Derrick Rose: conoce las razones por las que no juega

El criterio de los servicios médicos de los Bulls en entredicho

Derrick Rose tiene el alta médica para jugar desde el pasado mes de febrero, el jugador que caía lesionado el pasado 28 de Abril de 2012, ha pasado por un duro proceso de recuperación y según los servicios médicos de Chicago Bulls ya estaría en condiciones óptimas para disputar partidos, pero ¿por qué no juega Derrick Rose? Se está empezando a poner en duda el compromiso del jugador y la motivación que tiene por el equipo, con los Bulls en semifinales de conferencia y la serie igualada frente a Miami Heat, antes de volar hacia Chicago ¿alguien duda que Derrick Rose no está motivado para jugar? frente a unos bases de Miami Heat que no son precisamente los mejores defensores de la liga, y como prueba ahí están los números que está haciendo Nate Robinson. El tema Rose es más complicado o más sencillo, según se quiera ver.

Los servicios médicos de Chicago Bulls dieron el alta a Derrick Rose el pasado mes de febrero, se supone que desde entonces el jugador tiene la posibilidad de jugar sin volver a recaer de su lesión, entonces ¿por qué no juega Derrick Rose? El motivo es bien sencillo, Derrick Rose no se cree lo que le dicen los médicos de los Bulls, los motivos para que esto suceda son bastante objetivos en el caso de Derrick, y aquí los exponemos, para ello, sólo habría que hacer un repaso a la temporada pasada de los Bulls, y valorar las condiciones en las que Rose disputa los 39 partidos de "regular season".

El jugador venía de ser escogido MVP de la temporada regular anterior, y quería seguir demostrando de lo que era capaz esta campaña, pero las molestias físicas estaban lastrando su rendimiento, Rose jugó lesionado y con molestias físicas durante gran parte de la temporada. Derrick Rose hacía saber a los servicios médicos de los Bulls que sentía diversas molestias y la respuesta que recibía por parte de los doctores solía ser la misma, "no hay problema puedes jugar". Una vez acababan los partidos, las molestias se iban viendo agravadas y su estado físico empeoraba. Pero él jugaba y lo hacía porque los servicios médicos le decían que podía jugar.

Finalmente ocurrió lo que ya todos conocemos, el jugador en el primer partido de los playoff caía lesionado, Derrick Rose se rompía el ligamento cruzado de su rodilla y se enfrentaba a todo un año por delante apartado de las pistas de baloncesto, que sin duda es lo que más le gusta hacer. Nadie puede decir que la lesión de Rose fuera consecuencia directa de las molestias que había venido arrastrando durante toda la temporada, pero el historial de los servicios médicos de Chicago Bulls, sí que invitan a ser cautos en sus pronósticos.

Sólo hay que repasar varios incidentes que han sucedido con jugadores de los Bulls. En 2009 Luol Deng sentía molestias en su pierna y el jugador no se sentía en condiciones de jugar, Deng acudió a los servicios médicos del club, y la respuesta que estos le dieron fue publicar un comunicado oficial en la que declaraban "Deng debe desafiarse a sí mismo físicamente". El objetivo de los Bulls era poder contar con Deng, de cara a meter al equipo en playoff. Pero finalmente Deng, seguía sin sentirse cómodo y su agente optó por pedir una opinión externa a los servicios médicos de los Bulls. ¿El resultado? aquella lesión de valoración "day to day", se acabó convirtiendo en un reposo obligatorio que obligó a Deng a guardar reposo o de lo contrario corría el riesgo de sufrir una lesión por estrés en su tibia que le hubiera obligado a estar más de cuatro meses fuera de las canchas. Finalmente Luol Deng, no volvió a jugar durante aquella temporada.

El doctor de los Bulls en aquella época era Brian Cole, el mismo que le ha dado el alta a Derrick Rose, y es quien ha aconsejado a Rose jugar sin ningún riesgo en una posible recaída en su lesión. Esta temporada se ha vuelto a repetir el caso Deng, Kirk Hinrich venía arrastrando molestias musculares en su gemelo, el jugador disputo 60' en el Game4 de la serie ante los Nets, nada menos que 60' un jugador que venía arrastrando molestias. El resultado todos lo conocemos, Hinrich sigue de baja y no ha disputado ninguno de los dos primeros partidos de la serie frente a los Heat, y veremos cuando puede volver a jugar.

Al tema médico hay que unir el tema Thibodeau, un entrenador capaz de tener a un jugador como Jimmy Butler disputando durante tres encuentros consecutivos los 48' reglamentarios sin descanso, un jugador que para ganar un partido exprime a sus jugadores al máximo, prueba de ello, los 202' que disputaron los titulares de los Bulls en el primer encuentro de la SF frente a Miami Heat. Rose es consciente que si decide volver a jugar, quizás nadie más que él tenga en cuenta su estado físico, y a las pruebas puede remitirse.

Una última "anécdota" quizás la más sangrante, en el Game3 de los playoff de 2011 Omer Asik, se partía la pierna, hablamos de una fractura en la pierna. Pues bien, después de pasar por los servicios médicos del club, Omer Asik disputa 2' en el Game4, los últimos minutos que disputó hasta el mes de diciembre. ¿Sabéis quien era el doctor que aconsejó a Asik jugar ese partido? El mismo que ha declarado que Derrick Rose puede jugar sin ningún temor a una posible recaída en su lesión.

La conclusión de todo esto es bien sencilla, y explica un poco mejor qué es lo que está pasando con el retorno de Derrick Rose a las pistas. Rose volverá, pero lo hará cuando vuelva a sentirse bien. El criterio de los servicios médicos de los Bulls, no parece comprometer a Rose, él volverá cuando él se sienta en condiciones de estar al 100% y nunca antes de que eso suceda. Estas son las causas por las que Derrick no se decide a jugar, porque el criterio médico para él no es válido. Rose volverá a jugar y lo hará cuando se sienta preparado para hacerlo, que nadie busque explicaciones extrañas, los motivos reales y objetivos son estos.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

LA APUESTA del día

Comentarios recientes