Miami Heat, podría dar la oportunidad a Michael Beasley de volver a empezar

Tras ser escogido en el pick #2 de 2008 por los Heat, podría tener la opción de volver a empezar en Miami

Michael Beasley parece tener más vidas que un gato, y pese al historial negro de asuntos relacionados con las drogas, el alcohol y problemas policiales de todo tipo, parece que todavía sigue teniendo un gran cartel entre las franquicias de la NBA. Tras ser cortado por Phoenix Suns después de su última detención durante este verano, y perder el contrato de más de $ 8 millones que tenía firmados con los de Arizona, parece que el futuro de Beasley en la NBA se tornaba a negro, pero pese a todo, parece que es un tipo con suerte, porque como hay que calificar el hecho que avanzaba la web Yahoo!Sports.com, según la cual nada menos que los Heat estarían interesados en hacerse con sus servicios de cara a la próxima temporada. Sin duda, no estaría nada mal un cambio Phoenix por Miami, eso sí, los motivos del cambio no serían los más deseados. Los Heat pueden estar ofreciendo a Beasley su última oportunidad de demostrar todo lo que en su época de High School y universitaria demostrara, además de ello la lucha por el anillo sería una magnífica oportunidad para Beasley de centrarse en el baloncesto y limpiar su prestigio, veremos si el rumor toma forma, y se concreta una operación y una última oportunidad para la redención del hijo pródigo. Para Miami, qué duda cabe que juntar a Greg Oden y Michael Beasley es una apuesta más que arriesgada...eso sí, de salir bien, estaríamos hablando de la pareja interior que marcará el futuro de la liga. ¿Se arriesgará Pat Riley? estaremos atentos.

Verano de 2008, se acerca el momento del draft y todo el mundo maneja dos nombres para ocupar el número de ese draft, el menudo base de la Universidad de Memphis que fue capaz de llevar a esta universidad hasta las finales en las que caían derrotados ante los JayHawks de Kansas, ese jugador no era otro que el futuro MVP de la NBA, Derrick Rose. El otro candidato, venía de romper récords en su High School y de promediar más de 26 ppp y 12 rpp en la Universidad de Kansas State.

Finalmente los Bulls, escogieron a Derrick Rose como el base sobre el que construir una nueva dinastía, y Miami Heat se fijó en aquel power-forward que venía de batir récords en High School y la NCAA. A partir de ese momento, ya nada más tuvieron que ver aquellos dos jóvenes que apuntaban a estrella de la liga. Uno lo consiguió, hasta el punto de ser escogido como MVP de la "regular season" en la NBA la temporada 2011, siendo el único capaz de entrometerse en el reinado del "King" James, Derrick Rose siguió su progresión que solo se ha visto frenada hasta el momento por una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla izquierda que está a punto de dejar atrás.

El número #2 y en consecuencia el talento de aquel ala-pívot se lo llevaron los Heat, Michael Beasley tendría en Miami su oportunidad para demostrar todas sus condiciones en la liga. Pero sus inicios ya fueron mostrando el camino que iba a tomar como profesional. Durante el rookie program, Beasley junto al que sería su compañero de equipo Mario Chalmers fueron "cazados" fumando marihuana y con chicas en su habitación, la participación de Beasley en el asunto trascendió fechas después y fue multado por los Heat, finalmente tras dos temporadas en los Heat donde los problemas fuera de la pista eran más importantes que sus números dentro de ella, Michael Beasley acabó marchando a los Wolves de Minnesota, ahora, podría tener la oportunidad de regresar allí donde todo empezó y sin duda, oportunidades como esta sólo se dan una vez en la vida.

Miami Heat, según la información de Yahoo! Sports estaría interesado en contratar al problemático Beasley, sorprende la apuesta por Beasley siempre y cuando lo valoremos por lo que hace fuera de las canchas, pero quizás no por lo que produce dentro de la pista. En sus dos temporadas en los Heat, llegó a promediar 14.1 ppp en algo más de 30 mpp y tuvo actuaciones francamente que hacían pensar que confirmaría todo lo que apuntaba y se acabaría convirtiendo en una estrella de la liga.

Pat Riley confía en poder controlar a este jugador, una estructura fuerte como la que tienen los Heat y la posibilidad de luchar por el anillo serían razones más que de sobra para tratar de motivar a Beasley y que se replanteara su estilo de vida actual.

Desde el punto de vista de los Heat, sin duda apuesta arriesgada, eso sí, juntar a dos de los mejores talentos interiores de la liga, ambos por debajo de los 26 años y la posibilidad de que acaben explotando en Miami, puede ser una jugada maestra de Pat Riley. Si la pareja Greg Oden, Michael Beasley acabara funcionando, sin duda, sería una de las tres mejores parejas interiores de toda la NBA, lo que unido al Big three de los Heat, no es que hiciera soñar con un three-peat a los floridanos, sino que podríamos hablar de una dinastía con visos de poder hacer historia en la liga.

Veremos si finalmente acaba tomando forma lo que ahora mismo no pasa de rumor, los Heat, sin duda, no se lanzarán lanzarán al vacío sin un arnés que les sujete, y al igual que hicieron con Oden, buscarán un contrato bajo y corto, para que el jugador se gane en la pista un buen contrato en la liga, veremos si Beasley en el caso de concretarse esta oferta, es capaz de asumir el reto. De hacerlo, el anillo, la pareja que formaría con Oden y verlo junto a los Wade, Lebron y compañía, sería sin duda uno de los atractivos de la próxima temporada. En BdB estaremos atentos a lo que suceda, y os lo contaremos.

Comentarios recientes