Olympiacos, el proyecto que ha convencido a Spanoulis

Los griegos van camino de cerrar una de las plantillas más potentes de Europa

Olympiacos ha estado muy activo desde que se abrió el mercado y esa ha sido una de las claves de la probable renovación de Vassilis Spanoulis. Ahora el club de El Pireo desea cerrar su juego interior y Loukas Mavrokefalidis podría estar muy cerca de aceptar su oferta. Los griegos también han estado negociando con el Khimki ruso por Paul Davis. Además tratan de retener al alero Stratos Perperoglou a quien han presentado una oferta. Sin duda, algo cambió en el club griego con la derrota en la Final de París en 2010, a partir de aquella derrota frente al FC Barcelona con la mejor versión de Ricky Rubio, el club dio una giro en su política de fichajes, y los resultados no han podido ser mejores, campeón de Euroliga las dos últimas campañas, han convencido, a falta de firma, al mejor jugador de la Final Four para que permanezca en su "roster" tres años y de esta manera se ven capaces de volver a forjar un proyecto ganador, pero eso sí, desde la austeridad en los gastos que se marcaron hace ya tres temporadas, un modelo a seguir, Olympiacos.


Olympiacos está siendo uno de los grandes animadores del mercado europeo. Tras perder la liga griega frente a su gran rival, Panathinaikos, y pese a anunciar una nueva reducción de presupuesto para la próxima temporada, en la escuadra de El Pireo se están moviendo con celeridad y decisión y entre los grandes clubes del continente es de los que ha cerrado más operaciones a estas alturas del verano. La marcha de Hines al CSKA ha sido rápidamente compensada con las contrataciones de Brent “Air Georgia” Petway y de Cedric Simmons. Además han conseguido renovar a Acie Law por dos años y podrían estar a punto de lograr otro tanto con su gran estrella, Vassilis Spanoulis, con quien contarían los próximos tres años.

No obstante, los movimientos en el equipo parecen estar lejos de acabar. El objetivo ahora es fichar a otro jugador interior, Loukas Mavrokefalidis a quien han presentado una oferta de 1,2 millones y 2 temporadas. El ala-pívot de 28 años y 2,07 m, que disputó la final de la liga Endesa en las filas del Barcelona, ha valorado positivamente la propuesta de Olympiacos y estaría a punto de volver a vestir la camiseta rojiblanca en la que sería su tercera etapa en el club ateniense del que ya formó parte en las temporadas 2007-2008, 2009-2010 y 2010-2011.

También un viejo conocido de la afición española tras su paso por Santiago y Sevilla, Paul Davis, ha sonado como posible refuerzo para el juego interior. El norteamericano ha jugado esta temporada en el Khimki promediando 12 puntos y casi 5 rebotes por partido, unos números que ha conseguido elevar hasta los 13,4 puntos y 5,5 rebotes por partido en Euroliga y que le han valido para llevarse el MVP del top16. A pesar de sus méritos las dificultades económicas que atraviesa el conjunto ruso han obligado a ponerlo en el mercado. Según la web piratasdelbasket la oferta del Olympiacos al Khimki ascendería a 300.000 dólares, estando muy alejada de la cifra de 1 millón que pretenden recibir en su actual club para dejarle libre por lo que la negociación sigue abierta.

Aún le queda una última operación en curso al Olympiacos centrada en la figura de Stratos Perperoglou. El jugador de 28 años y 2,03 m. acababa contrato con ellos pero el club ha ejecutado una opción que tenía para intentar renovarle. El internacional por Grecia dispone ahora de un plazo de 7 días para presentar una oferta de otro club y Olympiacos tendría que igualarla si quiere evitar su marcha. Perperoglou llegó el verano pasado procedente de Panathinaikos con quienes había ganado 4 ligas, 3 copas y 2 Euroligas, y ha sido capaz de ganar otra Euroliga con los de el Pireo. Sin embargo, de confirmarse los rumores, el club que le estaría tentando no es otro que el Fenerbache, y lo haría por expreso deseo de su nuevo entrenador, Zeljko Obradovic, con quien ya coincidiera en su etapa de Panathinaikos. Una llamada del técnico más laureado de Europa es algo que hay que valorar cuando menos.

A tenor de estos movimientos, parece claro que Olympiacos está decidido a reinventarse de nuevo para formar un equipo capaz de revalidar por tercera vez consecutiva el título de Euroliga. Esta capacidad para, sobreponiéndose a las dificultades económicas, formar un grupo fuerte ha sido una de las claves para estar a punto de lograr la continuidad de Spanoulis con quien volverían a optar a todo.

De esta manera va cogiendo forma el proyecto del vigente campeón de Euroliga, quien año tras año, rastrea el mercado en busca de jugadores con hambre y que sean capaces de adaptarse a la austeridad que marca la política de salarios del club griego, quien tras la gran decepción sufrida en la Final Four de París donde cayeron de forma estrepitosa en la final frente al FC Barcelona de Ricky Rubio, optaron por cambiar la política del equipo.

Tras aquella final, Olympiacos realizó una apuesta arriesgada, se deshizo de jugadores como Teodosic o Schortsiantis que en aquellos momentos considerado como el mejor base de Europa, y uno de los "centers" más dominantes y apostó por la llegada de Vasilis Spanoulis al que como parece que va a suceder ahora, convencieron a través de un proyecto serio y no por el dinero, el griego se convirtió en el gran referente del equipo, e hizo olvidar pronto al serbio Teodosic. Reflotó el equipo con jugadores que renunciaron a salarios muy superiores por formar parte de un proyecto con hambre, y ficharon a un técnico como Ivkovic para el banquillo, con la gloria de la Euroliga a Olympiacos no se le nubló la vista y continuaron con la apuesta, jugadores como Acie Law, Sloukas o Pero Antic, formaban un "roster" duro y que nunca se rendía, y el premio volvía a ser una Euroliga y con un juego que de la mano de un magistral Georgios Bratzokas rozaba la perfección.

Ahora vuelven a tener ante sí, la tentación de perder la línea y de perder la cordura buscando refuerzos y renovaciones fuera del mercado, pero el ejemplo Spanoulis, sirve para ver que hay algo más que dinero, y los que apuestan por Olympiacos, lo hacen por un proyecto ilusionante y porque saben que si trabajan con la misma intensidad, volverán a estar cerca de la gloria. Sin duda, un club y un equipo que han entendido la situación en la que está el mercado de fichajes y que incluso con las restricciones del mercado, han sabido forjar el mejor equipo de Europa, de momento ya trabajan en el tercer proyecto y va teniendo muy buena pinta.

Comentarios recientes