Se complica el fichaje de Spencer Nelson por Unicaja

Es difícil la situación que está viviendo el jugador norteamericano, teóricamente con la carta de libertad

Spencer Nelson está viviendo una situación muy complicada, sin equipo, pero con sus derechos pertenecientes al Herbalife Gran Canaria. La ACB está actuando en contra de sus propios intereses de cara a la imagen que ofrece a los aficionados al baloncesto y el deporte en general. Un jugador que eleva el nivel de la Liga Endesa, está a punto de tener que irse fuera, debido a las trabas que se le está poniendo para firmar por un equipo. El Unicaja está muy interesado en hacerse con los servicios del jugador, incluso ha presentado una oferta, pero ha sido rechazada por la Asociación de Clubes.

Spencer Nelson celebración

Hace casi un mes, Spencer Nelson abonaba su cláusula que ascendía a unos 30.000 euros. Entonces compraba su carta de libertad y, como es normal en estos casos, el jugador con pasaporte de Azerbaiyán quedaba libre para fichar por el equipo que se interesase en hacerlo. El Unicaja fue ese equipo y todo apuntaba a que acabaría jugando Euroliga en Los Guindos. Hasta ahí todo correcto, pero este no es como los demás casos, aquí hay un condicionante que puede que deshaga la posibilidad de ver a Nelson con la camiseta malagueña. Este inconveniente es que los derechos del jugador siguen siendo propiedad del Gran Canaria, algo inexplicable después de que pagara el jugador de Idaho por su libertad.

Al tener el "Granca" los derechos deportivos de Spencer Nelson, obliga al Unicaja a negociar con ellos y abonar nuevamente otra cantidad para obtener al jugador. Abonar dinero 2 veces para la libertad y fichaje de un jugador. Algo que no se entiende. En este punto se encuentra el Unicaja, que junto con U1st, la agencia que representa a Nelson, intentaron encontrar un vacío legal para que el conjunto malagueño no tuviera que negociar con el Gran Canaria. Con esa idea presentó una oferta por Nelson en la sede de la ACB, de forma que el club insular solo podría igualarla o renunciar a los derechos del jugador, pero la propia ACB ha rechazado esa oferta diciéndole al club de Los Guindos que negocie con el Herbalife Gran Canaria directamente.

En este punto se encuentra el Unicaja, indispuesto a pagar por un jugador que en teoría es "libre", ya está mirando otros jugadores para cubrir esa posición. También influye la tensión que existe entre ambos clubes después de que el Unicaja cerrara el fichaje de Ryan Toolson con la temporada aún en juego y que propicia que no quiera hacer ninguna negociación el conjunto malagueño por Spencer Nelson.

De esta forma, Nelson pagó por su libertad, pero sus derechos siguen perteneciendo al Gran Canaria, por lo que si algún equipo le quiere tendría que negociar con el club insular. Eso le ha pasado a Unicaja, que no está dispuesto a negociar por el jugador "libre". A partir de aquí, el futuro del jugador es una incógnita, lo que parece seguro es que en Málaga no acabará y que están privando a un jugador, que se lo ha ganado en el campo y que además abonó dinero de su bolsillo por su libertad, de jugar una competición superior como es la Euroliga, por lo menos en ese equipo. Además, la ACB puede perder a uno de los jugadores que el año pasado fue uno de los mejores de la competición y propició una de las sorpresas del Playoff.

En conclusión, este caso no hace bien ni a la imagen de la marca "ACB", ni al jugador que quiere aspirar a más, ni al equipo que desea contratarle, únicamente al Gran Canaria que ya se benefició económicamente por la salida del jugador, y que, con las normas que rigen la ACB, puede negociar la contratación por otro equipo de un jugador que ya se desvinculó del club. Algo que suena contradictorio.


Comentarios recientes