New York Knicks vs Brooklyn Nets: El duelo por dominar la 'Gran Manzana'

Las dos franquicias neoyorquinas han bautizado una rivalidad por el dominio de la ciudad

New York Knicks y Brooklyn Nets han comenzado una dura pugna por monopolizar la ciudad de Nueva York durante los próximos años en la NBA. Ambas franquicias, con algunas declaraciones de intenciones de por medio, se han encargado de calentar un derbi que se presenta realmente apasionante.

La ciudad de Nueva York necesita un dueño, un equipo que se encargue de representar uno de los lugares más importantes del planeta en el baloncesto. Ese privilegio, hasta hoy, pertenecía a los Knicks, equipo neoyorquino por excelencia. Pero ahora, tras el desembarco de los lujosos Nets, diseñados por los petrodólares rusos de Mikhail Prokhorov, ese monopolio está en serio peligro. El nuevo equipo, situado en el barrio de Brooklyn, quiere derrocar a unos Knicks enfrascados en la imagen confusa de un Carmelo Anthony, cada vez más lejos de NYC y de la Conferencia Este.

Foto: Yahoo

Los Nets, anteriormente en la alejada New Jersey, nunca han gozado de una oportunidad de tal magnitud para arrebatar el dominio de la ciudad a los Knicks. La franquicia dirigida por Mike Woodson, los Knickerbockers, se fundaron en el 1946. En ese mismo instante, siendo uno de los equipos que disputaron el primer partido de la historia de la NBA, el conjunto neoyorquino comenzó a forjar una leyenda que derivó en una de las instituciones más importantes del deporte en general. A pesar de poseer tan sólo dos anillos de campeón, los Knicks están considerados como uno de los grandes, de esos equipos que explican el verdadero significado de la palabra baloncesto.

En frente, los Nets, fundados en 1967 pero en la NBA desde el 1976. Esta rivalidad, odiosa y rencorosa, comenzó ese mismo año. Tras cerrar el fichaje de Nate 'Tiny' Archibald después de la fusión realizada por ABA y NBA, los Knicks obligaron a los Nets a pagarle la cantidad de 4,8 millones de dólares por ''invadir'' su territorio. Este desembolso llegaba justo del pago de 3 millones de dólares que ejecutó el equipo neoyorquino a la dirección de la liga por su pase a ésta. De esta forma, los Knicks se encargaron personalmente de destrozar un proyecto que venía de ganar la ABA de la mano de un tal Julius Erving, que por aquella época ya ejercía de 'Dr.J'.

Roy Boe, máximo mandatario de aquellos Nets, encargó el traslado de la franquicia a Nueva Jersey, evitando así más conflictos con los rabiosos Knickerbockers, tras quedar último en la clasificación de la NBA. Hasta la temporada 1993-1994, no se volvió a ver y disfrutar de esta rivalidad en su máximo apogeo. Después de la trágica muerte de Drazen Petrovic, los Nets, contagiados por la magia del genio de Sibenik, se clasificaron para los Playoffs, en los que cayeron eliminados en primera ronda por aquellos Knicks de Patrick Ewing.

Después, llegó la época de Jason Kidd, trascendental para entender los próximos capítulos de esta cuarentona rivalidad. El genial base de San Francisco llevó a los Nets del nuevo milenio a realizar su mejor juego sobre una cancha de baloncesto. Por ello, tras su retiro del baloncesto en activo, la franquicia neoyorquina ha decidido contratarle como entrenador jefe. Sin experiencia, sin referencias, éxito o fracaso. Los Nets se han jugado gran parte de su prestigio con el fichaje de un head coach sin un sólo día de experiencia como tal. Algo francamente increíble, lo cual intentarán aprovechar para sacar a relucir su espíritu más corporativo.

Pero Kidd no llega sólo. Con él, aterrizan en New York, para sorpresa de muchos, dos auténticas leyendas viva de la liga. Kevin Garnett y Paul Pierce. Punta y puño de la espada céltica, que este año ha decidido dar un giro de 180 grados. Las dos ex estrellas de los Boston Celtics llegan a la centro financiero del mundo con el objetivo de poner el broche de oro a unas excepcionales carreras, que probablemente, se cerrarán en el novedoso Barclays Center.

Además, los Nets han incorporado jugadores de fondo de armario de la talla de Jason Terry, Andrei Kirilenko, Alan Anderson o Shaun Livingston, contando con la presencia de otras estrellas como Deron Williams, Brook Lopez o Joe Johnson. En definitiva, un equipo construido para conseguir llegar a la cima de la montaña, para convertir en realidad el sueño de ganar su primer anillo de campeón de la NBA.

Pero esto es cosa de dos. Los Knicks no se han quedado atrás y han vuelto a confeccionar una plantilla, en teoría, lista para llegar a las Finales de la NBA. Los hombres de Woodson llegan a la temporada 2013-2014 de la NBA con la convicción de mejorar los buenos resultados y las positivas sensaciones conseguidas durante el último curso baloncestístico. Carmelo Anthony continuará ejerciendo de líder, de timonel y de director general, en una franquicia que necesita de él para sobrevivir en la jungla del baloncesto estadounidense.

La incógnita sigue llamándose Amar'e Stoudemire y este año se le suma otro misterio con acento italiano llamado Andrea Bargnani. Jugadores con una clase monumental, pero con un margen de empeoramiento lineal. Metta World Peace, amnistiado por los Lakers, también llega al Madison Square Garden, el cual está deseando pisar y besar. El Jr de los Tim Hardaway, la defensa de Pablo Prigioni, el rap de Iman Shumpert, la peligrosidad de Raymond Felton y Keynon Martin, todo ello, también se podrá encontrar en New York.

Raymond Felton y Paul Pierce han sido los encargados de protagonizar el primer choque entre los nuevos Nets y los polémicos Knicks. Ambos jugadores se han enzarzado en una pelea verbal, en el que (no) casualmente, coinciden en que esta rivalidad tan sólo puede ir a más. “La rivalidad va a crecer, especialmente si Paul Pierce sigue diciendo toda esa basura cada semana. Se lo digo a todo el mundo: no me preocupa lo que haga Brooklyn. No me importa si tienen más victorias que nosotros, nosotros seguiremos llevando New York en el pecho. Ellos pueden decir que si Brooklyn esto o Brooklyn lo otro, y tendrán a Garnett y a Pierce. Vale, perfecto. Sabemos que van a ser buenos, pero también más viejos que el año pasado”, comentó Felton a 'SLAM'.

Foto: Getty Images

Meter en las mismas cuatro calles a Kevin Garnett, Carmelo Anthony, Raymond Felton, Paul Pierce, Metta World Peace y Keynon Martin, resulta cuanto menos peligroso. La rivalidad entre Garnett y Anthony vivió su máximo esplendor la pasada temporada, en la que el ala-pívot céltico le comentó a Carmelo mediante 'Trash Talking' que su madre estaba realmente rica entre cereales Cheeros. Algo que causó una gran polémica, pero que sobre todo, creó una rencilla que posiblemente veamos escenificada esta temporada en el escenario de New York.

El calendario de la próxima temporada de la NBA ha deparado dos Nets-Knicks en el mes de abril, a final de temporada, cuando ambos puedan estar jugándose algo más que puros sentimientos. Además, el primer enfrentamiento será el 5 de diciembre y el segundo el 20 de enero, en los que se podrían vivir los primeros capítulos de la serie 'C.S.I. New York'.

De esta manera, ya está todo preparado para vivir una de las rivalidades más latentes en el baloncesto actual. Brooklyn Nets y New York Knicks luchan, pugnan y combaten por el dominio de la ciudad más importante del mundo, el cual le otorgará el poder suficiente para enfrentarse a los todopoderosos Heat de Miami, que una vez más y sin que se le olvide al público, son los máximos candidatos a ganar el anillo de campeón.

DEBATE: ¿NEW YORK KNICKS O BROOKLYN NETS? ¿CON CUÁL TE QUEDAS? ¿IRÁ EN AUMENTO ESTA RIVALIDAD? ¿QUIÉN QUEDARÁ POR DELANTE DEL OTRO LA PRÓXIMA TEMPORADA?

Comentarios recientes