Pablo Laso el triunfo de un estilo

El técnico vitoriano demostró que su baloncesto también sirve para ganar títulos

Pablo Laso/lainformacion.com
Pablo Laso/lainformacion.com

Pablo Laso anoche parecía otro hombre tras finalizar el quinto encuentro que decidía la Final de la Liga Endesa en favor de un Real Madrid, que pese a mostrarse superior en el cómputo global de la eliminatoria, sufrió quizás demasiado para poder batir a un Barça que tiró de la épica en una final en la que dio la cara quizás más de lo esperado. Una final de la que fue justo vencedor un Real Madrid que se ganó el derecho a decidir en su pista, tras una temporada regular impecable. Muchos son ahora los que se suben al carro de Pablo Laso, pero el técnico vitoriano ha sabido adaptarse y crecer en esta final y ha demostrado a muchos que su estilo si es válido. Ahora toca disfrutar el momento, y seguir aprendiendo.

Pablo Laso creció viendo como todo un maestro de los banquillos, Pepe Laso, era todo un referente entre los técnicos españoles, como jugador siempre fue la extensión de su entrenador en la pista, tuvo grandes maestros de los que aprendió y supo coger lo mejor de cada uno de ellos, pero si alguien influyó en la carrera de Pablo Laso, primero como jugador y más tarde como entrenador fueron su padre, Pepe Laso y Manel Comas, con los que compartió equipo y vivencias que a buen seguro le habrán servido de mucho en estos años en los banquillos.

La llegada de Pablo Laso al Real Madrid se produjo tras la traumática salida del equipo de un Ettore Messina, al que supuestamente se le traía para desbancar a FC Barcelona Regal y acabó por convertirse en una pesadilla tanto para el técnico como para el club merengue. La apuesta por Laso trajo aire fresco a un Real Madrid, que por aquel entonces no tenía muy clara la apuesta por sus secciones y más tratándose de un baloncesto que tras la salida de Messina parecía más un problema que una solución para el club blanco.

Poco tiempo necesitó el técnico merengue para demostrar que se trataba de una apuesta acertada, el baloncesto atrevido y el juego ofensivo eran la seña de identidad de un Real Madrid que empezaba a enganchar a la gente al Palacio de los Deportes, y pronto les llegó la primera oportunidad de refrendar con un título el buen sabor de boca que el juego de los blancos dejaba entre unos aficionados que enganchados al juego alegre de los merengues volvían a llenar el Palacio, y bien que aprovecharon esa oportunidad, barriendo de la cancha en la final de la Copa del Rey al hasta entonces gran bestia negra de los hombres de Pablo Laso, el FC Barcelona Regal. Para esto fue básica la apuesta por el juego ofensivo que resume el estilo de juego de los blancos desde la llegada del técnico vitoriano al club blanco.

El Real Madrid, tras ganar la Copa se plantaba en la Final de la liga ACB frente a un Regal Barça que había ganado la liga regular. Y a punto estuvo de dar la gran sorpresa, sin duda el Marcelinhazo del Palau en el primer partido y la exhibición de CJ Wallace unida a la zona que planteó Xavi Pascual en un cuarto partido en el que el Real Madrid pudo ganar la liga, dejaron tocado a Pablo Laso, ya que el recurso táctico de Xavi Pascual acabó siendo clave en la victoria final culé.

Una temporada, un título, pero mucho más se ganó en la primera temporada de Laso al frente del club merengue, la gente volvía a tener ilusión en su equipo. Y la segunda temporada tras el flamante fichaje de Rudy Fernández empezaba con otro título en esta ocasión una Supercopa ACB, que demostraba que el Real Madrid iba en serio esta temporada. El paso por la liga regular del Real Madrid, era más que firme y así se plantaba en el Palau, invicto y enfrente tenía un Barça al que podía complicarle mucho su presencia en la Copa del Rey si caía derrotado. Pero ahí, surgió la figura de Juan Carlos Navarro, quien dando una auténtica exhibición en la que se fue hasta los 33 puntos, cuajó el que ha sido su mejor partido de la temporada.

Las dudas empezaron a surgir en el Madrid, y empezaron a alzarse las primeras voces sobre la validez del estilo de juego que había implantado Laso para poder ganar títulos importantes. Y llegó el momento clave en la temporada. Copa del Rey de Vitoria, el sorteo emparejó a Real Madrid y FC Barcelona Regal, en unos cuartos de final en los que los blancos eran claros favoritos, pero el carácter y la fe de los de Xavi Pascual llevaron el partido a una prórroga en la que se acabaron imponiendo y que les sirvió para alzarse en campeones del torneo de manera inesperada. Las primeras críticas empezaban a azotar a Laso, y muchas de ellas de los mismos que hoy alaban el juego de los blancos y al técnico vitoriano.

El sprint final de la temporada de los hombres de Laso, los llevaba hasta Londres, quizás allí aprendió Laso la lección que le faltaba, en semifinales se acabó vengando de la eliminación copera, y tras un espectacular último cuarto, remontaban al FC Barcelona Regal y se metían en la final. Una final que les enfrentaba al equipo con el que nadie contaba para ganar, el Olympiacos. El arranque del Real Madrid fue espectacular, pero los del Pireo a través de la defensa y de un despliegue físico descomunal se acabaron llevando una final que levantó la voz de alarma en el club blanco.

Zeljko Obradovic declaraba tras el partido "un equipo para ganar la Euroliga no puede estar 40 minutos corriendo". Este palo dirigido claramente a Pablo Laso, y a su estilo de juego. La crítica empezó entonces a dudar del estilo de la validez del estilo de juego, más bien. Finalmente el título de Liga Endesa, ha demostrado que sí es un estilo válido, pese a que no ha sido con este estilo precisamente, con el que se han proclamado campeones de la Liga Endesa.

Pero Laso ha crecido mucho como entrenador en estos dos años, y ha sabido ajustar su estilo a las exigencias de una final, en la que Xavi Pascual, sin duda le ha puesto a prueba. Su sistema de rotaciones, la apuesta por Llull como base en los momentos clave, la falta de juego interior, todo eso ha ido cambiando durante esta final, y ha demostrado que Laso, ha ido aprendiendo y ha crecido como entrenador.

No sabemos qué hubiera pasado si ayer un Barça que tiró de casta, que era lo único que le quedaba tras las bajas de Jawai, Navarro y Pete Mickeal, hubiera acabado ganando el quinto partido. Conjeturas puede haber muchas, pero para el baloncesto es una buena noticia que el aire fresco que el estilo de Laso ha aportado a la liga, trabaje con el tiempo suficiente para consolidar un proyecto. Eso sí, en el baloncesto no hay verdades absolutas, y tan válido ha demostrado ser un estilo atrevido como el de Laso, como el estilo de un Xavi Pascual, que también ha callado muchas bocas en esta final. El baloncesto español, sin duda cuenta con dos técnicos de primer nivel europeo, uno ya lo ha demostrado, y a Laso, le llegará su gran oportunidad la próxima temporada.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+

Comentarios recientes