Boston Celtics, fin de ciclo

Danny Ainge debe tomar decisiones y marcar el camino Celtic

Boston Celtics/getty images
Boston Celtics/getty images

Con la noticia de la grave lesión de ligamentos de Rajon Rondo que le hacía decir adiós a la temporada, se apagaba el calor del TD Garden que celebraba la victoria tras dos prórrogas ante los poseedores del anillo Miami Heat, y se disparaban los rumores de fichajes en la franquicia, Danny Ainge no tenía tiempo de celebraciones, mucho trabajo tiene ahora encima de la mesa si no quiere hipotecar el futuro de la franquicia, para lo cual debe mantener la mente fría y tomar decisiones enfocadas en un medio plazo y no en el corto plazo que marcaría esta temporada. De momento tiene hasta el cierre del mercado para mover las primeras fichas, veremos cuales son sus movimientos.

Cuando durante el pasado verano el GM Danny Ainge, conseguía retener en el equipo a Kevin Garnett con un contrato de $ 12,4 millones y fichó a Jason Terry y Courtney Lee, parecía que esto junto a la salida de Ray Allen camino de Miami marcaba una nueva apuesta por intentar conseguir otra vez una carrera hacia el anillo, pero esta vez de la mano de otro "big three" Rajon Rondo, Paul Pierce y Kevin Garnett. Pero la lesión de Rondo ha precipitado todos estos acontecimientos, más teniendo en cuenta y con la experiencia de los últimos lesionados de ligamentos en la NBA, véase el ejemplo de Ricky Rubio o Derrick Rose, muy optimista hay que ser para pensar en un Rondo en pista antes de las próximas navidades, pero es que además, hay que tener en cuenta que la vuelta y recuperación de esta lesión es muy complicada y requiere de mucho tiempo para volver a pleno rendimiento, lo cual no sería antes de los play off de la próxima temporada.

No hay duda que la lesión para Danny Ainge es complicada, el único cromo apetecible con el que contaba para reconstruir el equipo en algún trade que le aportase al equipo algo de peso dentro, no era otro sino Rajon Rondo, el equipo depende en el interior en exceso de los 37 años de Kevin Garnett que sigue aportando esta temporada unos nada despreciables 14 puntos y 7 rebotes, y los exteriores que han llegado al equipo no han estado a la altura, y siguen dependiendo de un Paul Pierce que a sus 36 años hace lo que puede para el equipo, ayer nada menos que un triple doble, pero que sufre mucho y en defensa ya no está a la altura de lo que exige un entrenador como Doc Rivers.

Así pues, parece que con la lesión de Rondo y la edad de sus dos jugadores más importantes, parece una locura que el planteamiento de Danny Ainge vaya a ser el de no mover pieza y esperar a la recuperación de Rondo, para volver a intentar un nuevo asalto al anillo con un Garnett rondando los 40 años y Pierce los 38 que no sería nunca antes de dos años, teniendo en cuenta que ese es el tiempo que a Rondo le costaría volver a estar a pleno rendimiento.

Descartada en principio esta opción, que otras opciones le quedan a Danny Ainge. Veamos, una primera sería intentar retocar el equipo para este final de temporada antes del cierre de mercado el próximo 21 de Febrero, analizando esta situación ¿con qué jugadores "apetecibles" para un posible "trade" cuenta Boston Celtics? parece claro que Paul Pierce y el propio Kevin Garnett, la opción de desprenderse de Jared Sullinger sería una locura ahora mismo, Ainge deberá estudiar además de estos cualquier posible "trade" en su "roster", pero se antoja muy complicado que esto pueda darse, y es que nadie va a querer entrar un trade con los Celtics intercambiando jugadores jóvenes de calidad por vetaranos que la tienen, pero que tienen muchas temporadas a la espalda. Y otro inconveniente más, no sería nada interesante incrementar la nómina Celtic con el único objetivo de salvar la temporada hipotecando así cualquier movimiento de cara a la próxima temporada.

Ofertas parece que pueden haber, pero si Danny Ainge actúa de manera inteligente sabe que saldrá perdiendo y deberá convencer a Doc Rivers que sería mejor opción esperar al próximo verano para reconstruir el equipo con las mayores garantías y no caer en la precipitación a la hora de moverse en un mercado que sabe perfectamente que los Celtics andan necesitados ahora mismo. Quizás este verano si que podría afrontar un movimiento similar al que ya realizó en verano de 2007 juntando al "big three" con el único objetivo de pelear por un anillo, aunque esa carrera se alargó más de lo esperado.

Las deficiencias de Boston con la lesión de Rondo se han multiplicado, han pasado de necesitar jugadores interiores de peso que no exijan al mejor Garnett cada noche a tener que buscar un base que aporte al equipo algo similar a lo que aportaba Rajon Rondo, dos nombres se suman a esa lista, Jose Calderón que acaba contrato en Toronto y Rudy Gay que podría interesar a unos Grizzlies interesados en aligerar nómina y podrían aceptar un trade por Paul Pierce. Sin duda decisiones a tomar por Ainge, al que conociendo su manera de actuar no le va a temblar el pulso en esta partida de póker que se inicia.

Llegado este momento, es tiempo de no precipitarse, y de pensar cual es la mejor opción para la franquicia, sin duda Rivers es muy capaz de gestionar con el vestuario la baja de Rondo y motivar a sus jugadores para intentar meterse en el play off, lo cual le daría el tiempo necesario a Danny Ainge en los despachos para tomar las decisiones más beneficiosas para el equipo, veremos si es así. Desde luego todo apunta a que esta es la última temporada con la apuesta actual del equipo, la baja de Rajon Rondo ha acelerado el proceso, y todo apunta a un fin de ciclo en los Celtics. Pero que nadie olvide el "orgullo celtic" y que este equipo siempre se crece en las adversidades.

Sin duda objetivos de cara a la próxima temporada, un tirador de garantías que supla la baja de Ray Allen, algo que no han sido capaces de hacer este año ni con Jason Terry quien está en sus peores números desde su temporada de rookie ni Courtney Lee quien no está a la altura de lo esperado, un jugador interior que libere a Garnett de tener que hacer esos números jornada tras jornada ahí podrían estar interesados en Pau Gasol, o un Demarcus Cousins que con una franquicia en estado de convulsión podría ser un jugador muy interesante, y ahora también un "playmaker"que le de a Rondo el tiempo suficiente de recuperación, la opción que más garantías daría en ese puesto no sería otra que Jose Calderón.

Veremos cual es la decisión de Ainge, los plazos de la partida parecen claros, próximo cierre de mercado va a marcar un primer movimiento y a partir de ahí Danny Ainge tendrá más tiempo para tomar decisiones, sin duda toca fin de ciclo y sin duda ha sido un ciclo exitoso, por lo que las decisiones pueden ser dolorosas.

Comentarios recientes