Lakers: el triunfo de la autogestión

Steve Nash toma las riendas de los Lakers

Los Angeles Lakers/blanchereport
Los Angeles Lakers/blanchereport

Los jugadores de los Lakers parece que han decidido dejar las quejas a un lado y han optado por la autogestión para salir de la situación en que se encuentran, pero si algo llamó la atención en el partido contra Oklahoma City Thunder, era ver la disposición del equipo en los tiempos muertos, la voz cantante la llevaba nada menos que Steve Nash, ante un Mike D'Antoni pizarra en mano que esperaba a que acabasen de hablar el base canadiense y Kobe Bryant para dar alguna instrucción.


Los Lakers se la jugaban ayer y por fin hicieron un partido serio, pero algo llamaba la atención sobre todo lo demás y era ver los "time outs" del equipo angelino, con un Nash ejerciendo de entrenador y un D'Antoni que sólo atinaba a mantener la pizarra entre las manos. Parece que ésta es la clave del cambio. Los Lakers salieron con un Howard que en los dos primeros cuartos hizo unos vergonzantes 1-8 desde el tiro libre, la entrada de Gasol a pista se notó de manera positiva, parece que hay una primera decisión tomada, los dos juntos en pista será difìcil verlo a partir de ahora. La participación de "superman" a partir de ese momento fue más testimonial y participó tan sólo de los dos últimos minutos de partido, en un intento por hacerle entrar en la dinámica de equipo.

Pero si algo destaca sobre todo lo demás eso no es sino la nueva versión de Kobe Bryant, el escolta de los Lakers finalizó la primera parte con 6 puntos 7 rebotes y 6 asistencias, para finalizar el partido con 21 puntos 9 rebotes y 14 asistencias, por segundo partido consecutivo vimos esta nueva versión de Kobe, que ya en el partido anterior hizo 14 puntos, 9 rebotes y 14 asistencias, unos números a los que hay sumar un 70% en porcentaje de tiros, pero sobretodo un intangible que vale lo que vale Kobe Bryant, cuando el partido estaba más caliente Kobe asumió la responsabilidad anotadora y llevó a su equipo a la victoria.

Parece que la influencia de Nash en el equipo después de todos los problemas de lesiones empieza a notarse ahora, y según parece todo lo que está pasando en este cambio en los Lakers gira en torno a la figura del veterano base canadiense. Él ha sido clave para hacerle ver a Kobe la importancia que puede tener en el juego con esta nueva versión mucho más inteligente y eficaz y él sabe hacer jugar al equipo en los momentos clave, y ha sido quien ha hecho ver a Gasol la importancia que puede tener en el juego del equipo, sea como titular o como sexto hombre.

Que los jugadores no confían en D'Antoni, parece claro, ni siquiera aquellos que avalaron su llegada como el propio Steve Nash.Por si alguien tenía dudas, las declaraciones de Pau Gasol "No sé si hemos jugado mucho el sistema D'Antoni" dejaban un claro recado en el tejado de Mike D'Antoni quien sacaba pecho por la victoria pero sabe de la dificultad de las circunstancias que rodearon a la misma.

Ahora los números para Lakers están claros, todos tienen grabada una cifra en la cabeza, 47 y un porcentaje 70%, estos son los números que les darían los play off a los Lakers. 47 victorias y un 70% de victorias en el los partidos que le restan de aquí a finalizar la "regular season". Desde luego con el cambio de actitud que se ha visto estos dos últimos enfrentamientos frente a Utah y Oklahoma, con jugadores como Jodie Meeks anotando puntos en momentos decisivos del partido, con un Metta World Peacey Earl Clark defendiendo duro a Kevin Durant, y un Kobe que recordaba al gran "Magic" Johnson uno puede creer que estos Lakers pueden ser capaces de ganar esos 47 partidos que le hacen falta.

Veremos como gestiona D'Antoni todo lo que se va a escribir sobre este asunto y en este sentido, las opciones parecen claras, tragarse el orgullo y que los jugadores continúen con la autogestión o querer ser el protagonista de la reacción y ver como reacciona el equipo.

Un último rumor corría el ayer por Los Angeles, en el entrenamiento previo al partido con Utah Jazz, D'Antoni metió a su hermano de más de 60 años a hacer un ejercicio de 2x2 ante la falta de jugadores, la reacción de Dwight Howard fue la de coger el camino del vestuario indignado ante esta situación, veremos como se desarrollan los hechos a partir de ahora.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-PAU GASOL CONFIRMA LA AUTOGESTIÓN EN LOS ANGELES LAKERS

Comentarios recientes