Banquillos calientes en la NBA

Tras la destitución de Scott Skiles en Milwaukee ya son tres los técnicos cesados esta temporada, y aún pueden ser más

Álex Orient | 08 Ene 2013 | 18:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
Scott Skiles
Scott Skiles

Milwaukee Bucks destituyó a Scott Skiles y ya son tres los técnicos cesados en lo que va de temporada regular de la NBA tras los despidos de Mike Brown en Los Angeles Lakers y Avery Johnson en Brooklyn Nets. Scott Skiles dice adiós al banquillo de la franquicia de la ciudad de la cerveza después de cuatro años y un récord total de 162 victorias y 182 derrotas, incluyendo el balance de 16-16 en la presente campaña. Las últimas cuatro derrotas consecutivas de los Bucks han precipitado los acontecimientos en un equipo que a partir de ahora estará dirigido por el asistente Jim Boylan y cuyo objetivo es entrar en el play-off. A día de hoy Milwaukee ocupa la octava plaza de la Conferencia Este.

Si por algo se caracterizaba la NBA hace algún tiempo es que los entrenadores hacían y deshacían a su antojo a la hora de dirigir a un equipo. Su puesto en el banquillo era de lo más sagrado (algo que ha imitado el fútbol inglés) con lo que podían reconstruir las plantillas pese a que hubiera terminado un ciclo. Pero con la competitividad y la era moderna los resultados mandan y la NBA no ha escapado a la moda de despedir entrenadores sin que puedan acabar su trabajo por el que en un principio habían sido contratados.

El último en sufrir la ira de los directivos ha sido Scott Skiles, quien ya no volverá a sentarse en el banquillo de los Bucks tras más de cuatro años en el cargo. Su cese puede catalogarse de sorpresa, pues el equipo está situado en la octava posición de la clasificación de la Conferencia Este, la última que da derecho a disputar el play-off. No obstante la racha de cuatro derrotas consecutivas y la dinámica irregular del equipo tras el 6-2 inicial ha provocado que Skiles deje la franquicia con un balance esta campaña de 16-16, y un total de 162-182 a lo largo de su trayectoria como entrenador jefe en Milwaukee.

Casualidad o no Scott Skiles se ha convertido en el tercer técnico despedido esta temporada en la NBA y lo ha sido de nuevo en un equipo que estaba colocado provisionalmente en puesto de play-off. Los otros entrenadores que dijeron adiós antes que él este año fueron Avery Johnson en los Brooklyn Nets (un mes después de haber sido entrenador del mes de noviembre) y Mike Brown en Los Angeles Lakers tras los primeros cinco partidos del curso. Quizás sea en los Milwaukee Bucks donde a priori la exigencia sea menor que en Brooklyn y en L.A., pero de nada ha servido el trabajo de Scott Skiles en la ciudad de la cerveza, cuyo mejor resultado fue la primera ronda perdida en el séptimo partido de la eliminatoria ante los Atlanta Hawks en la temporada 2009/2010.

Su sustituto, Jim Boylan, de 57 años, no es que tenga una amplia experiencia como entrenador jefe, pero sí que ha trabajado en varias franquicias de la NBA durante los últimos 20 años. Antes de ser asistente en Milwaukee Bucks lo fue también en Cleveland, Vancouver, Phoenix y Chicago. Fue precisamente en los Bulls cuando ejerció por última vez de entrenador interino en los últimos 56 encuentros de la temporada regular 2007/2008, que finalizó con un balance de 24 victorias y 32 derrotas.

Con Skiles fulminado tras cuatro temporadas, con Avery Johnson después de sólo dos y con Mike Brown tras sólo una, parece que lo de ser entrenador de la NBA se está convirtiendo en una profesión de riesgo. Las largas etapas de los míticos técnicos como Red Auerbach, Lenny Wilkens, Chuck Daly, Larry Brown, Pat Riley, Jerry Sloan, Phil Jackson, etc ya son un caso cada vez menos común en la liga norteamericana, lo de superar más de tres o cuatro temporadas en el mismo equipo ya se puede considerar todo un éxito.

Los más privilegiados en este sentido son en la actualidad George Karl (Denver Nuggets) y sobre todo Gregg Popovich (San Antonio Spurs), que son los que más tiempo llevan entrenando de manera consecutiva en una misma franquicia. Tras ellos se sitúan Doc Rivers en los Boston Celtics y Rick Carlisle en Dallas Mavericks, aunque estos dos últimos están muy cerca de terminar sus respectivos ciclos y podrían tener su final en próximas temporadas. Quizá no sean los siguientes en hacer las maletas, ya que antes hay algunos candidatos a tener en cuenta, como Alvin Gentry en Phoenix Suns o Randy Witman en Washington Wizards.