Lakers: Las cábalas que les pueden llevar al play-off

Al equipo angelino empiezan a no salirle las cuentas para quedar octavos en el Oeste

Mike D'Antoni/nba.com
Mike D'Antoni/nba.com

A Los Angeles Lakers no le salen las cuentas para conseguir meterse en play-off, el equipo de Mike D'Antoni, con una marca de 19-25, necesita conseguir 28 victorias en los 38 partidos de temporada regular que le quedan, llegando así a 47 victorias, que ha sido la media en la conferencia Oeste las últimas cinco temporadas a 82 partidos.

La situación del equipo angelino empieza a ser delicada. El objetivo para la plantilla más cara de la NBA con unos salarios por encima de los $ 100 millones, parece claro que debería ser luchar por el anillo, pero eso ahora mismo se ha convertido en una quimera, y su único objetivo real hoy por hoy es intentar lograr la octava plaza del Oeste. Los fichajes de Steve Nash y Dwight Howard no han aportado al equipo la fiabilidad esperada. La destitución de Mike Brown cuando llevaban una racha de 1-4 el pasado mes de noviembre y la llegada de Mike D'Antoni al equipo no ha acabado de solucionar ninguno de los problemas que ya apuntaba el equipo californiano.

Los debates sobre la posición de Gasol en el equipo y el rol que este debía desempeñar, siguen vivos después de haberse disputado 44 partidos de la "regular season", lo que no deja lugar a la duda que no han sabido atajar el problema y aportar soluciones a un equipo que ahora mismo anda perdido en mitad de la conferencia Oeste. Puede servir como excusa las lesiones que no han permitido conjuntar al elenco de estrellas angelino. Pero llegados a este momento de la temporada ya no hay opciones de lamentarse.

Analizando la crudeza de los números, la situación no pinta demasiado halagüeña para los Lakers. Actualmente el equipo está en un 19-25 lo que supone un porcentaje de victorias del 43,2%. Para lograr las 47 victorias que están dando la octava plaza del Oeste y por tanto la posibilidad de disputar los play-offs, el equipo debería subir ese porcentaje de victorias hasta el 69,5%. Actualmente en la liga, sólo tres equipos igualan o superan ese porcentaje de victorias en la liga, y los tres juegan en el Oeste, San Antonio, sus vecinos de los Clippers y Oklahoma que tiene un récord actualmente del 75,6% de victorias en sus partidos disputados. Unas cifras sin duda al alcance de pocos equipos y son cifras desde luego de campeón de conferencia.

Tras empezar 2013 como uno de los peores equipos de la competición, los Lakers parecen haber encontrado por fin el juego idóneo para acceder a la post-temporada. Inmersos en varias polémicas como la suplencia de Gasol, el mal estado de forma de Howard o el rol de Kobe Bryant, la franqucia dirigida por Mike D'Antoni ha conseguido despertar gracias a una estrategia más ofensiva, donde los tiros son mejor repartidos.

El nuevo rol de Kobe Bryant tiene mucho que ver en que los Lakers hayan ganado sus dos últimos partidos (contra los Thunder uno de ellos). 'The Black Mamba' se ha convertido en un jugador todoterreno, facilitador que no necesita tirar más de 15 tiros por partido. Sus porcentajes evidencian el resultado, rozando el 'triple-doble' en ambos encuentros y consiguiendo 14 asistencias en cada uno de ellos.

Para disputar los Playoffs, los Lakers deberán ganar por lo menos 2 de cada 3 partidos que le restan hasta la finalización de la regular season. Además, de entrar en la post-temporada, con casi toda seguridad su rival será los Oklahoma City Thunder o Los Ángeles Clippers.

Para ello, los Lakers podrían reforzarse con algún fichaje antes del cierre de mercado programado para el día 21 de enero. Los últimos rumores apuntan a una posible salida de Pau Gasol, que podría ir a Boston Celtics inmerso en un traspaso a tres bandas, donde Rudy Gay llegaría a los Lakers y Paul Pierce a Memphis Grizzlies. Gasol no está contento con su nuevo rol de suplente, por lo que no descarta su salida.

Veremos como se desarrolla este sprint final de la temporada. No hay duda de que el roster de los Lakers no está ocupando la posición que por prestigio y calidad deberían ocupar, pero parece evidente que no es todo poner unos nombres sobre la pista, hay que asignar unos roles a esos jugadores y saberlos motivar y que se crean el rol asignado en el equipo a cada uno. Y eso hoy por hoy parece que no es la situación de los Lakers.

Comentarios recientes