Begic y Hettsheimeir, un rebote frente al Valencia Basket

¿Culpa de Pablo Laso o de los jugadores?

Begic y Hettsheimeir, un rebote frente al Valencia Basket
Begic y Hettsheimeir, un rebote frente al Valencia Basket

Mirza Begic y Rafael Hettsheimeir dejaron a las claras la fragilidad del juego interior del Real Madrid frente al Valencia Basket. Un equipo valenciano que llegaba con bajas importantes en el juego interior. El esloveno cogió un rebote en los casi trece minutos que estuvo en pista. Mientras el brasileño no pudo coger ningún rechace durante el partido, en los diecinueve minutos que Pablo Laso le hizo jugar.

Mirando detenidamente los números de Mirza Begic en el rebote, el pívot blanco apenas coge tres rebotes por partido, en los catorce minutos que está en pista. Siendo superado incluso por Carlos Suárez, que apenas está tres más en cancha. Lo que dice muy a las claras, que el jugador no tiene la confianza necesaria en atacar el rebote.

Si ponemos sobre la mesa, las estadísticas de Hettsheimeir, aun son más desalentadores. Once minutos en cancha, y no llega a los dos rechaces por partido. Podemos decir que el pívot sale de una lesión de rodilla complicada, pero ya ha jugado 17 partidos y la mejoría en el juego sigue sin verse. Apenas coge un rebote cada ocho minutos de juego.

¿Culpa de Pablo Laso o de los jugadores?

Desde el punto de vista del juego que practica el Real Madrid, los pívots blancos están totalmente desaprovechados. Con lo que eso conlleva. Nula aportación en el juego de ataque del equipo, y pérdida de confianza en sus habilidades.

Pero no es un problema sólo de los pívots. Si no de todo el equipo. Que viendo la nula confianza de su entrenador en ellos, hacen que sus propios compañeros desconfíen durante el partido de la ayuda que pueden prestar al equipo. Con lo que el juego del Real Madrid se vuelve más previsible. Pudiendo los pívots rivales realizar ayudas a sus exteriores, ya que saben que el atacante no tendrá opciones reales de jugar en ataque. Limitando su juego a bloqueos, en la línea de 6.75 o en la línea de fondo, para los jugadores exteriores.

Como ejemplo de todo esto, tenemos el caso de Ante Tomic. Un jugador totalmente desaprovechado por el Real Madrid de Pablo Laso, y que el FC Barcelona está siendo uno de los jugadores más destacados de la ACB.

Mientras tanto, salen nombres y más nombres, que se asocian al Real Madrid, como Salah Mejri o Lamont Hamilton. Pero que visto lo que ha sucedido con este equipo, la solución no pasa por el cambio de 'cromos'. Más bien, en hacer que los pívots se sientan importantes dentro del sistema.

Comentarios recientes