Ray Allen vuelve esta noche a Boston

El jugador de los Miami Heat regresará por primera vez desde su marcha a la que fue su casa los últimos cinco años

Ray Allen volverá a pisar la cancha del TD Garden
Ray Allen volverá a pisar la cancha del TD Garden

Ray Allen volverá a Boston por primera vez desde su marcha el pasado verano. El actual jugador de los Miami Heat regresará a la que fue su casa durante los últimos cinco años, para enfrentarse a unos Celtics en caída libre. No se espera un recibimiento excesivamente cálido, aunque tampoco parece que Allen vaya a ser aplaudido por la parroquia del TD Garden.

Los Miami Heat de Ray Allen visitan en la jornada de hoy a los Boston Celtics, en un partido marcado por la vuelta del escolta a la que fue su casa durante las últimas temporadas. Según los aficionados y algunos miembros de la propia franquicia, Allen se marchó de mala manera, por lo que no merece que sea reconocida su importancia en el equipo durante su estancia.

La vuelta de Allen al TD Garden no es -o por lo menos no debe ser- la principal preocupación de los Celtics para el partido de mañana. La franquicia dirigida por Doc Rivers suma seis partidos consecutivos sin ganar, por lo que la palabra crisis comienza a tomar forma en Boston. Los Celtics tienen la oportunidad perfecta para redimirse y volver a la senda de la victoria, justo ante su ex jugador.

En cuanto a Allen, el jugador sabe que no será bien recibido en la que fue su casa, pero no le preocupa en exceso. ''Espero ser abucheado porque estoy en otro equipo ahora. Esto siempre ha sucedido así en la NBA'', afirmó Allen en sus últimas declaraciones a la prensa.

Allen tuvo muchos motivos para salir de Boston el pasado verano. Estuvo cerca de ser traspaso a los Memphis Grizzlies antes del cierre de mercado, su relación con el base titular Rajon Rondo se deterioró de una forma alarmante y finalmente perdió su puesto de titular, siendo éste ocupado por Avery Bradley. Todo esto llevo a Allen a salir al mercado de agentes libres del pasado verano.

Los Boston Celtics intentaron su renovación hasta el último momento, ofreciéndole más dinero incluso de lo que le podrían ofrecer en verano. Pero el dinero no era la prioridad de Allen cuando firmó con los Miami Heat, con la finalidad de intentar ganar su segundo anillo de campeón de la NBA. Esto descolocó y enfadó a los aficionados y algunos integrantes de los Celtics.

''Estuve relacionado con varios equipos en un hipotético traspaso durante los dos últimos años. Eso fue casi como una muestra de desprecio hacia mi persona. Dieron prioridad a los posibles fichajes y luego se acercaron a mi con total naturalidad, como si no hubiera pasado nada'', comentó Allen en unas declaraciones a la prensa de Miami.

El último caso de un ex jugador de los Celtics que regresaba al TD Garden es el de Kendrick Perkins. El actual jugador de los Oklahoma City Thunder fue recibido con una gran ovación en su vuelta a Boston. Este caso en concreto no parece que se vaya a parecer al posible recibimiento de Allen, ya que éste rechazó la renovación para marcharse a un equipo rival por menos dinero.

''No sé si fue el orgullo o una cuestión de ego, pero la salida de Allen me sorprendió. Él se fue por menos dinero, eso quiere decir mucho. Nunca pensé que vería algo así, es una auténtica locura'', afirmaba el center de los Thunder. ''Ganó un campeonato allí, por lo que creo que merece ser recibido entre aplausos. No creo que le vayan a abuchear, no creo que se lo merezca. Mucha gente podrá no estar de acuerdo con su decisión, pero es lo que hay'', añadió Perkins.

El entrenador de los Celtics también habló en sus últimas declaraciones a la prensa sobre la vuelta de Allen al TD Garden tras su marcha a Miami durante el pasado verano. ''Espero que Ray sea tratado como un rey en su regreso. No hay que centrarse en por qué abandonó la franquicia. Debemos abrazarlo y celebrar con él lo que hizo por nosotros cuando jugaba aquí. Él era un gran celta'', afirmó Rivers.

Otro de los momentos más esperados y a la vez calientes de la noche volverá a ser el reencuentro entre Ray Allen y Kevin Garnett, quienes fueron grandes amigos durante los últimos años. Ahora, la relación entre ambos es inexistente. Garnett afirmó tras la marcha de Allen, que éste ya no existía para él y que iba a borrar su número de teléfono de su agenda de contactos.

Este desprecio hacia Allen se vio reflejado en el primer partido de la temporada, en el que los Celtics visitaron el American Airlines Arena de Miami. Allen se saludó con todos su ex compañeros menos con Garnett, quien rechazó el saludo de Allen en una de las escenas más tristes de la temporada.

Con todo esto, el principal objetivo y/o pensamiento de los Celtics para esta noche debe ser conseguir la victoria ante un gran rival como son los Heat de Miami. Los orgullosos verdes están obligados a recuperarse de la mala racha de seis derrotas. Después de esto, ya habrá tiempo para recibimientos, aplausos, pitadas y más cosas que sucederán durante todo el encuentro.

Comentarios recientes