Para ganar la NBA hay que perder dinero

LeBron James piensa que para ganar es necesario sacrificar una parte del salario

LeBron James
LeBron James

LeBron James piensa que para ganar hay que perder dinero. El jugador de los Miami Heat defiende que para conseguir el campeonato de la NBA, en la mayoría de los casos, hay que reducir el salario para ajustarse a un equipo lleno de estrellas, como le ocurrió a él a su llegada a Miami Heat, en la que se bajó el salario que poseía en Cleveland Cavaliers.

En el verano de 2014, LeBron James finaliza su contrato actual con los Miami Heat, por lo que podría engrosar la lista de agentes libres de 2014, en la que aparecen jugadores de la talla de Chris Bosh y Dwyane Wade, compañeros suyos. Se está comenzando a especular con la posibilidad de que el King decida no renovar y se marche a otra franquicia de la NBA.

Los primeros rumores le sitúan de nuevo en Cleveland, lugar de nacimiento de James. Tal y como fue su salida, su vuelta se antoja complicada, ya que la afición de los Cavaliers sigue sin perdonarle el desplante que les hizo hace ya tres temporadas. Incluso salió en la prensa que los Lakers, que en los próximos años se quitará el gran salario de Kobe Bryant (30 millones de dólares), podría pujar por el propio LeBron James.

La intención de los Cavaliers es la de juntar a LeBron con Kyrie Irving, basando el equipo en torno a ambas estrellas de la competición. Pero, una vez más, LeBron no recibiría una oferta contractual con el máximo salario permitido.

''No he tenido un contrato máximo completo todavía en mi carrera. No lo entiendo, aunque eso no me importa. El juego es lo verdaderamente importante en mi carrera. Económicamente, siempre me he sacrificado por el equipo. Esto realmente se trata de ganar y no conseguir dinero. Yo lo veo así'', comentó LeBron James en los micrófonos de ESPN.

En cuanto a su futuro, con casi toda seguridad, LeBron volverá a renovar con los Miami Heat, cobrando menos como ya hizo en su anterior contrato. Es algo que no importa al jugador, ya que gracias a sus patrocinios y demás negocios, durante el pasado año ganó unos 40 millones de dólares.

A partir del año que viene, los nuevos niveles impositivos harán que fichar estrellas sea más caro para las franquicias de la NBA. La subida del ''luxury tax'' ya ha obligado a varios equipos a desprender lastre, como es el caso de Memphis Grizzlies con el traspaso de Rudy Gay a los Toronto Raptors. Cada año que pasa, el impuesto sube y por ende los beneficios disminuyen.

Durante los últimos meses, además de los Grizzlies con el trade de Rudy Gay, otros equipos han intentado evitar el pago de salarios demasiados costos y también el de la subida del impuesto de lujo, quebradero de cabeza de muchas franquicias. Los Oklahoma City Thunder traspasaron a James Harden porque ya no les quedaba espacio y este mismo verano tendrán que renovar a la baja a Kevin Martin, si quieren que continue ligado al equipo entrenado por Scott Brooks.

LeBron representa al jugador que de verdad le importa ganar la NBA algún día y no conseguir el máximo dinero posible a lo largo de la carrera. Capaz de ganar menos, para ganar más. ''Creo que los equipos entienden que se necesitan a tres jugadores de renombre para hacer cosas grandes. Lo difícil es conseguirlos'', comentó LeBron.

Tanto Wade, como Bosh y LeBron, se encuentran ganando una cantidad cercana a unos 17 millones de dólares. Si estos hubieran solicitado un contrato por el máximo, actualmente podrían estar ganando una cantidad en torno a unos 20 millones de dólares. Con esta cifra, que suma unos 8 millones más, los Heat no se hubieran podido permitir a jugadores secundarios de la importancia de Mike Miller, Ray Allen, Shane Battier y Udonis Haslem.

En definitiva, LeBron propone el ''gana menos para ganar más''. No todo es salario, impuestos de lujo, contrato máximo, etc, en la NBA. El hambre por ganar el anillo debe de ser superior a todo ello. Si para ganarlo hay que ganar más, para cuadrar un roster de buenos jugadores, estos deben entender que el primer objetivo es el equipo.

Comentarios recientes