España gana jugando apenas un cuarto

Marc Gasol y Pablo Aguilar tratan de taponar a un oponente
Marc Gasol y Pablo Aguilar tratan de taponar a un oponente

La selección ha hecho lo único que no debía hacer si quería que este partido le sirviese de algo, salir a la cancha sin intensidad ni concentración, pensando que había ganado sin jugar y buscando la floritura antes que la canasta lo que se ha traducido en un mal partido ante la afición murciana. Al menos una segunda parte un poco más seria y unos buenos minutos al comienzo del último cuarto han bastado para conseguir la victoria por 80 a 67.

España ha saltado a la cancha con la mentalidad de jugar una pachanga en lugar de un partido de preparación y ha dejado un pobre espectáculo en la primera parte. Los jugadores de Gran Bretaña no tendrán mucho nombre pero son atléticos y apretando en defensa y aprovechando nuestros errores en ataque para contraatacar cada vez han tenido bastante para alcanzar el descanso con empate en el marcador. En la segunda parte la selección ha apretado un poco en defensa y ha ido abriendo hueco hasta que con 5 minutos a su auténtico nivel ha disparado la diferencia hasta rozar los 20 puntos. A partir de ahí, más relajación, lo que ha permitido a los británicos rebajar la diferencia a 13.

Resulta muy difícil hacer ningún tipo de análisis o crítica a nivel táctico de semejante choque. No se han jugado muchos esquemas, se han perdido 16 balones y la batalla del rebote y Orenga se ha visto obligado a llamar varias veces la atención a sus hombres para que subieran la intensidad. La mejor prueba de que España ha jugado sin tensión ha sido el porcentaje de tiros libres, un 62,5%, 15/24 y las pocas faltas cometidas por España, solo 15, 4 de ellas de Aguilar.

Al menos algunos jugadores han aprovechado el encuentro para terminar de asentarse. Ricky Rubio ha demostrado que tiene un excelente tiro de media distancia y ha acabado como máximo anotador español con 14 puntos sin fallar un solo lanzamiento. También se ha visto a un Rudy Fernández bastante certero y más incisivo en ataque lo que le ha permitido sumar 12 puntos. Pero los dos jugadores que más han destacado han sido Pablo Aguilar y Fernando San Emeterio. El granadino ha estado muy sobrio y aunque ha tenido algunos problemas de faltas ha sabido mantenerse en el partido y lograr 12 puntos, con excelentes porcentajes, y 5 rebotes. Cada vez parece más claro que en Eslovenia será el ala-pívot titular. En cuanto al santanderino ha dado una clase magistral de cómo moverse sobre una cancha de baloncesto para obtener 10 puntos y 7 rebotes.

En la parte negativa hay que apuntar otro mal partido a Víctor Claver. Hoy, por la baja de Mumbrú, reservado por unas molestias, ha jugado algunos minutos de alero con un rendimiento tan escaso como cuando juega de ala-pívot. El otro jugador retratado ha sido Germán Gabriel. El veterano pívot ha disfrutado de más minutos de lo habitual pero se le percibía tan desubicado en muchos momentos del correcalles de la primera parte que Orenga se ha visto obligado a sentarlo.

Por el lado inglés han destacado Eric Boateng con 9 puntos y 9 rebotes, Myles Hesson con 9 puntos y 10 rebotes y Kyle Jonhson con 15 puntos. La selección de las islas ha demostrado pundonor y ha sabido venirse arriba mientras el partido se mantenía igualado.

Esperemos que esta noche en Zaragoza y ante el mismo rival los hombres de Juan Antonio Orenga se pongan el mono de trabajo y ofrezcan una mejor imagen, más acorde con los campeones de Europa y subcampeones olímpicos. El partido se podrá seguir a partir de las 22 h por la 1 de rtve. Además, la Federación y San Miguel 0,0, repitiendo la experiencia que ya llevaran a cabo en Madrid, repartirán 800 entradas entre personas en situación de desempleo. Para obtenerlas será necesario acercarse a la carpa FEB frente a las taquillas del Pabellón Príncipe Felipe a partir de las 10:00 de la mañana. A cada desempleado que acredite dicha situación se le proporcionarán 2 entradas para el partido.

Comentarios recientes