España coge el ritmo

Pleiss trata de evitar que Gasol reciba
Pleiss trata de evitar que Gasol reciba

La selección española ha jugado un fantástico partido de baloncesto en A Coruña lo que se ha traducido en una abultada victoria por 85-54 sobre Alemania. A pesar de tratarse tan solo del segundo partido de la gira de preparación resulta casi imposible poner reparos a la actuación del equipo nacional que se ha mostrado certero en ataque y férreo en defensa y ha mantenido un ritmo asfixiante del primer al último minuto.

Tan solo 4 días después del frio partido contra Polonia la selección española ha mostrado una cara totalmente distinta, hasta el punto de que resulta difícil explicar semejante metamorfosis salvo que el resultado del otro día se achaque a algún factor psicológico como los nervios del debut. A pesar de verse privados de Xavi Rey con problemas en un tobillo y de los escasos minutos de José Manuel Calderón, a quien se ha reservado tras su viaje relámpago a Dallas para presentarse con su nuevo equipo, los Mavericks, la selección ha impuesto un exigente ritmo que ha acabado desarbolando a los germanos pese a contar en su rotación con 14 hombres.

Como en el primer partido la selección española saltó al campo revolucionada y consiguió una pequeña renta pero a diferencia del día de Polonia la remontada de Alemania se quedó en un amago que no fue a mayores. Lo que sí creció fue la intensidad en ataque y defensa y la precisión en el tiro y el pase de los nuestros que nos han regalado momentos de extraordinaria brillantez a lo largo de todo el encuentro. La muestra de la superioridad de nuestro combinado son los parciales de los cuatro cuartos, 17-9, 21-11, 25-16, y 22-18, salvo el último, donde los jugadores se han dejado ir y los germanos han podido maquillar el resultado, todos se han ganado por al menos 8 puntos de diferencia.

En partidos así, en los que casi todos han aportado en todas las facetas resulta un poco injusto destacar a unos jugadores sobre otros, pero por números sobresale la aportación de Sergio Llul con 18 puntos en otros tantos minutos logrados a través de un 5 de 6 en triples y Marc Gasol que a sus 16 puntos ha añadido 6 rebotes. En la dirección han estado excelentes tanto Sergio Rodríguez, 7 puntos y 4 asistencias, como Ricky Rubio, 4 puntos y 9 asistencias, que han sido una auténtica pesadilla para la defensa germana con sus penetraciones.

El espectáculo ha venido de la mano de un Rudy Fernández muy activo que ha sumado 10 puntos deleitando al público gallego con sus mates, alley-oop a pase de Sergio Rodríguez incluido. Muy interesante ha sido también la aportación de Víctor Claver y Álex Mumbrú. El valenciano se ha soltado hoy un poco más y ha dejado muestras de su clase, un triple y una canasta tirándose hacia atrás para evitar el tapón, y de su capacidad atlética, culminando un alley oop a pase de Ricky y logrando 5 rebotes, en tanto que el alero catalán ha logrado 7 puntos y 4 rebotes en tan solo 14 minutos de juego. Por último hay que hacer mención al partido de Pablo Aguilar, quizás no tan llamativo por sus números como por lo cómodo que parece encontrarse sobre la cancha pese a ser debutante. La aportación del ala-pívot granadino ha sido diversa, 4 puntos, con un triple, 3 rebotes y un par de tapones, uno de ellos espectacular.



La dirección de Juan Antonio Orenga ha estado a la altura del partido de sus jugadores. Sus constantes rotaciones han permitido a sus hombres mantener una intensidad altísima todo el encuentro, pero sin cortar la racha de acierto de ningún jugador. La defensa individual ha estado muy atenta a las líneas de pase para cortar balones y poder salir al contraataque asfixiando en muchos momentos al ataque germano. La zona, que se ha practicado en el tercer cuarto, no ha dejado los espacios para el triple del primer partido y ha mantenido a los alemanes sin anotar durante más de 3 minutos. Además se ha mejorado en el rebote, 10 capturas más que nuestros rivales. Un detalle táctico muy interesante ha sido el hacer coincidir en pista a Víctor Claver con Álex Mumbrú ocupando las posiciones de 3 y de 4. Durante esos minutos el dominio del rebote ha sido total y han vuelto loca a la defensa germana intercambiando sus posiciones continuamente o posteando ambos a la vez mientras Marc Gasol ejercía de distribuidor del juego.

Por poner algunas notas negativas, Rudy, que ha hecho un excelente partido, sigue con malos porcentajes en el tiro de tres, hoy 0 de 3, aspecto de su juego que sería importante que recuperase de aquí al comienzo del Eurobasket y Fernanado San Emeterio no ha tenido una actuación muy brillante, aunque en ningún momento ha desentonado en las labores de equipo. Más preocupante es la falta de adaptación de Germán Gabriel. Aunque la endeble oposición germana le ha permitido acabar con unos números aceptables, 4 puntos, 4 rebotes y 4 faltas recibidas en solo 10 minutos, se le ha visto un poco perdido en la pista tomando malas decisiones y a punto de perder varias bolas.

Por parte Alemana sólo ha dado réplica el base Heiko Schaffartzik, a quien podría acusarse de cierto individualismo si no hubiera quedado meridianamente patente la inoperancia del resto de sus compañeros. Más allá de él lo único digno de mención en el equipo germano ha sido el Robin Benzing de los primeros minutos y los 7 rebotes de Tibor Pleiss. Hoy Alemania ha dejado una imagen muy pobre, algo que no se esperaba tras dos derrotas bastante dignas con la selección Francesa.

Con la cautela debida por las dudas que sobre su nivel ha dejado el rival puede afirmarse que esta selección tiene una pinta excelente y el partido de hoy ha sido un oasis en el que los menos adaptados al grupo han podido acercarse al ritmo de aquellos que están más acoplados. Una vez reagrupada, nuestra tropa encarará compromisos más exigentes en próximas fechas y allí estaremos para contároslo.

Comentarios recientes