Mario Hezonja podría ir cedido a la Bruixa D'Or Manresa

Comenge quiere al croata y también se interesa en Eriksson y Creus

Mario Hezonja
Mario Hezonja

Mario Hezonja el prometedor alero croata fichado por el F.C. Barcelona el año pasado disputó la Adecco Oro a las órdenes de Borja Comenge, podría volver a estar bajo las órdenes del joven técnico de la cantera culé que recintemente se unía al proyecto de La Bruixa D'Or Manresa. El actual entrenador del conjunto del vallés ha manifestado su interés en volver a contar con él, ahora en la liga ACB, ya en la presentación el flamante nuevo técnico manresano, dejaba claros cuáles eran sus gustos de cara a reforzar el equipo la próxima temporada, y entre ellos destacaba a varios de sus ex pupilos en el Barça B, como Joan Creus jr, Markus Erikson o el propio Mario Hezonja.


El FC Barcelona se hizo el año pasado con uno de los diamantes en bruto del mercado europeo, el alero de 2,00 m Mario Hezonja. El jugador, con solo 17 años, ha sido la revelación de la temporada en la Adecco Oro con unos promedios de 14,5 puntos, 3,4 rebotes, 1,4 asistencias 1,9 recuperaciones y 2,9 faltas recibidas por partido demostrando una calidad física y técnica impropias de su edad. Sus números y su progresión han llevado a muchos a pensar que la Leb se le ha quedado pequeña. Sin embargo, el Barcelona prepara un megaproyecto para el año que viene y sus técnicos son conscientes de que será difícil encontrar minutos de calidad para un jugador aún en formación. Lo acontecido con Alex Abrines esta temporada ha abierto los ojos al cuerpo técnico blaugrana, y parece que no quiere que la progresión de un jugador que está destinado a ser determinante en un futuro inmediato, se quede estancada jugando una competición que se le ha quedado pequeña, o bien, tratando de ganarse minutos en un primer equipo en el que podría pasar una temporada prácticamente en blanco como le ha pasado a Alex Abrines.

Y con este panorama surge una opción que está ganando fuerza según avanzan las horas. La cesión podría ser beneficiosa para todas las partes, al menos a corto plazo. Hezonja podría continuar su progresión en una categoría más exigente que la Adecco Oro, Manresa se haría con un jugador de gran calidad para la posición de alero, debilitada tras el traspaso de Hanga al Laboral Kutxa, a un coste no muy elevado y el Barcelona conseguiría que el jugador acumule minutos en la ACB. El único inconveniente es que una gran temporada del croata podría catapultarle a los primeros puestos del draft de la NBA, donde ya se sigue con interés su evolución, y precipitar su salto a aquella liga sin llegar a jugar con el primer equipo del Barcelona.

Borja Comenge ya habló en su presentación como técnico de la Bruixa D'Or sobre esta posibilidad e incluso amplió sus objetivos a otros dos jugadores a los que dirigió en el filial azulgrana, Marcus Eriksson y Joan Creus. Eriksson pasó por las categorías inferiores del Manresa antes de fichar por el Barça y en el acuerdo de traspaso se incluyó una cláusula por la que, si el jugador era cedido a algún club ACB, el del Bages tendría preferencia. El sueco, de 1,96 m. de altura y 19 años, ha demostrado un buen nivel en la Adecco Oro destacando sobre todo por su extraordinario acierto en el lanzamiento de tres puntos, faceta que le ha servido para anotar triples decisivos en los últimos segundos de varios partidos.

En cuanto al base dejó el filial del Barcelona para jugar los últimos meses de la temporada ACB cedido en Manresa dejando muy buenas sensaciones para tratarse de un debutante. Su juego fue descarado y valiente, como corresponde a su edad, a pesar de lo cual no puede decirse que cometiera demasiados errores. Cuenta con un tiro de tres muy trabajado y una buena visión de juego y, aunque no puede decirse que su físico sea portentoso, sí que es muy rápido en sus desplazamientos en la pista lo que le permite presionar al base rival o hacer ayudas a sus compañeros en defensa. Su contrato con el Barça acaba de expirar y no está sujeto al derecho de tanteo por lo que podría fichar por cualquier equipo.

Así pues está el panorama para la cantera del FC Barcelona, que afronta este verano con muchos deberes por delante ya que la dirección técnica de la cantera culé con Joan Montes a la cabeza deberá escoger por quien sigue apostando de manera decidida, y qué jugadores han tenido ya, más oportunidades de las merecidas y pese a su juventud, y como ha sucedido en el caso de Joan Creus, deben empezar a forjarse fuera de la disciplina azulgrana, y en este sentido los nombres de Alex Zhigulin, Oriol Paulí el edetano Josep Pérez que año tras año demuestra que su nivel no deja de crecer y que junto a Willy Hernangómez lideran a la U-19 en el Mundial que se disputa estos días en la República Checa , son los que más fuerte suenan y que están pendientes de una decisión.

Comentarios recientes