La Final Four de la NCAA en clave de draft

El número 1 del draft busca candidatos en Atlanta

Georgia Dome, Atlanta
Georgia Dome, Atlanta

El "March Madness" comenzaba con 68 equipos implicados y tras este intenso fin de semana la competición más mediática del baloncesto fuera de la NBA tendrá un ganador, las estrellas universitarias competirán por el título de campeones, mientras todos los equipos de la NBA tendrán a sus ojeadores tratando de hacer la mejor elección posible en el próximo draft. Analizamos a los jugadores con mayores posibilidades de ser escogidos como número 1 del draft.

Wichita State, Michigan, Syracuse y Louisville están ya preparados para saltar a la cancha y buscar la gloria de proclamarse campeones de la NCAA, los jugadores saben que se juegan un título pero todos son conscientes en mayor o medida que lo que se pone en juego en estos días en Atlanta no es sólo eso. El número 1 del draft y la llegada a la NBA es para todos ellos el gran objetivo al margen del título, saben que lo que suceda en estos tres partidos puede marcar su elección en el próximo draft.

Los grandes candidatos en todas las proyecciones que se realizan en USA sobre el draft saltarán a la pista del Georgia Dome. Trey Burke de Michigan, Michael Carter-Williams de Syracuse, Tim Hardaway jr, Michigan y Gorgui Dieng, Louisville son los que actualmente mayores posibilidades tienen de ser elegidos como número 1, sin duda lo que hagan en esta Final Four acabará de definir esta elección. Sorprendentemente ningún jugador de Wichita State aparece entre los candidatos a ser número 1 del draft.

Michael Carter-Williams, con 1.98 tiene la altura ideal para jugar como escolta, su buena visión de juego es muy valorada entre los ojeadores de la NBA destaca como anotador pero su facilidad de pase le convierte en un gran facilitador, el "freshman" de Syracuse tiene un gran trabajo por delante para mejorar su tiro. Sus porcentajes son muy bajos, un 39% en tiros de campo con el 29% en lanzamientos de tres puntos, pueden acabar siendo un lastre demasiado importante en su elección como número 1 del draft. Sus números están siendo muy buenos esta temporada pese a sus problemas de tiro, 12.1 puntos, 4.9 rebotes, 7.4 asistencias y 2.8 robos lo convierten en un jugador muy interesante, no cabe duda que sus porcentajes mejorarán con el tiempo.

Trey Burke, jugador de Michigan, su posición en el campo es la de "point-guard", sus características de juego son las de un anotador puro, con buen lanzamiento de tres puntos, Burke también es un buen penetrador, aunque deberá trabajar en mejorar sus finalizaciones. Sus porcentajes de tiro del 39% en tiros de campo y un 35% en lanzamientos de tres puntos lo cual es auguran un gran futuro para el en la NBA. Quizás su mayor hándicap para competir al máximo nivel entre los profesionales pueda ser su capacidad física, puede pasarlo mal para competir con los mejores defensores de la liga.

Gorgui Dieng, el único interior entre los candidatos a número 1, durante la carrera estelar de Louisville hacia la Final Four se ha mostrado como una pieza fundamental del equipo. Quizás antes de empezar el "March Madness" su nombre no entraba entre las listas de favoritos a obtener el número 1 del draft, pero su gran torneo lo hace serio aspirante. Destaca fundamentalmente en facetas defensivas, con un tiro más que fiable de media distancia. Quizás debería trabajar en su capacidad para jugar en el poste y en general en su juego de ataque, de hacerlo tendrá un gran futuro en la NBA.

Tim Hardaway jr. el más mediático de los cuatro sin duda, su apellido le avala. Lo más destacable en el juego de Hardaway es su capacidad de generarse sus propios tiros, algo muy valorado por los equipos NBA, un jugador que cuando está en racha es muy complicado de defender. Una buena Final Four acabaría de elevar a Hardaway en las proyecciones del draft. Su mayor debilidad, quizás su lectura del juego y la toma de decisiones en ataque que a veces le convierten en un jugador demasiado individualista, sin duda tiene un buen maestro que le ayudará a pulir estos defectos.

Estos son sobre el papel los jugadores destinados a dominar esta Final Four, aunque un torneo de este tipo siempre está abierto a sorpresas, aunque no se debe olvidar que el baloncesto es un deporte de equipo y como tal hay que analizarlo.

Comentarios recientes