Los jugadores de la Selección: Bases

Se han acabado los partidos de preparación y aún faltan varios días para el comienzo del Eurobasket, parece buen momento para repasar a los componentes de nuestra selección y vamos a comenzar por los bases. Esta es probablemente la posición mejor cubierta en nuestro combinado y será un factor diferencial en Eslovenia pues ningún otro puede presumir de contar con tres de los mejores bases del continente, jugadores muy completos y de perfiles diferentes que garantizan el control del ritmo de partido en cualquier situación.

Para empezar tenemos a Ricky Rubio, una de las sensaciones de los Timberwolves de Minnesota. Tras una grave lesión ha vuelto a recuperar el nivel que le llevara a la NBA y no ha dudado en acudir a la llamada de la selección. Ricky es diferente, un jugador extremadamente talentoso al que le gusta arriesgar, tanto en defensa como en ataque. Siendo especialmente hábil en la recuperación de balones cortando la línea de pase a veces sus ansias de recobrar la bola dejan un agujero en la defensa. Igualmente, en determinadas ocasiones en el ataque, intenta dar pases complicados o que sólo ve él lo que provoca bastantes pérdidas.

Sin embargo, cuando está entonado, sus acciones levantan tanto al público de sus asientos como el ánimo de sus compañeros y suelen ser demoledoras para el rival. Su principal tara es su irregularidad en el lanzamiento de larga distancia aunque en los últimos partidos de la preparación ha mostrado un tiro de 4 o 5 metros rápido y certero. Sus otras armas en ataque suelen ser la penetración, bien para finalizar él bien para doblar a un compañero, y el pase, acabando la mayoría de encuentros como máximo asistente.

También contamos con Jose Manuel Calderón el excepcional nuevo base de Dallas Mavericks, nuestro base titular, siempre que se lo han permitido las lesiones, desde el mundial de 2006. Es el de ritmo más pausado, perfecto cuando se trata de mantener un partido bajo control y conservar ventajas pero no renuncia a correr si surge la posibilidad. Su certero tiro de tres le permite jugar incluso de escolta como hacía al principio de su carrera, apoyado entonces en su físico. Además es un excelente defensor siempre pendiente de ayudar a sus compañeros y a la vez muy difícil de superar uno contra uno.

Hemos dejado para el final a Sergio Rodríguez, fundamental en el Real Madrid y quizás el que ha demostrado estar en mejor forma de los tres en los partidos de preparación. Los mejores minutos de España han llegado casi siempre con él en pista sin importar si sus compañeros eran los titulares o los suplentes. Cuando sale siempre cambia el ritmo para imponer el suyo, le encanta jugar a la carrera e interpreta ese estilo como nadie siendo el mejor localizando al jugador en la situación más ventajosa. No defiende tan bien como sus dos compañeros de posición pero ha mejorado mucho en esa faceta en los últimos años y no desentona con el resto del equipo. Igualmente ha mejorado mucho en su lanzamiento de larga distancia y ha demostrado un acierto brutal en los finales de partido, también en los igualados, jugándose varios tiros decisivos.

España cuenta con tres bases de primerísimo nivel, dos de ellos juegan en la mejor liga del mundo y el tercero, tras varios años allí, ahora es pieza clave del campeón de liga y subcampeón de la Euroliga. Tal vez pueda discutirse si alguno de ellos es el mejor de un campeonato en el que también participan estrellas como Tony Parker o Vassilis Spanoulis pero lo que es incontrovertible es que ninguna selección cuenta con un trío con tanta calidad como el español. Buena parte de las opciones de la selección española de lograr algo en este campeonato pasarán por que su línea más sólida tenga una actuación sobresaliente, algo que parece garantizado con estos tres jugadores.

Comentarios recientes