El Madrid cierra su plantilla

Marcus Slaughter atiende a la prensa
Marcus Slaughter atiende a la prensa

Con un comunicado en el que resaltan las cualidades del jugador el Real Madrid ha hecho oficial el que podría ser su último movimiento en el mercado, si es que puede hablarse en esos términos de la confirmación de la continuidad de Marcus Slaughter. El actual campeón de liga obtuvo el título con una plantilla bastante equilibrada y en la que muchos jugadores aportaban por lo que sus operaciones este verano han estado enfocadas a consolidar el proyecto y tapar alguna carencia.

Cuando se trata de clubes con el potencial económico del Madrid resulta difícil dar una plantilla por cerrada, pues cualquier contratiempo o cambio de planes puede dar lugar a una contratación, pero, a falta de la confirmación de la continuidad de Marcus Slaughter, la plantilla blanca estaba en esa situación desde hace semanas.

El norteamericano era la última pieza del puzle, esa que todo el mundo sabe que encaja y dónde y solo era cuestión de decidirse a terminar el trabajo. Y los rectores del equipo han decidido que fuese ahora. Podría haber sido la semana que viene o recién acabada la última liga, no importaba mucho, hacer oficial esta renovación por un año era un mero trámite. Es lo que pasa cuando tanto el club como el jugador están contentos con su relación.

La imagen que nos revela el puzle del equipo madrileño es la de una plantilla equilibrada, versátil y potente. Con piezas muy diferentes entre sí pero perfectamente complementarias que permitirán un impresionante abanico de posibilidades a nivel táctico.

Cuenta Laso con una línea exterior sobresaliente empezando por sus bases. Con Sergio Rodríguez perfectamente asentado dispone de un organizador creativo y de juego alegre. Llul puede asumir a la vez las funciones de revulsivo del ataque o de especialista defensivo, imprimiendo su carácter y su garra al juego del equipo. Finalmente, Dontaye Draper ofrece una buena defensa y un ritmo de juego diferente en ataque saliendo desde el banquillo.

En la posición de escolta encontramos a Jaycee Carroll uno de los mejores tiradores de la Euroliga, capaz de desatascar cualquier partido. Completarán la rotación en esta posición los minutos de Llul y un Rudy Fernández que también jugará de alero. El mallorquín es uno de los jugadores más talentosos que quedan en Europa y debe confirmar esta temporada su condición de jugador franquicia de los blancos, lo que le elevaría a la categoría de los Diamantidis, Spanoulis o Navarro.

La línea exterior se completa con dos buenos aleros, el norteamericano Tremmell Darden, que dejó muy buenas sensaciones en el playoff por el título, aportará potencia y experiencia y el prometedor Dani Díez, con sus 2,01 m, quizá el más físico de los que pueden ocupar esta posición como demuestra que llegara a jugar de ala-pívot en las categorías inferiores de la selección. Díez, que regresa de una cesión en San Sebastián donde ha mostrado una evolución constante en su juego, es un jugador muy joven al que Laso tendrá que buscar minutos en la amplia rotación del Madrid pero que, si continúa con su progresión, dará muchas alegrías a la afición blanca pues es de los mejores de su generación.

El juego interior es donde el equipo de la capital ha sufrido más cambios este verano. Continúan Marcus Slaughter, que seguirá encargándose de dar equilibrio defensivo al equipo, Niko Mirotic, que se ha convertido en uno de los mejores ala-pívots del continente y abre extraordinariamente el campo de ataque con su buena mano y un Felipe Reyes que parece estar viviendo una segunda juventud y se alzó con toda justicia con el MVP de la última final de la ACB.

A ellos se han unido los dos fichajes de este año, dos cincos puros. Salah Mejri es casi un recién llegado a esto del baloncesto pero su título de Jugador Revelación obtenido el pasado año le avala. Dotado de un físico excepcional, ayudará a Slaughter en el trabajo sucio, agregando además un extra de intimidación gracias a su altura. En cuanto a Ioannis Bourousis es simplemente uno de los mejores del continente en esta posición y aportará al Madrid algo de lo que adolecía la pasada campaña, la posibilidad de meter un balón dentro y que su pívot se genere una canasta. Por si esto fuera poco es un jugador con bastante buena mano lo que ampliará el repertorio táctico de Laso.

En definitiva, el Madrid afronta la temporada con una plantilla amplia, versátil, con potencia física y mucha calidad, una plantilla donde todos los jugadores pueden aportar en varias facetas y a la que será muy difícil batir. Ahora dependerá de Pablo Laso extraer de ella todo su potencial pero, a priori, los campeones de la ACB se presentan como candidatos a llevarse todos los títulos en juego.

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+