Blusens cierra a Durand Scott

Los jugadores recién salidos de la NCAA son apuestas arriesgadas para los equipos ACB, pues para ellos supone su primera experiencia en el baloncesto profesional, sin embargo, ello no ha sido obstáculo para que Durand Scott se convierta en la segunda contratación del Blusens Monbus con esa característica. Este escolta jamaicano de 23 años y 1,96 m se convierte así en el cuarto fichaje de los gallegos de cara a la próxima campaña.

“El principal motivo del fichaje de Durand Scott es que tiene unas características que complementan a los jugadores de perímetro que ya tenemos en el Obradoiro.” Esta afirmación la realizaba ayer José Luis Mateo, director deportivo de la entidad compostelana, al anunciar la contratación del jugador. Lo cierto es que tanto él como Moncho López se convencieron de la conveniencia de fichar a Scott durante la liga de verano en la cual participó en el equipo de los Spurs.

El jamaicano fue uno de los jugadores más destacados de esa competición al igual que lo había sido en la NCAA en la que promedió 13,1 puntos, 4 rebotes, 2,6 asistencias y 1,5 robos en su último año. Al margen de sus números el escolta cuenta con el aval de haber sido nombrado mejor defensor de su conferencia, la ACC. Todo ello no le valió para ser elegido en el draft por ningún equipo, pero si ha atraído las miradas de varias escuadras en Europa siendo Obradoiro el que se ha hecho finalmente con sus servicios.

Scott es lo que se denomina comúnmente un jugador de equipo, dotado de un físico privilegiado y explosivo del que se sirve en ambos lados de la cancha. Atrás le gusta presionar al rival para robar la bola y poder salir al contraataque, delante aprovecha su capacidad atlética para buscar penetraciones y culminar sus acciones con espectacularidad y habilidad a partes iguales. Aunque no es su principal arma también puede lanzar desde fuera con porcentajes aceptables. Su pasaporte jamaicano supone otra ventaja adicional para el club pues podrá ocupar una plaza de ‘cotonu’.

Dadas sus características es de esperar que forme una excelente pareja con Alberto Corbacho a quien podrá ayudar en las tareas defensivas, en tanto que en ataque, al desarrollar su juego en zonas claramente diferenciadas de las del alero español, añadirá versatilidad a su equipo.

A falta de comprobar su adaptación al juego en Europa, en el que la regla de los pasos seguramente le dará más de un quebradero de cabeza, parece una apuesta ganadora por parte del Blusens y habrá que estar atento a su evolución. Queda pues en manos de ‘El Alquimista’ moldearlo para convertirlo en un jugador de oro.

Comentarios recientes