El nuevo Barça al ataque

Con el fichaje de Jacob Pullen, anunciado ayer, el Barcelona refuerza una posición, la de base, que despertó muchas dudas durante la pasada campaña y lo hace con un anotador, una característica que parece dominante entre sus contrataciones de este año. Además acumula hasta 15 jugadores para el primer equipo, todos con perfiles muy diferentes. En esta situación lo normal sería que solo se hablase de las posibles salidas del club, pero lo cierto es que la actualidad azulgrana está más pendiente de otra posible incorporación, la de Pete Mickeal.

La ausencia de Navarro en muchos partidos de la temporada pasada reveló ciertas carencias en el ataque del equipo y la secretaría técnica parece decidida a subsanarlas. De los cinco fichajes que se han realizado para reforzar al conjunto culé cuatro destacan por su capacidad de generar puntos y el quinto, fichado como especialista defensivo, viene de promediar 15,7 puntos por partido en la liga turca. Pero no solo la producción es importante, también lo es la zona de la pista donde se genera.

El Barcelona contaba el año pasado con tres pívots, Tomic, Jawai y Lorbek, y un alero, Mickeal, que sumaban muchas canastas con sus movimientos en la pintura, pero, cuando faltaba el capitán, a los rivales les bastaba con cerrarse y confiar en la escasa productividad de los exteriores azulgranas desde más allá del 6,75. Una característica común a Papanikolaou, Nachbar, Lampe y Pullen, el último fichaje, es su alto porcentaje desde la línea de 3. Unidos a Navarro, Oleson, Lorbek y Abrines, que con confianza ha demostrado gran acierto en el lanzamiento exterior, la táctica de colapsar la zona para impedir los movimientos de los pívots va a ser muy arriesgada para sus rivales la temporada próxima.

Otra característica que llama la atención de la extensa plantilla azulgrana es la variedad de perfiles que encontramos. Actualmente el Barcelona dispone de tres hombres para cada posición y en casi todas encontramos anotadores puros, Pullen, Navarro, Hezonja, Nachbar y Tomic, grandes defensores, Sada, Oleson, Rabaseda, Todorovic y Dorsey y jugadores ‘tipo’ Huertas, Navarro, Papanikolaou, Lorbek/Lampe y Tomic. Sorprende también el alto número de jugadores polivalentes, Abrines, Nachbar, Todorovic, Lampe y Lorbek, si se recupera bien de sus problemas en las rodillas, pueden alternar dos posiciones sin problemas. La riqueza táctica resultante de todo esto es enorme y si Xavi Pascual es capaz de aprovecharla el Barcelona será serio aspirante a todos los títulos; por otro lado dificulta enormemente a la secretaría técnica decidir sobre las posibles salidas, pues cualquiera supone perder una capacidad.

Unas salidas que habrán de producirse porque según todos los indicios el Barcelona aún planea realizar otra incorporación, la de Pete Mickeal. Durante semanas se ha estado especulando con la posible configuración final de la plantilla del Barcelona y en ninguna quiniela aparecía el nombre del alero norteamericano. Su edad y la gravedad de su enfermedad hacían pensar que su vuelta a las pistas no era más que una quimera, pero tratándose de Pete nada parece imposible y desde el club se ha trabajado en los fichajes con paciencia para dejar una plaza de extracomunitario libre, lista para su regreso. Ahora mundodeportivo informa que con un tratamiento que garantiza su salud y el manifiesto interés del jugador por volver, el club le ha comunicado que contarán con él si los informes médicos respaldan su vuelta.

Con él, siempre que consiga recuperar su nivel, el Barcelona contaría con una de las mejores parejas de aleros altos de Europa, una posición en la que podría diferenciarse del resto de sus rivales en el continente. Por tanto este es un movimiento estratégico que no pueden dejar pasar aunque suponga probablemente la salida de Rabaseda. El catalán, único representante de la institución en la selección española de baloncesto buscaría en otro equipo los minutos y el rol que Pascual le ha negado sistemáticamente. También podría significar la salida del croata Mario Hezonja, en este caso en forma de cesión, dado que se encontraría con escasísimas posibilidades de jugar y se cortaría su progresión.

Pero todo esto no son más que especulaciones. El momento en que se conocerá la plantilla definitiva del Barcelona se acerca y solo entonces se podrá analizar con propiedad y valorar sus posibilidades reales. En cualquier caso queda claro que será un plantel extraordinario con el que aspirar a todo.

Comentarios recientes