Perkins fracasó y Kevin Martin tampoco es que borrara del mapa el fantasma de James Harden.

Al menos los Thunder rompieron la racha de LeBron James en cuanto a minutos consecutivos sin realizar una falta personal. Ayer el alero de los Miami Heat, que llevaba cinco partidos sin cometer una infracción, vio como su gesta se acabó después de 254 minutos, cuando le pitaron una falta hecha sobre Ibaka mediado el primer cuarto.

Con la victoria de ayer los Heat se mantienen en lo más alto de la Conferencia Este con un balance de 19-6, dos triunfos menos que Oklahoma City Thunder (21-6) quienes tras la derrota dejaron el honor del liderato en su Conferencia a los otros ganadores de la jornada navideña, con permiso de los Lakers. Nos referimos a Los Angeles Clippers, que con su victoria por 112-100 sobre los Denver Nuggets, ampliaron su récord histórico hasta los 14 triunfos consecutivos, dejando el balance total en 22-6.

Parece que no hay quien pare a Chris Paul, Blake Griffin y compañía a estas alturas de campaña e incluso está provocando que leyendas del eterno enemigo, como Magic Johnson, caigan prendados del juego vistoso de los Clippers. El ex jugador de los Lakers declaró que "pensaba que nunca volvería a ver el Showtime, yo fui el arquitecto del Showtime, ¿pero estos Clippers?, esto es Showtime".

No sabemos cómo le habrán sentado estas palabras al ojito derecho de Magic Johnson en los Lakers, Kobe Bryant, quien además de sumar ayer por novena ocasión consecutiva los 30 puntos dejó otro dato para la historia, ya que el cinco veces campeón de la NBA se convirtió en el máximo anotador de la NBA en el Christmas Day al superar al mítico Oscar Robertson. Con sus 34 puntos en el 15º partido en el Día de Navidad, el jugador de los Lakers alcanzó los 383 puntos, seis más que Robertson y 11 más que Shaquille O'Neal.

Comentarios recientes