Tiempo de reflexión para el FC Barcelona Regal

Tras caer de forma meritoria en la final, empieza la época de tomar decisiones

Joan Creus y Xavi Pascual
Joan Creus y Xavi Pascual

Finalizaba el quinto partido de la Liga Endesa, anoche en el Palacio de los Deportes, y la misma bocina que marcaba el final del encuentro, señalaba el inicio de la toma de decisiones en los despachos del FC Barcelona Regal, y será un verano bastante movido porque la renovación de la plantilla que empezaba a producirse ya en esta temporada tendrá que continuar durante la próxima. Sin duda, una renovación que por distintas razones no ha dado el resultado esperado esta campaña, y que tendrá que ser más acertada de cara a la próxima. Muchos nombres propios son los que manejará Joan Creus durante este verano, la renovación de una plantilla que viene de ganarlo todo es difícil, pero esta final ha dejado muy claro, que es más que necesaria.


El FC Barcelona Regal, cerraba anoche una campaña en la que el digno final realizado en la Final de Liga Endesa, no debería tapar la realidad de un equipo que ha bajado las prestaciones respecto a la campaña anterior, y que sólo los malabares de Xavi Pascual en la final han maquillado una temporada demasiado irregular para los blaugrana. Bien es cierto, y es justo reconocer que las bajas con las que afrontaba la final, el conjunto de Xavi Pascual, le ponía las cosas muy complicadas a los culés, un equipo que nunca se rindió, y que demostró tener un carácter competitivo digno de mención.

Finalizada la temporada en la pista, empieza el trabajo para Joan Creus, un Creus, que ya declaraba anoche tras el partido "no recuerdo ningún verano tranquilo desde que estoy en el Barça" sabiendo que se le avecina mucho trabajo durante el verano. Joan Creus y Xavi Pascual deben definir cual es la línea que quieren seguir en el Barça del futuro. La preocupante situación del juego interior, tras el fiasco de temporada que ha hecho Lorbek, pone en entredicho la apuesta realizada por el Barça en el pívot esloveno, el estado físico de Juan Carlos Navarro, que ya declaraba anoche "sí, seguramente descansaré de la selección este verano", debería hacer replantear al club culé cual va a ser el rol de "la bomba" en el equipo a partir de la próxima temporada, y el puesto de base, que sigue siendo el gran déficit blaugrana, y donde parece que Xavi Pascual no encuentra al jugador ideal, sin duda estos serán tres de los principales focos de atención de la renovación, pero habrá más.

Las primeras salidas del equipo parecen claras, así, la "oficiosa" despedida del equipo de Jawai, vía twitter, dejaba entrever que el aborigen no seguirá otra campaña en el Barça, al australiano le acompañará seguramente su compatriota Joe Ingles, parece que tanto Ingles, quien ayer cuajó un partido espectacular, como CJ Wallace no continuarán en el club la próxima temporada, falta por ver quienes serán sus sustitutos, la aportación de Mavrokefalidis al equipo ha sido más que positiva, pero el Barça necesita un "center" que releve a Tomic y no es esta la posición del griego, por su parte, un Alex Abrines que ha acabado siendo el jugador descartado en estas finales, ha dejado detalles de calidad durante la temporada, pero tendrá que demostrar la próxima campaña si ha madurado en esta su primera campaña en las filas blaugranas, y si él puede ser el sustituto de Ingles en la plantilla. La baja de Wallace, un jugador que ha sido muy irregular, obligará a la contratación de un 4 que abra el campo como hacía el americano en sus mejores momentos. Sólo la savia fresca de Todorovic, ha sido una gran noticia para el Barça en este tramo final de la temporada.

El relevo en las posiciones interiores, parece que ha sido el gran problema esta temporada en el Barça se dejó marchar a un seguro como Boni N'Dong, recientemente retirado del baloncesto, y su sustituto en el equipo Jawai, no reunía las características del pívot africano, por su parte, la intimidación y velocidad que le aportaba al juego un hombre como Fran Vázquez, no la ha aportado ningún jugador y eso ha acabado de romper la rotación interior culé.

Lorbek, es la pieza clave en todo el entramado blaugrana, el Barça hizo un esfuerzo económico importante para retenerlo y su temporada ha sido más que decepcionante, falta por ver si el club sigue apostando por él o por el contrario, busca fuera alguna opción que refuerce el juego interior azulgrana, y que sea determinante . La otra pieza es Pete Mickeal, sin lugar a duda, el mejor 3 que puede haber en Europa, y su baja no es fácil de cubrir, contando con que en un principio se prevé que siga siendo baja la próxima campaña lo cual deja una situación complicada para Joan Creus, quien como se ha demostrado en estas finales, necesita reforzar una posición de 3, que prácticamente tiene desierta esta temporada.

El puesto de base, es el gran caballo de batalla de Xavi Pascual, las 17 pérdidas en un partido clave como el de ayer, certifican que el Barça tiene un problema en la dirección que debería resolver. Parece que Marcelinho, continuará en el equipo formando pareja con Sada y la apuesta de Saras Jasikevicius, parece que ha salido, incluso mejor de lo esperado, sólo hay que ver la respuesta del lituano en un partido clave como el de ayer. Desde la primera temporada de Ricky Rubio en el Barça parece que ningún base es capaz de adaptarse a los esquemas de juego del técnico culé y la remodelación del equipo es posible que tenga que empezar por esa pieza, si la apuesta es por la terna actual, parece que habría que sentar las bases para otorgar al brasileño más libertad en el juego, que es como llegó a ser quien es tanto en el Joventut, como posteriormente en el baskonia. Veremos si Xavi, es capaz de encontrar ese punto intermedio, que le permita al brasileño desarrollar toda su creatividad sobre la cancha. Cuando Huertas ha estado bien en esta final, se ha visto al mejor Barça y eso lo sabe el técnico.

Sin duda, muchos nombres y muchas decisiones las que tiene que tomar la dupla que forman en el club blaugrana, Xavi Pascual y Joan Creus. Ambos deben ser conscientes, como decíamos que el digno papel que han desarrollado en esta final no debe tapar las carencias de un equipo que en el partido decisivo, y donde se juegan la temporada, demostraron estar a un nivel físico inferior al del rival, con la posición de alero sin cubrir y con tres hombres claves lesionados, sin duda todo ello como consecuencia de una mala planificación de la temporada, que tiene a ambos como responsables. Una temporada que acaba con un título de Copa del Rey, una final de Liga Endesa y la participación en la Final Four que sabe a poco, al malacostumbrado seguidor barcelonista.

Comentarios recientes