Lebron James volvió a ser el mejor en un Game 7

El alero de los Heat, al fin rompió el maleficio que le perseguía en los Game 7 

Lebron James/nba.com
Lebron James/nba.com

La prensa americana emplea el término "clutch" para hablar de aquellos jugadores que en momentos calientes aparecen y se tornan decisivos, no es necesario que esos jugadores promedien 30 puntos por partido, si llegado el momento caliente de una serie o de unas finales como en este caso era ayer, el jugador en cuestión es capaz de hacer un gran partido, y eso es lo que hizo ayer Lebron James, mucho se venía dudando de su capacidad, mucho se empezaba a dudar de los Heat y del rendimiento que estaba dando el "Big Three" en este momento clave de la temporada. Ayer Lebron, tenía ante sí, un gran reto, ganar el primer Game 7 de su carrera, y convertirse de esta forma en el mejor jugador en anotación en un Game 7 de todos aquellos que al menos han disputado dos de estos partidos, Lebron se convertía ayer con 33.8 puntos en los tres Game 7 disputados, en el jugador con mejor promedio de puntos de la historia de la NBA en estos partidos decisivos. Simplemente espectacular, Lebron James, demostró ayer a todos sus críticos quien es el King y que está destinado a ser uno de los mejores de todos los tiempos junto a Michael Jordan.

Lebron James "llevó su talento" a las playas de Miami con la intención de ganar Finales, de pelear por ganar anillos, quizás no estuvo demasiado acertado en las formas, con el show televisivo que organizó, pero ha demostrado en estas tres temporadas en Miami que acertó en el fondo. Lebron guiaba ayer a las terceras Finales de la NBA a los Heat en las tres temporadas que lleva allí. El duro recuerdo de la primeras finales en las que cayó ante los Mavericks de Dirk Nowitzki, le hizo apretar para ser mejor, se entrenó duro para tratar de ser mejor, se puso a las órdenes de Hakeem Olajuwon para mejorar sus movimientos al poste bajo, y convertirse de este modo en el mejor jugador de la liga.

Ayer Lebron James, era consciente de que los Heat le necesitaban, un Dwyane Wade muy mermado físicamente en estos playoff y Chris Bosh "desaparecido" no estaban a la altura de las circunstancias en estas ECF y Lebron tuvo que ejercer de líder. El partido de Lebron fue simplemente espectacular, James anotó 32 puntos, a los que añadió 8 rebotes y 4 asistencias. Además de esto secó por completo a Paul George, al que dejó en tan sólo 7 puntos, y 7 rebotes, haciendo el peor partido de las series. El king estuvo casi perfecto únicamente dos balones perdidos, fueron la única mancha en un partido casi perfecto de Lebron James.

Con este partido, el alero de Akron conseguía romper el maleficio de los Game 7 donde no había conseguido vencer en ninguno de los dos que había disputado anteriormente, además de estos sus números en estos momentos calientes, son los mejores de un jugador que haya disputado al menos dos séptimos partidos en unos playoff NBA. Lebron promedia 34.3 ppp, 8.3 rpp y 3.3 app. Superando a mitos como Michael Jordan o Kobe Bryant, ambos eso sí, con balance positivo en este tipo de partidos.

Nadie duda que ayer los Heat sin Lebron lo hubieran tenido para poder clasificarse, la figura de Lebron se está haciendo cada vez más grande y partidos como el de ayer, lo elevan a la categoría de mito, a la altura de jugadores que han hecho historia en la NBA. Lebron ha vuelto a guiar a los Heat a unas finales, las terceras consecutivas algo a la altura de los Bulls de Jordan que repitieron esa hazaña en dos ocasiones. El partido de Lebron reactivó al "Big Three" mítico de Miami, donde volvieron a aparecer un buen Dwyane Wade, que sumó 21 puntos y 9 rebotes y de un correcto Chris Bosh, a quien al menos se le pudo ver más activo defensivamente controlando algo mejor a Roy Hibbert, la gran pesadilla de los Heat durante todas las ECF.

No cabe duda, que la grandeza de un jugador no puede ser medida exclusivamente por sus números individuales, y menos todavía cuando como en este caso se trata de un deporte de equipo. La grandeza viene medida con el impacto que sus actuaciones tienen sobre el equipo, y en este caso, Lebron demuestra estar a la altura de los más grandes. Anoche su gran partido, sirvió para guiar a los Heat a sus terceras finales consecutivas. Veremos de qué es capaz en estas finales, sin duda, si el King está acertado, la serie estará cerca de caer del lado de los Heat.

Ahora, Lebron ya está más cerca de su segundo campeonato, el King sabe que si quiere discutirle a Jordan ser el mejor jugador de todos los tiempos, necesita anillos con los que discutirle el puesto, ante sí tiene una nueva oportunidad de conseguir la segunda corona, los números de Lebron le colocan tras la estela de Jordan, pero ahora lo que necesita son anillos, y parece que se ha puesto serio en busca de lograrlo.

Comentarios recientes