Mario Chalmers da la bienvenida a Miami a Michael Beasley

Compañeros en la rookie class de 2008 y elegidos por Miami, el base será clave en la rehabilitación de Beasley

Michael Beasley&Mario Chalmers/fivemagazine.es
Michael Beasley&Mario Chalmers/fivemagazine.es

La figura de Mario Chalmers, se antoja básica en el proceso de adaptación de Michael Beasley a los Heat de Miami, ambos fueron compañeros de correrías en su etapa inicial en la liga, y ya en el rookie transition camp, protagonizaron uno de los primeros escarceos con el mundo de las drogas. Uno, supo reconducir su carrera, y es pieza básica en unos Heat que llevan dos anillos consecutivos de la NBA, el otro escogió el mal camino y tras ir dando tumbos por diversos equipos y seguir filtreando con las drogas y el alcohol, se ha encontrado con la gran, y probablemente última oportunidad, de relanzar su carrera.

La llegada de Michael Beasley ha cogido por sorpresa a más de uno, su fama ganada a pulso de jugador polémico y sus malos hábitos relacionados con las drogas y el alcohol, han truncado de pleno sus posibilidades en la liga, y le han convertido en un jugador mediocre, muy alejado de aquel que fuera elegido en su momento como mejor jugador de High School, o el mismo que deslumbró en Kansas State y promedió 26.2 ppp y 12.4rpp.

Ambos empezaron con mal pie en la liga, pero el base supo reconducir su situación y convertirse en un jugador clave en estos Heat que aspiran al threepeat. Pero esta año Chalmers va a tener más trabajo, y este lo tendrá que hacer fuera de la cancha, y es que sin duda, debe ser el jugador encargado de controlar a Beasley debido a su relación de amistad, y el que debe tratar de reconducirlo para que Beasley acabe siendo el fichaje que los Heat buscan con él, que no es otro que aquel que a punto estuvo de robarle el pick #1 del draft de 2008 al mismísimo Derrick Rose.

Veremos si es capaz de hacerlo, lo que a buen seguro esperan los Heat es que no se produzca la inversión al contrario, y sea Beasley el que avive las cenizas de la malas costumbres en Chalmers. Veremos qué sucede, de momento Chalmers muestra su alegría por la llegada del que es su amigo, veremos si, a partir de ahí, es capaz de ayudarle en su redención.

Comentarios recientes