La velocidad de Golden está condenando a los Spurs

Mark Jackson lo tiene claro, velocidad y más velocidad contra los Spurs

La serie entre San Antonio Spurs y Golden State Warriors parece una batalla por controlar el ritmo de los partidos, de momento la partida la ha ganado en estos dos partidos Golden State Warriors, pese a que una remontada final de los Spurs, les hizo forzar la prórroga en un partido que se acabó decidiendo con el triple de Manu Ginobili sobre la bocina. Los Warriors tienen claras cuáles son sus bazas y van a jugarlas hasta el final, mientras tanto San Antonio no sale de su guión, el juego de los Spurs siempre es el mismo, buscar una situación de ventaja en cualquier movimiento del ataque, y a partir de ese momento, leer las ventajas que se generan y castigar con hombres abiertos en las esquinas. Veremos quien se acaba adjudicando la partida de ajedrez, de momento los Warriors y Mark Jackson llevan ventaja.

Gregg Popovich deberá empezar a hacer ajustes si no quiere que la eliminatoria de semifinales que le enfrenta a los Warriors se le escape. Siempre se ha discutido si el sistema de juego de los Spurs es igual de efectivo en liga regular de lo que puede ser en las eliminatorias de Playoff, nadie puede discutir los cuatro anillos que se han ganado de esta manera, pero sí que parece evidente que la superioridad que demuestran durante la regular season, no se ve desde hace ya varias temporadas, corroborada en los playoff. Ahora las series de semifinales se trasladan al Oracle Arena, la cancha de los Golden State Warriors, famosa por ser una de las más ruidosas de toda la NBA y donde los aficionados de Golden, tratarán de empujar a su equipo hasta el 3-1 en las series, y dejar así al equipo al borde de las WCF.

El planteamiento de los Warriors es sencillo, la ausencia de David Lee, les condiciona la manera de jugar, pero a la vez les ha liberado de las cadenas que podría suponer tener que buscar el juego interior, sin Lee, los Warriors son claramente inferiores por dentro, frente al poderío de los Spurs con Duncan, Bonner, Diaw (clave en la remontada del último cuarto) y un Splitter que ayer ya disputaba sus primeros minutos en esta serie. Esta inferioridad en la pintura Mark Jackson ha tenido claro desde un principio como contrarrestarla y ha sido a base de velocidad y ritmo alto de partido.

Primer partido a 100 tiros y segundo encuentro con 85 tiros (para que sirva de referencia Miami lanzó en el Game 2 70 lanzamientos a canasta por 76 de los Bulls), es decir, estrategia clara, a correr, posesiones cortas y cada jugador que recibe el balón ha de mostrarse siempre agresivo de cara al aro rival y ser una amenza para la defensa de los Spurs. El primer partido Stephen Curry se fue hasta los 44 puntos y en el segundo fue Klay Thompson quien con 34 puntos y 8/9 en lanzamientos de tres puntos se convirtió en el factor determinante del ataque de Golden. Este juego a un equipo veterano como San Antonio, evidentemente le penaliza e incluso provoca que la supuesta ventaja en el juego interior no sea tal en el rebote, ya que la electricidad del ataque de los hombres de Mark Jackson no les permite jugar al ritmo en el que se sienten cómodos y provoca posiciones defensivas nada habituales en los Spurs. Prueba de ello es el dominio en el rebote 105 por parte de los Warriors frente a 91 de los Spurs.

La respuesta de los Spurs está por ver, veremos si Popovich sigue confiando en ocupar espacios, abrir tiradores y buscar ventajas en el 1c1 y a partir de ahí leer las situaciones de ventaja que se generen, o por el contrario se saca de la manga alguna estrategia táctica que rompa la fluidez anotadora de los hombres exteriores de los Warriors que se están mostrando determinantes en esta post temporada.

De todos modos, y haga lo que haga Popovich, como Stephen Curry siga estando en el estado de gracia en el que parece estar en este último tercio de la temporada, se antoja complicado que pueda parar el torrente anotador del genial base. Pero conociendo a Popovich, y sabiendoi que Golden tampoco tiene demasiadas alternativas que presentar, que no sean la de imponer ese endiablado ritmo de juego, cualquier posibilidad cabe en esta serie...por el bien del baloncesto esperemos que lleguen a un séptimo partido que sería espectacular.

Comentarios recientes