El verano de la FEB: Luces

A falta de la participación de la selección absoluta masculina en el Eurobasket de Eslovenia el resto de selecciones ya han acabado sus correspondientes torneos y la cosecha de metales está siendo notable, especialmente en las categorías femeninas. Parece un buen momento para hacer repaso de los éxitos de un verano que, afortunadamente, no es muy diferente de los de los últimos años y mencionar algunas sombras que se intuyen sobre el futuro.

Una de las responsabilidades de la Federación Española de Baloncesto son las selecciones en distintas categorías, tanto masculinas como femeninas y, a tenor de los resultados obtenidos, la labor de ‘scouting’ y la de los técnicos difícilmente podría mejorarse.

En lo que respecta a las categorías masculinas aún tiene que competir la selección absoluta, actualmente inmersa en los partidos de preparación del Eurobasket de Eslovenia, pero ya puede afirmarse que ha sido un verano realmente bueno y será excelente si los jugadores de Juan Antonio Orenga consiguen traerse algún metal.

Se han disputado 3 europeos y en todos se ha logrado medalla, dos bronces en categoría sub-18 y sub-20 y un oro en categoría sub-16. Ningún país en toda Europa ha manifestado tanta regularidad, y los resultados aún podrían haber sido mejores pues la sub-20 se ha visto privada de Álex Abrines, uno de los mejores jugadores de la categoría en nuestro país que se encontraba recuperándose de una lesión. También podría haber sido mejor el puesto de la sub-19 en el mundial de la categoría celebrado en Praga en el que nuestra selección ha quedado quinta, apeada de la lucha por las medallas en un mal partido en el cruce de cuartos.

Si los resultados en las categorías inferiores masculinas son excelentes los adjetivos se acaban cuando hablamos de las categorías femeninas. Las españolas han hecho pleno en los europeos: oro en categoría sub-16, oro en categoría sub-18, logrado ayer por la tarde, y oro en categoría sub-20. Tan solo han quedado fuera del podio en el mundial sub-19 en el que han sido cuartas.

Pero el mayor éxito en lo que llevamos de verano fue la medalla de oro conquistada por la selección absoluta femenina en el Eurobasket de Francia. En el adiós de dos jugadoras históricas como Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar se ha subido a lo más alto del podio y se ha confirmado que podemos esperar nuevos éxitos en los próximos años, no solo por la edad de las jugadoras básicas de la senior, sino también por las jugadoras que se irán incorporando los próximos años.

Parece complicado poder encontrar alguna sombra en un verano tan brillante por los metales conseguidos pero, observando con atención las selecciones inferiores masculinas, se aprecia una importante escasez de centímetros. Los únicos jugadores que rondan los 2,10 son el pívot del Real Madrid Guillermo Hernángomez y el de Baskonia Ilimane Diop que tiene la desventaja de su condición de nacionalizado. No es una situación alarmante aún pues los actuales pívots de la selección absoluta, Gasol y Rey, son relativamente jóvenes, 28 y 26 años de edad respectivamente, y lo más natural es que para otros campeonatos se pueda contar también con Serge Ibaka o Nicola Mirotic si finalmente decide jugar con España pero es una situación que debería vigilarse. Por otro lado los jugadores interiores son los que, generalmente, más tardan en desarrollarse y es posible que haya alguna perla, descartada en un primer momento, que acabe por explotar.

El verano de la FEB está siendo espléndido a nivel de selecciones, con magníficos resultados en la gran mayoría de las competiciones lo que supone una alegría para todos los aficionados. Pero la FEB no solo gestiona las selecciones sino también varias competiciones de clubes y, ocultas por el brillo de las medallas, ahí encontramos situaciones radicalmente distintas.

Comentarios recientes