Un All-Star dividido entre las franquicias de 'New York'

Los Knicks serán el anfitrión, pero los Nets albergarán los actos previos al partido de las estrellas

La rivalidad entre Knicks y Nets no para de crecer, este verano está siendo una olla a presión la Gran Manzana que veremos si termina explotando en el partido que enfrentará a ambos el 5 de Diciembre. En este caso se trata de la celebración del All-Star en la ciudad de 'New York' lo que ha causado el debate, por saber quién sería el anfitrión y en qué actos participaría la otra franquicia. Lo que se tiene claro es que el 'All-Star game' de 2015 se celebrará en la Gran Manzana.

All-StarFOTO: facebook.com

Seis kilómetros y medio separan el Barclays Center del Madison Square Garden, los dos pabellones de las franquicias neoyorquinas, en las que, según el 'New York Post', se va a disputar el All-Star de 2015, pero la duda llegó en saber si será la de Carmelo o la de Pierce la franquicia anfitriona del evento. Finalmente, han llegado a un acuerdo entre Knicks, Nets y la NBA para que sea el equipo que luce el nombre de 'New York' en el pecho el que se encargue de ello. De esta forma, los actos del viernes y del sábado se celebrarán en Brooklyn, mientras que el partido de las estrellas se celebrará en el Madison.

No obstante, las 3 partes involucradas en esta negociación están planteándose realizar un All-Star a la inversa para el 2017 o 2018, es decir, que los actos del viernes y del sábado sea en el Madison y donde jueguen las estrellas de la NBA sea el Barclays Center, aunque eso es solo "una posibilidad", pues "nada ha sido concretado", apunta una fuente cercana a la liga.

Adam Silver no piensa que la rivalidad entre ambos equipos vaya a afectar al 'All-Star Weekend', "a nivel empresarial los dos equipos se llevan muy bien, es más Mikhail Prokhorov y Jim Dolan entienden en lo que respecta al negocio. La naturaleza de los equipos deportivos es ser muy competitivos, y es lo que nos gusta que sean, pero ellos reconocen también que, como compañeros de liga, esto es algo muy positivo para ambos".

Aunque sea muy pronto para organizar este evento, pues la NBA planea cada All-Star 2 años antes de que se celebre, es lógico que quieran tenerlo ya apalabrado, ya que al no ser un fin de semana de las estrellas 'normal' -y dada la rivalidad entre ambas franquicias-, la liga quiere tenerlo todo controlado y de ahí que ya se esté planificando el de 2017 o 2018 en el que los Nets pretenden ser los anfitriones.



Comentarios recientes